Eyeriss, así es el chip que llevará la inteligencia artificial a tu smartphone

COMPARTIR 0 TWITTEAR

inteligencia-artificial

Eyeriss es la nueva criatura del MIT, que hemos conocido gracias a MIT News. Se trata de un descubrimiento capital que los investigadores de este centro han llevado a cabo dentro del campo de la inteligencia artificial: un chip de bajo consumo –concretamente diez veces menos que una GPU móvil– que puede funcionar como una red neuronal. Esto significa que la inteligencia artificial podría llegar a los smartphones mucho antes de lo que pensábamos.

La investigación que se ha llevado a cabo para Eyeriss se presentó en la International Solid State Circuits Conference de San Francisco, donde se realizó una demo de este chip llevando a cabo una tarea de reconocimiento de imágenes complejas.

Dado que la clave de Eyeriss es su bajo consumo, se utilizan diversos trucos para mantener la utilización de energía en un mínimo absoluto. Cada uno de los 168 núcleos de este chip tiene su propia memoria, de modo que hay menos necesidad para consumir energía haciendo que el componente se comunique con un banco central de memoria.

Lee también: Las startups de inteligencia artificial están cada vez más presentes en nuestras vidas

Los datos que recoge Eyeriss se comprimen antes de enviarlos a un núcleo para ser procesados. Después, un circuito especial otorga a cada núcleo la cantidad máxima de trabajo que puede gestionar sin tener que acceder a más datos. Además de esto, cada núcleo de Eyeriss se puede comunicar directamente con sus “vecinos”, de forma que los datos se pueden compartir loclamente en lugar de enrutar la comunicación a través de la memoria central.

Beneficios de usar Eyeriss como chip de IA

Chipset

Eyeriss ha sido financiado parcialmente por DARPA, y su investigación se centra en las redes neuronales, tan agresivamente estudiadas en los primeros días de la inteligencia artificial y después prácticamente descartadas. Las redes neuronales en general se veían como demasiado poco eficientes energéticamente para ser usadas en teléfonos móviles, al menos hasta que este chip llegó.

Cuando se instala un chip de Eyeriss en un smartphone se acabará la necesidad de enviar datos a la nube para procesar algoritmos de inteligencia artificial, lo que consume muchísima energía y afecta a la velocidad, la seguridad y la necesidad de una conexión a Internet: la velocidad y la seguridad mejorarán, y la conexión a Internet ya no será tan necesaria. Las tareas complejas se procesarán localmente, llevando el aprendizaje automático a los terminales móviles.

Estos chips no tendrán que aprenderlo todo desde cero, ya que según los investigadoes “una red neuronal entranada se puede exportar a un dispositivo móvil”. Además de esto, las redes neuronales integradas serían útiles a la hora de construir otros dispositivos, como por ejemplo “robots autónomos que funcionan gracias a una batería”. Robots que, según nuestros compañeros de Xombit, serán la próxima gran revolución tecnológica.

Las posibles aplicaciones de Eyeriss son inmensas, aunque no existe una línea temporal para saber cuándo habrá uno de estos chips instalado en un dispositivo móvil comercial. Sin embargo, uno de los principales investigadores del proyecto es un científico que trabaja para NVIDIA, con lo que podría llegar antes de lo que pensamos.

Vale la pena recordar que Apple ya ha intentado hacer avances en este campo con la compra de la empresa Emotient, así que está por ver qué avances hará Android en este sentido.

Archivado en Smartphones Android, Tecnología, Tecnología móvil
COMPARTIR 0 TWITTEAR

También te puede interesar

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs