Tecnología »

Hasta el creador de Facebook tapa la cámara del portátil, ¿deberíamos hacerlo en el móvil?

Marcos Bandera

A estas horas seguro que el señor Mark Zuckerberg seguirá de resaca tras poder celebrar un nuevo logro: Instagram ha alcanzado los 500 millones de usuarios mensuales. Para aquellos que no lo recuerden, la popular red social para compartir imágenes fue adquirida por la compañía de Zuckerberg hace cuatro años y desde entonces ha seguido creciendo y mejorando paulatinamente.

La noticia no tiene nada de extraño y todo es bastante normal hasta el momento en que el creador de la red social más grande del mundo compartió una imagen muy curiosa para celebrar el nuevo éxito profesional. Esta imagen ha levantado un gran revuelo en la red y muchos medios de comunicación se han hecho eco rápidamente de algunos detalles interesantes del portátil del joven empresario.

Te puede interesar: Google ha pagado por tu seguridad más de 500.000 dólares a los investigadores

Nosotros, por supuesto, no queremos quitarle protagonismo a Zuckerberg pero si que nos interesan los detalles que demuestran que todos podemos ser víctimas de un ciberataque en cualquier momento. Y es que si nos fijamos en el portátil que aparece a la izquierda de la imagen podremos observar que el creador de Facebook no tienen ningún tipo de problema en hacer uso de remedios caseros para proteger su privacidad.

Gracias a la imagen podemos ver que tanto el micrófono como la webcam del MacBook Pro de Zuckerberg están tapados con cinta adhesiva para tratar de impedir que cualquier espía cibernético pueda conseguir información personal o profesional del entorno. Esto nos hace reflexionar sobre los medios que estamos usando para proteger nuestra privacidad y se nos antoja una pregunta: ¿deberíamos tomar medidas similares en nuestros smartphones?

La misión de estos remedios caseros no es otra que la de evitar un ataque intrusivo a través de los RATs (Remote Administration Tools), herramientas que logran acceder de forma remota a nuestro ordenador y controlar ciertos componentes sin que nosotros podamos saberlo. La misión de los ciberdelincuentes al usar este tipo de métodos es bastante clara: conseguir información personal o profesional sin que la víctima sea consciente de ello y sin dejar ningún tipo de rastro.

¿Están expuestos nuestros smartphones a este tipo de ataques?

Puede que nuestra información no sea tan valiosa como la que pueden llegar a conseguir de celebridades como Zuckerberg, pero nunca está de más tomar ciertas medidas para evitar este tipo de ataques en una sociedad que cuanto más conectada está, tiene mayor peligro de sufrir ataques de este tipo. Pero si este tipo de problemas pueden darse en nuestros ordenadores, ¿deberíamos de tomar medidas similares en nuestros smartphones?

Hace pocos días vi un reportaje en el que se trataba el tema de la seguridad de nuestra privacidad en la red y la cantidad de datos que enviamos al día a través de nuestros diferentes dispositivos, entre ellos el smartphone. Y es que no cabe duda de que este tipo de dispositivos se han vuelto prácticamente indispensables para un gran número de personas que encuentran en ellos una herramienta perfecta para facilitar muchas de sus tareas, tanto profesionales como personales, diarias.

Nuestro smartphone puede ser usado para espiarnos y obtener cualquier tipo de información

En dicho reportaje se podía ver como tomar el control de un dispositivo móvil era una tarea relativamente fácil para alguien con los conocimientos adecuados y que podíamos ser víctimas de un seguimiento a distancia sin darnos cuenta. De este modo, tanto las cámaras como el micrófono de nuestros smartphones pueden ser usados para espiarnos y conocer cada uno de nuestros movimientos.

En el caso de los móviles todos deberíamos tomar conciencia y tener mayores medidas de seguridad teniendo en cuenta que este dispositivo es prácticamente una extensión de nosotros y nos acompaña a casi todos los sitios (por no decir todos) a los que vamos. Sabiendo esto, no cabe ningún tipo de duda de que debemos ser muy cautos y tomar todas las medidas posibles tanto en nuestros ordenadores como en nuestros smartphones para tratar de evitar este tipo de ataques.