Descubre por qué dos móviles con el mismo sensor hacen distintas fotos

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Huawei P9 camara doble

El mundo de la fotografía en Android está empezando a coger un color muy pero que muy llamativo. Nos encontramos ante teléfonos capaces de hacer fotografías espectaculares en cualquier condición de luz. Sin embargo, ¿tenemos idea de por qué están saliendo así las fotos?.

Cuando miramos la cámara del móvil, solo solemos fijarnos en el sensor y los megapíxeles que este arroja, sin tener en cuenta el resto de elementos que hacen que la fotografía salga de una manera u otra. Es por esto que vamos a explicarte por qué dos teléfonos con el mismo sensor pueden hacer fotografías radicalmente distintas.

El sensor fotográfico, ¿qué es?

Análisis del Samsung Galaxy S7 edge

Un sensor fotográfico es, simplemente, lo que su nombre indica. Se trata de un chip que se compone de miles o millones de celdas sensibles a la luz. Cada celda equivale a un píxel, y es el conjunto de píxeles el que formará la imagen cuando hagamos la fotografía.

Seguro que te interesa: ¿Puede la cámara de un smartphone hacer frente a una réflex?

El sensor, por tanto, nos arroja un número de megapíxeles. Pero debes olvidarte de que cuantos más megapíxeles mejor. ¿Cuántos de vosotros os ponéis a ampliar las fotografías una vez hechas? ¿No te fijás más bien en el resultado final y si este es adecuado para subirlo a tu red? A parte de esto, más megapíxeles no van ligados a mejor fotografía, hay muchísimos elementos que no tienen en cuenta los usuarios y que son vitales para el resultado final.

La lente

Imagen de las lentes del Viewsonic v55

La lente es un elemento bastante completo y complejo. Su objetivo es enfocar la luz sobre el sensor para crear la imagen. Evidentemente si el sensor es bueno, esto ayudará, pero de nada sirve un buen sensor si la lente no es capaz de captar la información de forma correcta.

Entre las funciones de la lente se encuentran:

  • Controlar la exposición o el brillo de la foto. Las lentes en las réflex nos permiten modificar la luz que entra mediante la apertura o el cierre del diafragma. En el caso de un smartphone esto no se puede hacer, y los valores del diafragma (a luz que entra en el sensor), nos la da el software del teléfono. Es por esto que teléfonos con el mismo sensor pueden tener aperturas focales de f/2.2, f/2.0, f/1.8, etc, y por ello tener resultados muy distintos.

  • En cámaras réflex, el enfoque se da mediante un anillo que rodea la lente. Las cámaras de los teléfonos simplemente tienen un sistema de autofoco que lo hace todo de forma automática. Es aquí donde entran en juego los sistemas de enfoque láser, los sistemas dual píxel y las demás tecnologías que incorporan los fabricantes. Este es otro de los motivos por los que dos móviles con el mismo sensor pueden enfocar de una manera totalmente distinta.

  • La nitidez de la fotografía también viene dada, en buena parte, por la calidad de la lente. Una lente de mala calidad, hará que no se capte la información de buena manera. Y por más que el sensor sea bueno, el resultado será bastante mediocre.

Hay muchos más factores, pero pensamos que estos son los que un usuario medio tiene que saber. Un mismo sensor, en un teléfono, puede tener resultados muy pero que muy distintos simplemente por la calidad de la lente o por la configuración de software del teléfono. Vamos a seguir hablando ahora de este aspecto.

El postprocesado

Interfaz y Funcionalidad de Snapseed y Lightroom

Toda fotografía está técnicamente “editada” siempre que se dispara en formato JPEG, hasta en las réflex. El JPEG realiza una compresión de la fotografía y unos ajustes de contraste, saturación y exposición en base a lo que el propio formato considera oportuno.

En un smartphone, esta compresión en JPEG viene dada por el software del teléfono. Esto es algo fundamental, ya que un mal procesado de la fotografía hace que, aunque tengamos un buen sensor, la fotografía va a ser malísima. Podrás pensar que editándola puede mejorar, pero lo cierto es que no. La edición en JPEG está muy limitada, y por más que edites una foto mal procesada, no va a mejorar demasiado.

Conclusiones

Snapseed

Como has podido ver, son muchos los factores que afectan al resultado final de una fotografía. Con lo que queremos que te quedes es con que dos móviles con el mismo sensor pueden hacer fotografías radicalmente distintas. Por ejemplo, un Motorola Moto G3, modelo que analizamos en Andro4all y un Nexus 6, el antiguo tope de gama de Google comparten sensor, pero las imágenes no son tan parecidas como piensas.

Es por esto que no debes fijarte tan solo en los megapíxeles que arroja un teléfono, debes fijarte en la gama del teléfono, informarte sobre sus componentes internos y buscar algo de información sobre el procesado que realiza.

¿Te ha quedado algo más claro este tema?

Archivado en Aplicaciones Android de fotografía, Fotografía Android, Hardware
COMPARTIR 0 TWITTEAR

También te puede interesar

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs