Complementa a tu Android con un buen reloj

COMPARTIR TWITTEAR

¿Eres un auténtico enfermo del móvil y lo tienes que sacar cada dos por tres para consultar un email, mensajes o llamadas? ¿Tienes tu terminal en el bolso y nunca te enteras de cuando te llaman? Te presentamos los accesorios que intentarán romper el mercado este año: Los smartwatch. Para ocasiones serias o para cuando hagas deporte, aquí tienes las tres principales alternativas que más fuerte van a pegar. ¡Y atento, porque con ellas tu factor “cool” y “geek” podrían elevarse a límites insospechados!

Primero fueron los ordenadores de sobremesa, después los portátiles, los ultraportátiles y por último los smartphones. ¿Y a que no sabéis que es lo que viene después? Los ordenadores “de vestir” (wearable computers). Pero antes de que nuestros próximos pantalones lleven incorporados WiFi, lo que está de moda y no deberías perder de vista son los smartwatch.

¿Qué es un Smartwatch?

La moda geek podría decirse que la inventaron Sony con su Liveview y, en cierto modo, Apple con su iPod Nano, al que le puedes enganchar una correa y hacerlo funcionar como un reloj. Pero el smartwatch va más allá. Básicamente son relojes de muñeca que tienen la capacidad de conectarse a través de Bluetooth con tu teléfono móvil. De repente, te olvidas por completo de sacarlo de tu bolsillo. Todas las notificaciones, llamadas, mensajes e incluso el control de la música lo puedes hacer desde tu muñeca. Habitualmente suelen incluir un pequeño motor de vibración. ¡Ideal para aquellos que no se enteran porque tienen el teléfono en la mochila o en el bolso!

Sony Smartwatch

Foto de Prensa del Sony Smartwatch

El justo heredero del Sony Liveview, y el único que encontrarás de segunda generación. Lo que más llama su atención es la pequeña pantalla OLED a todo color de 1.3”. Posee controles touch y un simple botón de encender/apagar. Dispone de una conexión Bluetooth 3.0 que sirve de enlace con tu teléfono.

No hay mucho que decir sobre él. Es compatible con cualquier teléfono Android que tenga 2.1 o superior, a través de una app disponible en el Google Play. Los servicios por defecto que incorpora el Smartwatch son los habituales: Tiene la capacidad de leer mensajes sms y email y recordatorios del calendario. Si alguien te llama aparecerá la llamada y podrás ponerlo en silencio, colgar o descolgar. Al poder funcionar con un headset Bluetooth, las llamadas pueden pasarse directamente a él. Adicionalmente tiene integración con la lectura de redes sociales: Twitter y Facebook y control de la música. ¡Ah! ¡Y te dice la hora!

Esto es nada mas sacarlo de la caja. El Sony Liveview y el Smartwatch cuentan con un SDK para aplicaciones Android. En la Google Play Store, existen multitud de plug-ins de las cuales puedes usar 255 a la vez en el reloj, extendiendo su funcionalidad a consulta del tiempo desde el reloj o que te muestre un pequeño mapa de la zona en la que estás.

Sony Smartwatch visto desde el lateral

Según las especificaciones de Sony, el Smartwatch dura hasta una semana con poco uso, tres – cuatro días a uso normal y uno en uso intensivo. Como ya sabemos como se las gastan los fabricantes con la duración de la batería, y sin tener uno todavía en la mano, te recomendamos que lo cargues una vez al día.

Trae incluido un clip para llevarlo por ejemplo, en una mochila, cuaderno, bolsillo… y una correa en negro, aunque se espera que se comercialicen aparte en varios colores, como azúl, blanco o rosa. Su precio en los EE.UU. es de 159$ o de 89€ según Amazon.com y Amazon.de respectivamente.

Pebble

¿Quién dijo que sólo las grandes empresas podían crear productos interesantes? Otro smartwatch que dará mucho de que hablar será el Pebble. Pebble es el segundo proyecto de una pequeña startup que ya había hecho un producto similar para Blackberry, el inPulse Smartwatch. No en vano han sido uno de los proyectos más existosos de la página de crowdfunding Kickstarter, sino que han obtenido un 1000% de dinero del que requerían, consiguiendo vender más de 85.000 Pebbles y 10 millones de dólares en financiación.

Pebble a primera vista es mucho más “de vestir” y más serio de lo que parece el Sony Smartwatch. Se “vende” en diferentes colores, aunque según aseguran es compatible con cualquier correa de 22mm.

La primera diferencia es la pantalla. Con una resolución más alta que el de Sony (144x168px frente a 128×128); pero únicamente con pantalla e-Ink en blanco y negro; en teoría para una mayor duración de la batería (más de 7 días, aseguran). Carece de los controles táctiles del Smartwatch, punto que se lleva el accesorio de Sony. Al ser tinta electrónica, el Pebble requiere de backlight para los momentos de oscuridad, cosa que lleva incorporada.

Gracias a todo el dinero que han sacado de los colaboradores, han pasado de una especificación inicial de Bluetooth 2.1 a 4.0. Al motor vibratorio le han añadido un acelerómetro de 3 ejes, lo que lo hace (si existe algo para sacarle partido) en ese campo algo más avanzado que el Smartwatch.

