Samsung vuelve a las pantallas pequeñas con el Galaxy Pocket

COMPARTIR TWITTEAR

Samsung presenta un nuevo integrante de la familia Galaxy, el Samsung Galaxy Pocket. Ya su nombre nos indica que una de sus principales características es su tamaño compacto que le permite entrar muy fácilmente en el bolsillo. Con la pretensión de ser un terminal de gama baja, ideal para iniciarse en el mundo de los smartphones, Samsung vuelve a las pantallas pequeñas

Galaxy Pocket

Curiosamente llevo unos días pensando en cómo han cambiado las tendencias en cuanto a teléfonos móviles. Hace no tanto tiempo todos los diseñadores de móviles tenían la misma idea en mente: hacer dispositivos cada vez más pequeños, ligeros y manejables. Pero, entonces, llegó el iPhone y cambió nuestra forma de pensar, y cambió el tamaño de la pantalla (entre otras muchas cosas, claro).

Obviamente la diferencia más significativa fue el terminal en sí: de un dispositivo que era “simplemente” un teléfono (aunque con muchas opciones multimedia, como televisión por 3G), pasamos a un smartphone, básicamente un ordenador en nuestro bolsillo. Este nuevo terminal tenía multitud de opciones, pero necesitaba un espacio mayor, además de que, para disfrutar mejor de los contenidos multimedia, se requería una pantalla de mayor tamaño (y mejor calidad, pero esa es otra historia).

Todo esto viene a cuenta del nuevo terminal de Samsung, el Samsung Galaxy Pocket, con el que la compañía coreana parece que vuelve a aquellas pequeñas pantallas, sin dejar de lado las grandes como la del Galaxy Note, por supuesto (del que tienes nuestra videoreview aquí). Con un procesador de 800 MHz, como el Galaxy Mini 2, una pantalla de 2,8 pulgadas con una resolución de pantalla de 320×240 QVGA, una memoria interna de 3 GB ampliables y una batería de 1200 mAh, es un terminal bastante potente, aunque aún no conocemos el tamaño de su memoria RAM. Tendrá un precio aproximado de 140 € y estará disponible en el Reino Unido a finales de este año. Estas son todas sus características:

  • Red – HSDPA 3.6UMTS 900/2100; EDGE / GPRS 850/900/1800/1900
  • Procesador de 832MHz
  • Pantalla: 2,8″ QVGA (240 × 320) TN LCD
  • Sistema Operativo: Android 2.3 (Gingerbread)
  • Cámara trasera: 2 megapíxeles de foco fijo
  • Vídeo: MPEG4, H.263, H.264; reproducción WVGA a 30fps y grabación: QVGA a 15fps
  • Audio: MP3, OGG, AAC, AAC +, eAAC +, AMR-NB, AMR-WB, WAV, MID, IMY 3,5mm jack EAR, Radio FM estéreo con RDS
  • Otros: Samsung TouchWiz UX, Samsung Apps, Samsung Kies, Social Hub, Samsung Chaton
  • Conectividad: A-GPS, Bluetooth ® v 3.0, USB 2.0, Wi-Fi b / g / n
  • Memoria: 3 GB de memoria de usuario, ampliable mediante microSD (hasta 32GB)
  • Dimensiones: 103,7 x 57,5 x 12 mm, 97g
  • Batería: Batería estándar, Li-Ion 1200 mAh

Desde luego, son necesarios terminales con precios asequibles, ya que no todos necesitamos tener el último modelo con choporrocientos núcleos. El problema vendrá cuando alguien con un terminal de estas características pretenda mover aplicaciones que ve en otros, por ejemplo, Galaxy de alta gama. Además, que hay otros modelos en el mercado con características similares, como el Huawei u8650 a menor precio (por 79 euros lo tenemos en prepago), y otra observación, no sé si será por el tamaño de mis dedos o por haberme acostumbrado a otros tamaños (las 3,7 pulgadas de mi anterior Desire), pero he probado modelos como el Galaxy Mini (con 3,14”) y el Galaxy Ace (con 3,5”) y me resultan muy incómodos para interactuar con la pantalla (juegos, navegación y, sobre todo, teclear).

Y vosotros, ¿qué pensáis de este modelo? ¿Creéis que es una política acertada?

    COMPARTIR TWITTEAR

    Comentarios

    ¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

    follow us in feedly

    Nuestros blogs