Operadoras »

Por qué deberías dejar tu operadora y pasarte a una OMV ahora mismo

Adrián Fariñas

Probablemente en las últimas semanas habrás leído alguna noticia relacionada con que las operadoras móviles virtuales no están pasando su mejor etapa. Muchas han perdido clientes, las portabilidades hacia ellas ya no son tantas como hasta hace no mucho, y algunas hasta han desaparecido por el camino, incapaces de mantener el tipo ante la fuerte competencia.

Sin embargo, dudo mucho que la situación por la que están pasando acabe con ellas, y no me cabe duda de que siguen siendo la mejor opción para muchísimos usuarios, y más si tenemos en cuenta las subidas de precio sistemáticas a las que someten a sus clientes las principales operadoras, invalidando contratos firmados sin ningún tipo de remordimientos. Pero si eres de los que piensan que lo mejor para ti sigue siendo una de esas operadoras y no una OMV, a continuación te daremos algunos motivos por los que creo que debes cambiarte.

Sí, son más baratas

Según los datos que maneja El Economista, contratar una tarifa de 1 GB de datos podía ser hasta un 60% más barato en una OMV en 2015. Y lo cierto es que no hace falta investigar mucho para ver esto por nosotros mismos.

Por poner un ejemplo claro, si nos vamos a Movistar, vemos que la tarifa de datos en modalidad de contrato más económica es de 13 euros con IVA, e incluye 1 GB de datos y llamadas a 0 cent./min., con un establecimiento de llamada de 20 céntimos. Y por si se te ocurre enviar SMS, que sepas que los 10 primeros te salen a 20 céntimos, es decir, 2 euros por enviar 10 mensajes.

Si nos vamos a una de las OMV más populares, Pepephone, tenemos un precio mucho más bajo, y según el tipo de cliente, verá mejores condiciones. Por solo 5,9 euros/mes, IVA incluido, nos ofrecen 1 GB de datos y también llamadas a cero céntimos pero con dos diferencias importantes: esto solo es válido para los primeros 20 minutos de cada llamada, después el minuto se cobrará a 0,6 céntimos. Eso sí, el establecimiento no es de 20 céntimos como en Movistar, sino de 18,5. Por tanto, si eres de los que suele hacer llamadas pero no muy largas, te compensará más esta tarifa.

Te recomendamos | Movistar te cobrará si te pasas de los megas de tu tarifa, pero puedes evitarlo

Y aunque hagas llamadas largas, probablemente te siga compensando Pepephone. Estamos hablando de una diferencia de partida de 7,10 euros al mes a favor de Pepephone. Hablar 1000 minutos a un precio de 0,006 euros te sale a 6 euros, y como hemos dicho, esto empieza a contar después de los primeros 20 minutos de cada llamada. En resumen, la tarifa de 1 GB de datos es casi un 55% más barata en Pepephone que en Movistar, lo cual ronda las cifras de El Economista un año después.

Una oferta centrada en las necesidades del cliente, y no en el consumismo

Esto es algo que se ve a simple vista al entrar a la web de cada empresa. Esta vez vamos a tomar como referencia Orange y MásMóvil –empresa que por cierto está pensando en adquirir Pepephone. ¿Qué es lo primero que vemos nada más entrar en la página de Orange? Un slider gigante en el que van pasando diferentes ofertas…pero ¡OJO! Para que compres un móvil, no para que contrates una tarifa. Que si el LG G5, que si el Galaxy A5, que si el Galaxy S7, ¡móviles, móviles, móviles por todas partes!

Ellos no quieren venderte una tarifa que se adapte a tus necesidades. ellos quieren venderte un teléfono, y a través de este reclamo te llevarán a contratar una tarifa que te irá grande en todos los sentidos. Porque saben que captarán a mucha gente que contratará una tarifa que no necesita, para poder tener ese teléfono de la forma más “económica” o cómoda posible, es decir, estando 24 meses pagándolo. Hay quien sigue creyendo que las operadoras regalan teléfonos, cuando jamás ha sido así.

Sin embargo, si nos vamos a la página de MásMóvil, lo primero que vemos es un cartel con tarifas recomendadas, y un poco más abajo, cajones en los que rápidamente puedes elegir los datos y llamadas que más te convienen, y el precio mensual al que te saldría la combinación. Evidentemente, MásMóvil no vende teléfonos porque no los tiene, ni ADSL, ni nada aparte de tarifas móviles, de momento. Y precisamente, este es uno de los principales motivos por los que pasarse a una OMV: pagas justo por lo que necesitas, y solo por eso.

