bq »

BQ no cumple las expectativas, no actualizará los modelos Aquaris E5 FHD, E6 y E10

Carlos Rubio Mazas

Algo pasa con BQ. La firma española ha pasado de vivir uno de sus momentos más dulces desde vio la luz a de repente, ser una fábrica de malas noticias. Que si despidos, problemas con sus trabajadores, bajadas de precio debido a la fuerte competencia que viene de China… 2016 no parece estar siendo el mejor año para BQ.

Y más si tenemos en cuenta el último comunicado que la marca española ha colgado en su página web y que afecta a cientos de usuarios que un día decidieron apostar por una de las marcas que mejor futuro prometía.

BQ ha decidido no actualizar los que en su día fueron algunos de sus mejores modelos, hablamos del Aquaris E5 FHD, el Aquaris E6 y el Aquaris E10. Estos tres modelos morirán con su versión actual y ya no recibirán Android 5.1 Lollipop, algo que BQ prometió por activa y por pasiva en su comunidad de foros.

¿Qué excusas dan para no actualizar? Pues que la culpa es de MediaTek, ya que no les ayudan ni les dan soporte, y ante esta situación, ellos poco pueden hacer por los usuarios. La única manera que se les ha ocurrido para solucionar esta peliaguda situación que ha defraudado a todos estos propietarios de alguno de estos modelos, ha sido la de liberar la versión de Android 5.1 en fase beta llena de bugs para que los desarrolladores puedan trabjar con ella — ¿de verdad?–, y ofrecer un descuento de 50 euros para quien quieran cambiarse a un modelo superior de BQ, es decir, un descuento de 50€ válido para Aquaris M5, Aquaris M5.5 y Aquaris M10 en cualquiera de sus configuraciones.

No, la culpa no es de MediaTek

Todo usuario que esté al tanto de las noticias de Android, sabrá que MediaTek no es famosa por facilitar las actualizaciones. El punto fuerte de la firma taiwanesa fabricante de chipsets es el de ofrecer procesadores muy económicos para que los teléfonos tengan muy buen precio.

Esto lo sabe el 90% de la comunidad Android –según fuentes oficiales– y lo sabe BQ, que a pesar de ser conscientes de que lo tendrían muy difícil –por no decir imposible– a la hora de actualizar dichos terminales, prometieron a todos los usuarios que la versión de Android 5.1 les llegaría sin falta a sus dispositivos. Resultado, no sólo han faltado a la verdad –¿exceso de confianza?–, sino que han dejado tirados a cientos de usuarios que confiaron en ellos, por lo que estos incluso han iniciado una recolecta de firmas en la plataforma change.org.

Dicho comunicado no ha podido llegar en peor momento. Este incidente se añade a la larga lista de problemas de BQ en 2016 y vuelve a poner en entredicho el soporte que la firma española da a sus terminales respecto a actualizaciones. Optaron por MediaTek para abaratar costes, prometieron actualizaciones y les ha salido rana la jugada. Eso si, ahora han decidido que todos sus terminales monten procesadores Qualcomm. Esperemos que a partir de ahora no dejen sin actualizar más modelos, las excusas se les han acabado.