HTC One S, análisis tras unos días de uso

COMPARTIR TWITTEAR

Ya pudimos echarle un ojo en el MWC 2012 en Barcelona, pero esta vez nos ha llegado a nuestras manos, y nos lo hemos mirado con lupa. Así que si estáis dubitativos de si adquirir o no este terminal, por muchas de sus bondades, no os podéis perder el artículo a continuación.

HTC One S parte frontal

El HTC One S ya ha llegado al mercado, libre y también con algunas operadoras, por lo que tenemos distintas formas de adquirirlo. Así que ya no hay excusa para no disfrutar del nuevo teléfono de la firma taiwanesa. Ya vimos cómo se movía este terminal en el MWC 2012 y en vídeo. Pero esta vez hemos tenido la oportunidad de tenerlo unos días entre nuestros intranquilos dedos y nos disponemos a plasmaros toda la verdad sobre el segundo de a bordo de la generación HTC One.

Aspecto

Creo que hay pocas dudas al respecto del trabajo que hace HTC en sus materiales. Pero en este caso, les ha salido una hornada defectuosa en sus modelos negros, que provoca un rápido desgaste externo de su novedoso acabado cerámico, no obstante HTC asegura que reparará todos los móviles defectuosos gratuitamente. Este acabado es el culpable de que su peso sea de tan solo 119,5 gr.

El tacto de estos materiales es excelente, pero debo decir que veo reflejado el sudor de mis manos en él, aunque rápidamente se diluye. De todas formas soy del tipo de personas que no se arriesgaría, y lo llevaría siempre encajado dentro de alguna fantástica funda protectora. El diseño es un tanto continuista, pero esta vez muy delgado, gracias en gran parte a su carcasa unybody, que conlleva unas ergonómicas dimensiones de 130,9 x 65 x 7,8 mm. Por contra no podemos extraer la batería.

No me gusta que el altavoz esté en su parte inferior trasera, porque muchos de nosotros consumimos contenido multimedia, y o bien lo sostenemos con nuestra mano, o bien lo dejamos encima de una superficie, con lo que si el altavoz estuviese en la parte delantera, podríamos disfrutar más de Beats Audio.

Si nos fijamos en su botonera, observamos solamente 3 botones táctiles al estilo Ice Cream Sandwich (Atrás, Home y Multitarea). En mi opinión, prescindiría del Multitask, para tenerlo con una pulsación continuada en Home, y añadiría el útil botón de búsqueda, junto con el de opciones, a la vieja usanza. Este último especialmente importante, a la espera de futuras actualizaciones, porque en aplicaciones como WhatsApp, Dolphin, Twitter o en toda la interfície de Go Launcher, nos encontramos con la parte inferior de la pantalla comida por la necesidad de tener un acceso a opciones, como vemos en la imagen.

Molesta barra de opciones inferior negra

Software

En este apartado hay dos puntos positivos claros, el primero es que cuenta con Android 4.0 Ice Cream Sandwich de fábrica, y el segundo la renovación de la capa de personalización de HTC Sense 4.

La nueva remodelación de Sense, nos lleva a un universo más simplista, menos recargado y con menos efectos, que se traslada en un rendimiento mayor. Pasamos ahora a ver los detalles que más me han llamado la atención de este nuevo Sense:

Pantalla de desbloqueo, inicio y menú de apps

Pantalla de desbloqueo

La pantalla de desbloqueo sigue siendo prácticamente la misma, con el bonito anillo, y sus accesos directos, pudiendo escoger entre distintas apariencias, por ejemplo incluyendo un widget de contactos. En este caso, los accesos directos no son totalmente configurables, porque son los mismos que tendríamos en el dock.

Nos trae también novedades típicas asociadas con Ice Cream Sandwich, como poder acceder a nuestras notificaciones sin tener que desbloquear el terminal. No sin problemas, ya que si intentamos abrir una notificación de, por ejemplo, WhatsApp por este método, nos lleva de nuevo a la pantalla de desbloqueo.

Barra notificaciones

La barra de notificaciones también se ha visto simplificada, en este caso con un paso atrás, porque no tenemos accesos a los típicos Toggles con los que accedíamos a distintas opciones del sistema. Esta vez solo tenemos acceso a los Ajustes. En cambio, como punto positivo, agrupa la funcionalidad de Ice Cream Sandwich de poder borrar notificaciones una a una desplazando a un lado.

Widgets

Con una pulsación continuada en el escritorio accedemos a una realmente intuitiva pantalla de widgets. En la parte superior nuestros distintos escritorios en miniatura, en medio los elementos a seleccionar, y en la parte inferior la posibilidad de escoger entre widgets, accesos directos a apps, o bien acciones rápidas. En cuanto a la calidad y número (Calculadora, reloj, funciones de sistema, música, etc.) de widgets propios de HTC, en su línea, excelentes.

Gestor de tareas

Aquí nos encontramos con una personalización en la apariencia del gestor que me gusta especialmente. Como vemos tenemos una vista grande de las aplicaciones abiertas, con unos bonitos efectos al pasar de una a otra. Aplicaciones que cerramos tan solo con deslizar verticalmente.

Barra notificaciones, widgets y multitask

Otras aspectos destacados

Mención también a distintas pequeñas novedades en la interfaz:

  • Teclado con tonos oscuros, teclas muy grandes, y la incorporación de una barra de navegación inferior, que ocupa mucho espacio, aunque nos puede venir bien en tareas delicadas.

