Mi experiencia con la garantía y el servicio postventa de un Google Nexus 4

COMPARTIR TWITTEAR

Cuando hablamos de servicio postventa no solo hablamos de garantía, sino también de la forma en la que esta se lleva a cabo. Todos conocemos algunos ejemplos, tanto de un buen como de un mal servicio postventa. Estos días he necesitado usar la garantía de mi Google Nexus 4, siendo mi primer contacto similar con Google y por ahora la experiencia es plenamente satisfactoria.

Nexus 4

Como consumidor valoro lo mismo que la mayoría, y entre los aspectos en los que más me detengo está, cómo no, el precio. Pero éste no lo es todo y a veces hay que mirar un poco más allá. A qué viene esto pensaréis, y es que muchas veces un precio ligeramente más alto conlleva un buen servicio postventa, ya sea en atención al cliente o en lo relativo a la garantía ¿He dicho siempre?

Mi experiencia personal con distintas marcas me ha hecho elaborar un escalafón en cuya cúspide situó a Apple, HP o Microsoft y en menor medida a Sony. Por la parte baja Samsung, LG o Acer se llevan la palma de lejos, pero recientemente he añadido otra marca más a mi catálogo de experiencias.

Todos los que nos leéis, y aquellos que me conocen, saben que hago uso de un Google Nexus 4 desde el mes de noviembre. Salvo aspectos puntuales, mi experiencia con el terminal ha resultado ser de sobresaliente. Pero heme aquí, cuando hace una semana me llega un pequeño problema con el terminal y las llamadas dejan de oírse, a cualquiera de las dos partes que interactúan en una conversación. La solución era apagar y encender el terminal, por lo que pensé en restaurar valores de fábrica para ver sí así conseguía solucionar el fallo. Aunque en un principio pareció arreglarse, a los dos días volvió a reproducirse el mismo error, por lo que opté por llamar a Google, que era la que prestaba cobertura junto con LG.

El proceso no ha podido resultar ser más cómodo, aunque no está exento de alguna incomodidad. Una vez contacto con Google me informan que para que no me quede en ningún momento sin terminal, me mandan otro de forma inmediata, algo digno de alabar. Como parte negativa, que el tiempo que transcurre hasta que les envío el Google Nexus 4 y lo verifican, retienen, que no quitan, de la cuenta los 349 euros que tiene de coste.

Inicio el proceso un viernes, y el lunes me informan que el teléfono está en camino, con las instrucciones para devolver el terminal defectuoso, todo sin costes para el cliente. El martes, me hacen entrega del nuevo teléfono, el cual viene ya asociado a la cuenta de Google Play, así como de las instrucciones para devolver el anterior.

Como veis, en ningún momento nos quedamos sin terminal. Una vez sincronizado solo queda enviar el Google Nexus 4 que presenta el problema mediante la misma empresa de mensajería y esperar a que la cantidad que nos han bloqueado como medida de seguridad quede liberada de nuevo.

Tanto la atención telefónica con Google, como la rapidez han sido dignas de mención. La otra opción para gestionar la garantía con directamente con LG no tiene punto de comparación, pues hemos de enviar el teléfono a LG y esperar durante unas dos o tres semanas a que lo reparen y nos lo devuelvan, eso sí, en este caso no retienen ningún tipo de cantidad económica.

Por ahora el proceso ha ido sobre ruedas y si al final todo llega a buen puerto, Google ganará muchos enteros. Hemos criticado muchas veces la política de Google y en esta ocasión hemos de alabar el buen funcionamiento por parte de la empresa del buscador.

    COMPARTIR TWITTEAR

    Comentarios

    ¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

    follow us in feedly

    Nuestros blogs