LG »

Ya puedes comprar el LG G5 en España con los LG Friends, te contamos sus precios

Sergio Agudo

Todas las marcas tienen modelos que intentan encajar en público de todos los bolsillos, pero es en la gama alta donde quieren brillar. Los fabricantes chinos parecen haber encontrado un nicho importante en las gamas media y baja, con lo que los actores tradicionales siguen apostando por los teléfonos premium como el escaparate para mostrar de qué son capaces. Es el caso de su LG y su LG G5.

El actual tope de gama de LG fue presentado durante el último MWC. Después de haberlo probado y de habernos dejado unas primeras impresiones más que decentes, podemos decir que ya se puede comprar el LG G5 en España. Además del terminal, que viene para hacernos olvidar el mal sabor de boca de los LG G4 defectuosos, podremos comprar también su línea de accesorios propia, los llamados LG Friends.

En un evento celebrado hoy para la prensa española se ha anunciado la disponibilidad oficial del LG G5 en nuestro país, presentándonos una vez más un terminal con características técnicas a la altura de lo que esperamos ver en un dispositivo de su rango de precios.

Esto es lo que te costará un LG G5 y los LG Friends

El LG G5 se podrá comprar a partir de 699 euros libre y sin comprometerse con una operadora. Por su gama de precio se enfrenta a dispositivos como el Samsung Galaxy S7 o el recién estrenado Huawei P9, aunque este último es algo más barato que el terminal coreano.

En lo que respecta a los LG Friends, los precios variarán en función del “módulo” que acoplemos al LG G5. ¿Es el primer smartphone “modular”? No exactamente. Estos añadidos son accesorios que se acoplan al teléfono, pero en ningún momento vamos a poder reemplazar componentes físicos del mismo como se prometió en el Project Ara de Google. Estos son los precios de cada complemento:

Queda por ver cómo se adaptará este terminal al mercado y cómo funcionará a nivel de ventas junto con sus añadidos. El mercado móvil es cada vez más competitivo, y si bien esto puede darle a LG un toque de distinción en la gama alta, también podría ser un bluff a nivel de ventas dado el precio de sus accesorios y el del propio terminal.