  • Menú de apps con scroll horizontal, y con la opción de desinstalar la aplicación con tan solo mantenerla pulsada.

  • Integración de SoundHound con la aplicación de música.

  • He podido probar un HTC One S de Orange, y debo deciros que tiene un icono de navegador distinto al modelo libre, y que no se puede cambiar la página de inicio (Orange). No obstante, recomiendo el terminal sea libre o no, de todos es sabido que existen alternativas como Dolphin, o el novedoso Chrome.

Hardware

Como segundo de a bordo de la gama One de HTC cuenta con un procesador de doble núcleo a 1,5 GHz, concretamente el Snapdragon S4, con un rendimiento impresionante, sobretodo respecto al HTC One X. Procesador complementado por 1 GB de RAM, 16 GB de memoria interna y una batería de 1650 mAh (Sin alardes, pero suficiente.). Finalmente cuenta con servicios como Beats Audio, conexión MHL, o Bluetooth 4.0, pero sin el novedoso NFC, punto negativo.

El HTC One S solo acepta Micro Sim, no las antiguas Sim. Su acceso es un tanto dificultoso, al menos para mi. Se accede mediante su parte superior trasera, levantando una pequeña carcasa de plástico. Y en su interior no vemos ningún acceso para insertar una tarjeta de memoria Micro SD, por lo tanto tendremos que conformarnos con los 16 GB de almacenamiento interno, más las 25 GB que nos regalan en Dropbox durante 2 años.

Como no podía ser de otra manera, este HTC también cuenta con un LED de notificaciones, con distintos colores, que nos avisan de diferentes situaciones como una notificación o del estado de nuestra bateria.

Pantalla

Su pantalla de un tamaño de 4,3″, con tecnología Super Amoled, y una resolución qHD de 960x540p, luce fantásticamente. Quizás me hubiese gustado llegar a la resolución HD que si tiene otro terminal similar como el Sony Xperia S, pero por esa razón no vamos a dejar de disfrutar ni de la navegación, ni del consumo multimedia.

En cuanto al tamaño, las “solo” 4,3″, ya viene a ser algo más personal, según el uso de cada uno. Lo que está claro, es que como mayor será, más difícil será sostenerlo y trasladarlo. La tecnología usada, Super Amoled, sabemos que satura los colores, pero a mi me encanta, tiene una muy buena visibilidad en todos los ángulos y muy buenos negros. Aunque el tema de la visibilidad en el exterior podría ser mejorable, como en casi todos los smartphones actuales.

Como último detalle curioso, en cuanto a pantalla se refiere, noto claramente como la pantalla es más delgada y estirada que, por ejemplo, mi Samsung Galaxy S II.

Cámara

Estamos quizás en la parte estrella de este teléfono, porque la mejora de HTC respecto sus anteriores terminales es brutal. Nos encontramos con una cámara trasera de 8 Mpx, con posibilidad de grabar a 1080p. Los resultados son excelentes, han trabajado en los sensores para conseguir buenas resultados en condiciones lumínicas adversas, además de mejorar el flash, aunque ya sabemos que no es uno de los puntos fuertes de los móviles.

Si la calidad es más que excelente, esperad a ver la velocidad. En tan solo 0,7 segundos tiramos una fotografía, y es que el autoenfoque actua en tan solo 0,2 segundos. Como añadidos también podemos tirar una ráfaga de fotografías consecutivas a una velocidad increíble, o tomar fotos mientras grabamos un vídeo.

Conclusiones

En el tema de Sense diría que no es una renovación espectacular respecto al 3.6, pero si ha implementado a la perfección las nuevas funcionalidades de Ice Cream Sandwitch. Pero debo decir que las compañías deberían tomar ejemplo de Huawei, y dejar disponible la opción de usar el launcher nativo Android. Y si no os gusta Sense, echadle un ojo a los mejores launchers: Nova, Trebuchet y Apex.

Si sois un perfil de usuario que le asustan las pantallas enormes, y que le encanta tirar fotografías, este es seguramente vuestro teléfono. Sin olvidar que tiene un rendimiento, fluidez y velocidad realmente espectaculares, repito espectaculares. No por ser un doble núcleo, no vais a poder correr juegazos, así que si sois Android gamers, no tengáis dudas sobre si correrá o no los juegos, porque los vais a disfrutar y bien.

Como habéis podido ver en mi análisis, este terminal tiene pequeños fallos, sobretodo de software, por lo tanto no os preocupéis, porque seguramente las actualizaciones lo paliaran absolutamente todo. Os dejo con una selección de fotografías del terminal, en la que podréis verlo desde distintos ángulos, compararlo con el Samsung Galaxy S II, apreciar el desgaste del que os he hablado, y finalmente disfrutad de las fotos tiradas desde su cámara.

Además de esto, permaneced bien atentos porque en breve os traeremos una de nuestras clásicas videoreviews para que lo podáis ver en movimiento.

Y para finalizar, como siempre vuestra opinión: ¿Os comprarías el HTC One S? ¿Por qué?

    COMPARTIR TWITTEAR

    59 comentarios

    ¿Algo que decir? ¡Deja tu huella!

    ¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

    follow us in feedly

    Nuestros blogs