Pagas justo por lo que necesitas

Una de las máximas a la hora de contratar una tarifa móvil buena para ti, es escoger la que mejor se adapte a tus necesidades. Quizás pienses que esto es una obviedad que todo el mundo tiene presente pero no, no es así. Muchísimos usuarios tienen contratados a día de hoy más minutos en llamadas de los que necesitan o incluso llamadas ilimitadas a las que jamás les van a sacar partidos, o muchísimos MB para navegar con los que ocurre lo mismo, no llegarán ningún mes a consumirlos. Pero pagar, los paga cada mes religiosamente.

Esto ocurre por varios motivos, entre ellos, porque ha tenido que contratar esa tarifa para poder comprar el móvil que quería, o por la propia ignorancia del cliente, que no se para a pensar si realmente está contratando lo que necesita. Esto probablemente no le ocurriría en una OMV, primero porque no venden móviles a plazos –no contemos a las OMV de las propias operadoras tradicionales– y segundo porque en ellas las ofertas son claras, y son pocas.

Ni hay tropecientos combos, ni fusiones, ni nada extraño que nos haga perder la atención a lo verdaderamente importante, que son el precio y las condiciones. Ves claramente lo que necesitas, lo que estás contratando, sin letra pequeña ni servicios inútiles que la gran mayoría de usuarios no necesitará nunca, o muy pocas veces en su vida, y que las compañías aprovechan para inflar precios. ¿Alguien ha dicho Roaming?

Sin sorpresas en la factura

Llevo ya bastantes años trabajando con OMVs, y jamás he tenido ninguna sorpresa en la factura, cosa que con las empresas “grandes” sí me ha ocurrido, y más veces de lo que me habría gustado. Bueno, en realidad, sí que me he llevado alguna sorpresa, pero agradable. Todavía recuerdo una vez en la que la OMV que tenía contratada sufrió un problema durante no más de una hora, que impedía a los usuarios conectarse.

Pero yo no me di cuenta, porque en ese periodo no necesité el móvil. Me enteré unas horas después cuando, para mí sorpresa, recibí un SMS de la compañía. En él me detallaban el fallo que habían tenido, y me decían que me lo compensarían en la próxima factura con un descuento proporcional a tiempo que había estado sin servicio. Lógicamente la compensación no iba a ser enorme, simplemente la justa, pero no me importaba: para mí, ese SMS ya fue mi compensación.

Por aquella época yo acababa de dar el salto a las operadoras virtuales, después de un tiempo bastante tormentoso con las principales operadoras del país. Un tiempo en el que, por supuesto, tuve problemas de todo tipo sin saber muy bien qué podía hacer, pero que no me pararé a detallar porque la lectura se te haría eterna, pero para los que nunca tuve una solución tan rápida y justa como la de aquella OMV. Después de leer el mensaje, me di cuenta de la acertada decisión que había tomado al cambiarme a una de estas compañías.

Te recomendamos: | FreedomPop, una nueva operadora que te ofrece llamadas, Internet y SMS gratis

Evidentemente, esto es solo una anécdota. Probablemente esto no lo harán muchas OMVs, puede que ni siquiera esa misma OMV lo siga haciendo, y quizás tú mismo hayas tenido alguna experiencia desagradable con alguna de estas empresas. Pero lo que sí tengo muy claro tras lo vivido estos años, es que una de las grandes compañías jamás te compensará por un error suyo –a menos que te quejes mucho o vayas a pleitos, con la pérdida de tiempo que ello supone–, y es más, en muchos casos te hará pagar por él. ¿Alguna vez te han cobrado por un servicio que nunca has contratado por voluntad propia? Pues eso.

Sin ataduras

Llegados a este punto, te habrás dado cuenta de que el ahorro que supone contratar una OMV,, tanto monetario como de quebraderos de cabeza, es suculento. Mi consejo siempre es el mismo: contrata una tarifa con una OMV, y cómprate el móvil que quieras por libre. Tu cartera y tu salud te lo agradecerán.

Lógicamente, no a todo el mundo se le puede recomendar que contrate una OMV. Hay usuarios que tienen necesidades que estas no le pueden ofrecer, ya sean servicios específicos, packs que incluyan varias líneas, fijo, Internet en casa, televisión. La oferta de las OMV es limitada, aunque también están empezando a ofertar otros servicios más allá de tarifas móviles. Así que antes de hacer nada, mejor piensa en tus necesidades, y si puede ser, con tus últimas facturas delante.

Imágenes | Neoteo