Los últimos extras que trae son cuatro botones de control y es resistente al agua y con cristal reforzado; por si te enamoras tanto de tu Pebble que quieres bañarte con él, fregar con él, jugar al tenis con él…

A nivel de funcionalidad, tiene aproximadamente la misma que el Smartwatch, lo que puede que se convierta en un mínimo básico para todos los presentes y futuros. Según el equipo de Pebble, sacarán un SDK y una tienda para que puedas descargarte, por ejemplo, diferentes aplicaciones o skins para el reloj.

Pebble no está disponible hasta finales de año y parece ser que el precio rondará los 150$.

MOTOACTV

Imagen del Motorola MOTOACTV

Esto más que ser un Smartwatch es un Android de muñeca. Motorola ha enfocado su producto principalmente al deporte, equipándolo con WiFi, Bluetooth 4.0, Radio FM y con un sensor ANT+ para conectarlo a otros aparatos como pulsómetros y similares. Lo mueve un corazón de 600MHz, concretamente un OMAP3 con 256Mb de RAM y una GPU PowerVR y lleva cargado un Android 2.3.4 con una resolución de 176×220. De extras incluye prácticamente todo el hardware de un terminal de gama baja: Acelerómetros, GPS y una salida de 3.5mm para el audio.

¿Por qué son importantes estos datos? Realmente el MOTOACTV es un dispositivo independiente, a diferencia de los otros dos anteriores y puede funcionar por sí mismo y cuenta con versiones de 8 o 16Gb de almacenamiento, principalmente para apps y música, aunque con ciertos “arreglillos” es posible modificarlo para que se convierta en un auténtico Android capaz de ejecutar aplicaciones (dicen que Angry Birds no funciona muy mal). En cualquier caso, se puede emparejar con tu teléfono y contestar llamadas o hacer las funciones de headset.

MOTOACTV imagen comercial

Sobre autonomía, Motorola promete un “tiempo de reproducción de 20 horas” (toda una declaración de intenciones) y 320 horas en espera. Como el MOTOACTV no está pensado para un uso tan continuo como el Smartwatch o el Pebble, realmente me parece una carga más que suficiente para una sesión de entrenamiento larga. Por cierto, **resistente a arañazos gracias al Gorilla Glass, a la lluvia y al sudor. **

Detrás de un launcher personalizado, como hemos dicho, se encuentra una versión de Android 2.3.4. Eso significa que a priori, podréis encontrar aplicaciones en el Google Play Store que aumenten su funcionalidad. Actualmente, según la página de Motorola, el MOTOACTV cuenta con un plugin para manejo de llamadas, otro para el tiempo y otro para gestionar partidas de golf. Por defecto os lleváis un planificador de entrenamientos que os podéis sincronizar vía web, mapeos de rutas e integración con Google Maps.

El MOTOACTV se puede encontrar en torno a los 300€, por ejemplo, en Amazon.de.

I’m watch

Versiones del I'm Color Smartwatch

Otra maravilla, en este caso de fabricación italiana, nos promete estilo para todos los bolsillos y móviles. Este modelo de smartwatch pretende enamorarte con un producto quizá más premium que el resto de los smartwatch de los que hemos hablado anteriormente.

Lo primero que destaca es su potencia y pantalla. Un procesador Freescale a 450MHz con 128Mb de RAM y una pantalla de 240×240 píxeles TFT LCD de aproximadamente 1.6”. Cuenta con 4Gb de almacenamiento interno con el que podrás llenar de música y fotos con las que fardar delante de tus amigos. Dispone de un micrófono y un altavoz incorporado para poder recibir y atender llamadas directamente de tu muñeca.

Un punto interesante es que no sólo se conecta por Bluetooth con tu teléfono móvil (recordamos, soporta iOS, Android y BlackBerry), si no que es capaz de aprovechar la función de Tethering de ellos para directamente conectar con Internet gracias a su servicio I’m Cloud. Aunque al igual que sus competidores dispone de una tienda de aplicaciones, viene completísimo, como un reproductor de música, visor de imágenes, Twitter, Facebook, mail, sincronización con Google, app para envío de SMS y llamadas (a través de tu móvil, claro). El secreto detrás del I’m watch es un Android 1.6 que lleva instalado.

Otra de las cosas que sorprende es su amplio abanico de colores y gamas. En la tienda disponen actualmente de siete colores para su versión más básica, el I’m Color, con correa de silicona, doce para su versión más profesional I’m Tech en la que ya alternan con otros materiales como titanio, magnesio o carbono y otras tantas para su versión de lujo I’m Jewel en materiales como oro, plata y diamantes.

La disponibilidad del I’m Watch en sus diferentes versiones, asegura el fabricante, está en torno a junio, y puedes encontrarlos en su tienda, de momento a precios relativamente módicos. El I’m Color cuesta aproximadamente 300€, el I’m Tech entre 500 y 1.000€ dependiendo del material y de manera similar, el I’m Jewel entre 1.500 y 15.000€ para los bolsillos más profundos.

COMPARTIR TWITTEAR

7 comentarios

¿Algo que decir? ¡Deja tu huella!

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs