bq »

¿A qué se debe el desplome de BQ en este 2016?

Christian Ruiz Muñoz

El barco de BQ se hunde. Todo el progreso y el reconocimiento que han obtenido de estos últimos años lo están tirando por la borda con decisiones, algunas, un tanto incomprensibles. Todas estas decisiones han dado paso a un cúmulo de acontecimientos que no le están dando a la empresa una buena imagen precisamente, y ello le está haciendo perder dinero también. Aquí os vamos a detallar todas las circunstancias que han llevado a BQ en la situación donde está.

Vayamos por partes. El pasado mes de marzo comenzaba el declive de la firma española cuando saltó la noticia de que los empleados se habían planteado convocar una huelga ante los múltiples despidos que se estaban produciendo. Finalmente el pasado 10 de marzo se desconvocó esa huelga ya que empresa y trabajadores llegaron a un principio de acuerdo, en el que la tecnológica española se comprometía a la continuidad de los trabajadores que poseen contrato fijo y a la no renovación de contratos temporales, solo se cumplen hasta su fecha de vencimiento.

Todo apunta a que la fuerte competencia con el mercado chino es el gran aliciente de esta situación. Marcas como Meizu, ZTE, Xiaomi o Huawei están poblando la gama baja y la gama media con terminales bastantes competentes por precios muy económicos, sectores por los que BQ se movía como pez en el agua y ahora está perdiendo terreno. Sobre todo, estas empresas les están dando donde más les duele, en el mercado español.

Los datos publicados por Xatakamóvil reflejan que la marca española no está pasando por su mejor momento. A principios de 2015 logró una cuota de mercado de un 10,5%, y de ahí no pasó hasta el día de hoy, relegándose a finales del pasado año como el cuarto mayor fabricante de smartphones.

Esta situación está teniendo consecuencias más allá de las ventas. Según El Confidencial Digital, la tecnológica española se ha visto obligada a cancelar proyectos con varias empresas con las que estaba manteniendo desarrollos de distintas investigaciones a cambio de una inversión. Todo indica que la suspensión de estos proyectos se debe a la falta de financiación por los malos resultados del año 2015, ya que como apunta esta web, podrían ser peores a lo pensado en la empresa.

Todo esto ha hecho que BQ tome la decisión de rebajar los precios de la mayoría de sus dispositivos –en algunos de manera considerable– con el fin de aumentar las ventas, y así, su cuota de mercado.

Este bajón también ha afectado al propio funcionamiento de la empresa, donde los trabajadores también se quejan de la predisposición de cerrar varios servicios internos; y en cuanto a atención al cliente, se ha eliminado el chat online y el número gratuito ha pasado a ser un 902. Por otro lado, la marca ya anunció el abandono de actualizar varios terminales estrella de su catálogo, cuando el soporte de actualizaciones a sus dispositivos ha sido una de sus señas de identidad con respecto a la competencia. Identidad que parece que se ha perdido.

¿Qué te parece la situación que está atravesando BQ?