Un wearable que no pasa desapercibido, Razer Nabu, este es nuestro análisis en vídeo

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Razer Nabu uso

Razer, la firma conocida por producir algunos de los mejores productos para los usuarios más metidos en los videojuegos, sobre todo para PCs, decidió apostar muy fuerte por los wearables, no sin antes pensar dónde podría aportar algo la mercado.

Hemos probado su producto estrella en pulseras inteligentes, la Razer Nabu, y queremos contaros nuestras sensaciones durante varias semanas probando esta Razer Nabu.

Análisis en vídeo

Razer Nabu104,17 €COMPRAR
PVP 120,00 euros €

Diseño y estilo

La primera impresión al ver y coger esta Razer Nabu es buena, muy buena de hecho. Un color verde muy llamativo, con un sistema de anclaje rápido y sólido, al menos es la sensación inicial, aunque os recomiendo que tengáis muy en cuenta la talla que podréis escoger, “M” o “L” ya que si os queda demasiado holgada puede acabar siendo molesta. La parte contraria a la pantalla es negra, con un estilo elegante y atractivo, con cierto relieve suave por todo su cuerpo. Es bonita y juvenil, y podremos llevarla sin problemas con prácticamente cualquier tipo de ropa dado su tonalidad oscura, negra.

He visto muchos wearables, posiblemente la competencia más directa, Fitbit, tenga algún wearable muy parecido, pero Razer consigue darle su toque personal y, sinceramente. me ha convencido incluso más.

Aplicación, la parte clave de cualquier smartband

La aplicación de la Razer Nabu es una herramienta imprescindible, sin ella realmente los wearable pierden mucho sentido. Nada más abrirla nos encontramos con una aplicación sencilla, bonita, que me recuerda en su estilo a la aplicación de Fitbit, y junto con ella creo que son dos de las mejores aplicaciones que podremos encontrarnos en este mercado. Podremos ver rápidamente una vista general con nuestros logros diarios, pero también añadir rápidamente nuevos objetivos y dispositivos.

En el panel general, podremos desplazarnos de izquierda a derecha para movernos entre los diferentes días, y también podremos pulsar sobre cada uno de los apartados para profundizar mucho más en cada uno de ellos, viendo los gráficos de seguimiento y valorando qué tal hemos dormido por ejemplo. Todos los procesos muy sencillo de ver en un simple vistazo, algo que se agradece al tener que usarlo cada día, incluso a cada hora si somos muy “entusiastas” de llevar un seguimiento a raja tabla de nuestro estado de salud.

Razer Nabu aplicación

Además, podremos establecer alarmas y cómo no mostrar notificaciones desde cualquier aplicación que tengamos instalada en el dispositivo móvil. Os recomiendo que deseleccionéis de inicio todas las aplicaciones y vayáis incorporando sólo aquéllas que os resulten de utilidad como llamadas, quizás alguna aplicación más prioritaria, pero poco más, también podremos controlar el nivel de vibración con cada notificación. Alarmas, contactos sociales y otras aplicaciones son algunas de las opciones extra que permite, todo es muy visual, fluido y sencillo, creo que es una de las mejores experiencias con una app de tacking que me he podido encontrar.

Experiencia de uso y batería

El uso que le he dado durante estas semanas ha sido muy continuado, sobre todo para monitorizar mi sueño y forzarme a levantarme de la silla más de lo que pensaba o tenía en mente de inicio. En ese sentido me parece un wearable perfecto ya que todo se sincroniza y lo comunica realmente bien y sin retrasos. Ajustar las notificaciones es un proceso sencillo aunque está en nuestra mano hacerlo o no, yo personalmente he establecido solo aquellas que considero de verdadera importancia para que no tenga que quitármelo cada vez que me llega un Whatsapp o un correo.

Razer Nabu en muñeca

Funciona bien, muy bien, y salvo el hecho de que quizás se suelte demasiado rápido cuando me cambio de ropa, o que me quede algo más ancha de lo que me gustaría (no elegí la talla) es un producto de muy buena calidad, bien cuidado en todos sus detalles. La pantalla no es táctil pero el botón responde muy bien y no notas ningún tipo de empeoramiento en lae experiencia final. He echado en falta poder registrar mejor mis carreras

Otro de los aspectos más importantes y que tenemos que tener en cuenta cuando nos lanzamos a por un wearable es la batería. Esta Razer Nabu se carga en apenas 40-45 minutos conectada al ordenador mediante un cable adaptado a USB, una delicia si estáis acostumbrados a móviles sin carga rápida. Su duración es muy buena, con una media de 3-4 días sin tener que volver a enchufarla y registrando y sincronizando a cada momento mis datos. He podido desentenderme y despreocuparme de saber si necesitaré cargarlo esta noche, y eso a día de hoy es una verdadera maravilla. El nivel de batería lo podremos ver directamente en la aplicación, y quizás en este sentido he echado en falta poder verlo también en la propia pulsera.

Razer Nabu perfil

80

Para acabar, hablamos de su precio. La encontramos en mercados como Amazon o Pccomponentes por 100-120 euros, hay wearables más baratos, mucho más baratos de hecho, pero teniendo en cuenta la experiencia que he tenido con esta Nabu, su calidad de diseño, su aplicación, la duración y carga de batería, creo que merece la pena pagar ese precio. No está demás decir que por 80 euros sería mucho más competitiva, pero es un precio asumible viendo lo que hay en el mercado y lo que aporta para diferenciarse algo del resto. Es un producto que recomendaría sin lugar a dudas.

Razer Nabu104,17 €COMPRAR
PVP 120,00 euros €
Archivado en Análisis terminales, Razer, Razer Nabu, Wearables Android
COMPARTIR 0 TWITTEAR

También te puede interesar

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs