Tecnología »

Las ventas de tablets siguen cayendo en picado, ¿le queda esperanza al sector?

Alejandro Bermúdez

El mercado de las tablets es de los más recientes que existen en la actualidad, no obstante también se trata de uno de los más volátiles. Allá por 2010, se redefinió una categoría de dispositivo en el mundo de la tecnología, presentando Steve Jobs la primera generación del iPad. Durante los primeros años después de la introducción de esta tablet, las ventas de estos aparatos se dispararon.

Sin embargo, si avanzamos hasta el día de hoy, nos damos cuenta de que la tablet tal y como la conocíamos está sucumbiendo al desinterés. Los datos están ahí, y no hacen sino confirmar esta afirmación. De hecho, los últimos informes, en lugar de arrojar un rayo de esperanza, parecen sellar el ataúd sobre este sector de productos. Y es que, según IDC, las ventas mundiales de tablets han caído un 14,7% durante el primer trimestre del año.

¿Pueden resurgir las tablets como tal?

Como podemos ver, los resultados son abrumadores, y resulta difícil creer que un sector con tanto éxito en el pasado haya quedado relegado, en poco años, a este descenso imparable. Ahora la pregunta que ronda en la cabeza de muchas personas es, ¿que será de estos dispositivos? ¿Podrán sobrevivir la debacle que se les cierne, o evolucionarán las tablets como tal, dando lugar a otra cosa?

Por distintas razones que ya han dado lugar, los hechos apuntan a lo segundo. Resulta evidente en la actualidad que los smartphones son cada vez más grandes, por lo que la estrecha línea que separa los teléfonos inteligentes de las tablets está cada vez más borrosa. Por lo que si miramos desde esta perspectiva, quizás la evolución de estos dispositivos estaba escrita.

Pueden estar obsoletas, pero no su concepto

De cualquier manera, incluso hoy en día podemos mirar alrededor y darnos cuenta del camino que están tomando las tablets. En la actualidad, predomina la oferta de dispositivos con pantallas grandes, de 9-10 pulgadas para arriba, ya sea con Windows 10, Android, o ambos, lo que suele ocurrir en la mayoría de los casos.

Y es que las necesidades del usuario medio están cambiando constantemente. A día de hoy, estamos continuamente en movimiento, y necesitamos algo que cubra desde las cosas más básicas hasta ciertos requisitos un tanto más exigentes. Con dispositivos como los convertibles, esas necesidades están cubiertas en su mayor parte, ya que poseen hardware capaz de sobrellevar la mayoría tareas.

Las necesidades de los usuarios no son las mismas que hace 5 años

Asimismo, el mercado de las tablets –como el del ordenador– está algo saturado, lo que conlleva que no actualicemos nuestro dispositivo de manera anual. Las mayoría de las veces, las nuevas funcionalidades no son lo suficientemente novedosas o útiles como para renovar tu tablet.

Por otro lado, hay que admitir que tanto el software de Apple como el de Google es demasiado limitado como para llevar a cabo tareas más sustanciales. De forma un tanto resumida, iOS y Android sirven para navegar la red, mandar correos, visitar tus redes sociales y jugar a algún que otro juego. Eso son cosas que ya podemos llevar a cabo en nuestro smartphone, lo que anula la necesidad de comprar una tablet.

Por tanto, es necesario fusionar el concepto de tablet con un software potente y periféricos que simplifiquen la tarea, aunque esto último resulta más opcional. Éstos serán los dispositivo que vendrán –e incluso puede que ya estén aquí– a sustituir las tablets tal y como las conocemos.

¿Piensas que hay salvación para las tablets?