Aplicaciones »

De qué vive WhatsApp, y por qué ahora es gratis

Adrián Fariñas

Como sabéis, recientemente el fundador de WhatsApp anunció que este dejaría de ser de pago para siempre, y aseguró que nunca incluiría publicidad. El motivo es que ese modelo de negocio no les ha resultado beneficioso, llegando incluso a ver un descenso en usuarios, y la explicación, que no todo el mundo tiene acceso a tarjetas para pagar, y que su precio sí puede ser un desembolso notable en ciertos países.

También comentó que a partir de este año, intentarían potenciar WhatsApp con nuevos servicios dirigidos a que empresas como bancos o aerolíneas se puedan comunicar con sus clientes.

Así, si ese modelo no ha sido rentable, y nunca ha tenido publicidad, ¿de qué vive WhatsApp? A continuación, trataremos de aclarar cuáles pueden ser sus fuentes de ingresos, y sus métodos para que le siga resultando rentable a su dueña, Facebook, si es que realmente es rentable.

Unos gastos comedidos

Lo primero que cabe destacar es que WhatsApp no es “caro” de mantener. Comparado con otros servicios o aplicaciones en los que están implicados cientos de personas, WhatsApp tiene —o tenía hasta que lo compró Facebook— a sus espaldas un equipo de solamente 55 personas, cifra que es realmente reducida, sobre todo si tenemos en cuenta que actualmente ya cuentan con alrededor de 1.000 millones de usuarios activos en todo el mundo.

Al fin y al cabo, es una aplicación relativamente sencilla en la que principalmente se tienen que preocupar de los posibles problemas de funcionamiento, que alguna que otra vez han dado lugar a caídas del servicio como en la pasada Nochevieja, pero que por suerte han sabido resolver con acierto dentro de un límite de tiempo aceptable. Y lógicamente, hay otro aspecto importante que es el de la innovación y el desarrollo, con actualizaciones más o menos frecuentes que añaden más funciones, cambios en la interfaz, y demás mejoras.

La suscripción

Aunque no se manejan cifras exactas, según la información publicada por Techrunch en 2014, solamente un 3% de los usuarios había pagado alguna vez por usar WhatsApp hasta ese momento. Por mucho que en 2015 se haya elevado la cifra, realmente no podríamos considerar esto como una fuente de financiación, cuyo precio era de 89 céntimos, o 99 centavos. Aun así, esta es su única fuente de ingresos conocida.

En definitiva, es imposible que WhatsApp haya obtenido beneficios de esta suscripción, aunque sí que les ha supuesto ciertos ingresos mientras ha estado activa.

WhatsApp gratis, ¿por qué?

Hasta ahora, WhatsApp tenía un sistema B2C, es decir, Business to Consumer, o el negocio al cliente, con un modelo basado en tarifas (la suscripción). Como comentábamos al principio, el nuevo objetivo de WhatsApp es el de orientarse cada vez más al sector negocios, esto es, a un sistema B2B, Business to Business.

Esto permitirá a empresas estar en contacto con sus clientes para notificar cosas que puedan ser de su interés. Por tanto, WhatsApp pasará de obtener ingresos de los usuarios, a obtenerlos de las empresas, y lógicamente la idea es que esto le suponga ganar tanto como para tener beneficios a través de esta vía.

Te recomendamos: Comprueba si ya tienes WhatsApp gratis de por vida

Por ejemplo, muchos bancos tienen servicio de SMS. Es decir, si te llega una transferencia, el banco envía un SMS al receptor o al emisor, o a los dos. O si se produce un cargo sospechoso, el banco también te avisa. Son mensajes que suponen un coste para el banco, un coste que WhatsApp podría mejorar para que las empresas utilicen su plataforma.

Sabemos que si WhatsApp detecta un uso con fines empresariales (por ejemplo, los mensajes del banco de los que hablábamos), la cuenta se bloquea, por lo que seguramente esto sea un servicio que ya lleva un tiempo activo. De hecho en su página de contacto podemos ver un apartado de consultas empresariales.

Así, está claro que quieren empezar a sacarle rendimiento económico a WhatsApp desde ya. Sin publicidad, parece que la única opción es que los negocios empiecen a usar de forma masiva la aplicación. Por otra parte, sabemos que WhatsApp ya se está integrando con Facebook, así que habrá que ver también si esto forma parte de otra estrategia para conseguir ingresos.