El problema de la gama alta de LG: Mucho hardware con un diseño que no convence

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Los dos últimos buques insignia de LG: G4 y G5

Hace pocos días se presentaron internacionalmente los resultados financieros del primer trimestre de la gigante coreana de LG, que si bien en la globalidad de todas sus áreas tienen números azules, la división móvil sigue al debe en su rentabilidad.

La verdad es que las ventas de móviles LG han bajado un 15,5% respecto al mismo periodo del año pasado y un 19,3% frente al último trimestre de 2015. Aún el impacto del LG G5 no se ve reflejado en el resultado, pero si podemos ver un claro patrón negativo que viene desde el 2014 donde los resultados de esta marca no han sido los esperados.

Tal vez basta con observar cuidadosamente cuál ha sido la estrategia de LG en sus buques insignia para vislumbrar también el patrón de diseño que han tenido. En cada caso, durante los últimos 3 años, han querido generar un punto de quiebre en cuanto a innovación, pero dejando de lado el importante apartado estético y el de autonomía.

Una gama alta que no convence

En el año 2013, cuando algunas marcas comenzaban con los materiales metálicos, el gigante coreano optó por el plástico para su buque LG G3. Si bien el equipo tenia ínfimos marcos y contaba con la primera pantalla IPS 2K del mercado, presentaba severos problemas de autonomía y temperatura. Su diseño era cuidadoso, pero no fue superior al de su antecesor, el exitoso LG G2.

Al año siguiente conocimos al LG G4, un terminal que contaba con un procesador muy estable y con una cámara que prometía mucho, retocada con una bella tapa trasera de cuero natural. Sin embargo, los pronunciados marcos, el cuantioso espesor del equipo y el fácil deterioro de la tapa trasera provocó que no fuera competencia para la delicada estética y potencia del renovado Samsung Galaxy S6 y sus variantes.

Te Recomendamos: Samsung Galaxy S6 contra LG G4, comparativa nivel tope de gama

Diferencias estéticas entre el nuevo LG G5 y el LG V10

Antes que se acabara el 2015, se lanzó al mercado el LG V10: un terminal similar en muchos aspectos al LG G4, pero que contaba con importantes mejorías estéticas, además de innovadoras características, como la huella dactilar, la segunda pantalla delantera y la doble cámara frontal. Sin embargo, su pobre autonomía y su excesivo tamaño no convencieron al público.

Te Recomendamos: LG V10, análisis del nuevo terminal surcoreano con dos pantallas

En el MWC 2016 fue presentado el LG G5, un terminal que incorpora el concepto de accesorios modulares y que introduce importantes mejoras en algunos aspectos del hardware comparado a los años anteriores. Sin embargo, la estética y la autonomía siguen siendo un punto débil para ser éxito de ventas. Ya veremos como reacciona el mercado internacional ante este nuevo buque insignia surcoreano.

¿Qué esperan los usuarios de LG?

El gigante coreano debe entender que en la actualidad el diseño y la autonomía han comenzado a tomar un fuerte protagonismo en la decisión de compra de los clientes. Necesitamos terminales que se diferencien por su estética, que tengan una gran batería y que sean capaces de copiar las buenas ideas de la competencia sin perder la identidad de la marca.

De lo contrario, marcas como Samsung, Apple, Xiaomi o Motorola seguirán reinando en el mercado de tecnología móvil. Esperemos que el fabricante del LG G2 y del Nexus 5X pueda retomar el rumbo y nuevamente ser uno de los líderes en el rubro.

¿Cómo crees que le irá a LG con el nuevo LG G5? ¿Podrá recuperar el terreno perdido durante los años anteriores?

LG G5427,99 €COMPRAR
PVP 699 €644,18 €COMPRAR
Archivado en Gama alta Android, LG G5, Resultados financieros
COMPARTIR 0 TWITTEAR

También te puede interesar

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs