Otras marcas »

Elephone S3 en análisis, un teléfono con pantalla “curva” de diseño impecable

Pablo Rosillo

Samsung ha marcado la tendencia a seguir en pantallas. En primer lugar con su tecnología AMOLED, que parece que cada vez más está consiguiendo un mayor números de seguidores a la causa; y en segundo lugar con su nueva tendencia por las curvas. Las curvas gustan, eso es evidente, y si bien la funcionalidad de este tipo de pantallas aún están en tela de juicio, su diseño y el atractivo visual es inherente.

Por ello no han tardado en llegar terminales que traten de implementar una tecnología similar. Es el caso del Elephone S3, un dispositivo llegada para competir en un rango de precios muy jugoso, menos de 200 euros, y con un diseño y pantalla que pueden quitar el hipo. Sigue leyendo este análisis para enterarte de sus puntos fuertes, pero también de sus debilidades.

REVIEW en vídeo

ELEPHONE S3

Diseño y pantalla, el alma de este Elephone

No voy a negar que me quedé algo sorprendido cuando cogí el Elephone S3 por primera vez en mis manos. Una sensación de ser pesado, pero que a los pocos minutos nos deja una buena experiencia, la impresión de que estamos delante de un terminal de calidad, con una buena construcción, de esos que merece la pena tener en el bolsillo. Pero en el peso no queda la cosa, ni muchísimo menos, y es que su parte trasera cuenta con una calidad pasmosa para el tipo de precio que hablamos, de veras.

Me recuerda enormemente al recién estrenado OnePlus 3, con una carcasa totalmente metálica en un acabado mate, que no deja apenas huellas y que se ve formidable cuando la sujetamos. Muy sorprendido de ver este acabado en móviles que no pasan de los 180 euros, y es algo a lo que tengo la sensación que deberíamos empezar a acostumbrarnos gracias a este tipo de productos. El único “pero” que puedo ponerle es que la cámara sobresale de su espalda, mínimamente, pero lo hace. También encontramos el sensor de huellas, que si bien no es el más rápido del mercado, funciona y es fiable en el día a día.

En la parte inferior nos encontramos con el cargador micro USB, un único altavoz aunque cuente con dos salidas aparentemente, en su parte superior la entrada para Jack 3,5 mm y en el lateral dos botones metalizados, que por cierto cuesta algo apretarlos, pero ello nos da la sensación de que su resistencia va a ser superior al paso del tiempo, y eso personalmente me gusta.

Y cuando le damos la vuelta al terminal… una pantalla que impresiona nada más encenderla. No por su tamaño, tampoco por un brillo descomunal, sino por los ínfimos bordes que tiene este Elephone, una verdadera delicia incluso sin interactuar con ella. Cuenta con márgenes sin apenas recorrido y con un borde lateral conocido como 2.5D, lo que permite que su pantalla se siga viendo desde el lateral. Es verdad que el efecto no llega al nivel de Samsung Galaxy S7 Edge, ni mucho menos, pero el efecto viéndolo frontalmente está muy logrado, aunque si lo analizamos en detenimiento veremos una pequeña linea multicolor al variar el ángulo de visión del terminal.

La pantalla, más allá de ser curva en cierto sentido, es de buena calidad. Con 5,2 pulgadas y resolución Full HD, cuenta con muy buenos ángulos de visión, un nivel de brillo correcto, una gran nitidez para iconos y visionado de vídeos e imágenes y una saturación de los colores bien equilibrada. Sigo sorprendiéndome de que en este rango de precios podamos ver una calidad de esta índole en el diseño y pantalla de un terminal, pero siendo sinceros, Elephone ha equipado a este s3 con una de las mejores configuraciones de un móvil por debajo de los 200 euros, y eso en el mercado actual es mucho decir. Quizás el único pero que podría ponerle es que en ciertos momentos parece tener algo menos de sensibilidad de la esperada, algo apenas inapreciable, y que además podría ser solventado con una actualización de software.

Cámara

El apartado de cámaras es un clásico de las configuraciones en la actualidad. 13 megapíxeles en su parte trasera y 5 en su parte delantera. Cuando hablamos de móviles chinos, aunque más bien de móviles en general, uno de los apartados donde los fabricantes pueden jugar un poco con nuestra ignorancia es precisamente el fotográfico. Los números aquí dicen poco o nada, y por ello lo mejor es hacer fotos a diestro y siniestro.

La cámara trasera, por empezar con lo importante, captura buenas imágenes con buenas condiciones lumínicas. La sensación de que podremos conseguir buenas fotos siempre y cuando la luz esté con nosotros, con buen nivel de detalle y efectos difuminados bien conseguidos, aquí la apertura parece hacer un buen trabajo. El rango dinámico, por otro lado, es mejorable no os voy a engañar, tendremos que saber jugar bien con las situaciones de poca y mucha luz en una misma escena, y en este sentido podríamos haber visto un mejor sensor.

Donde es complicado que realicemos buenas fotografías es de noche o en interiores, aquí la reducción del ruido no se nota demasiado y no serán las mejores situaciones para fotografiar la verdad. En buenas condiciones, nuestras fotografías pueden llegar a destacar, para todo lo demás, tendremos que buscar alternativas como un trípode y aplicaciones con controles manuales.

Su cámara delantera no tiene especialmente demasiado interés, tendremos una calidad justa, pero poco más para hacer nuestros selfies. Y la aplicación por defecto cuenta con buenos efectos y controles básicos, pero echo en falta algo de rapidez en hacer las fotografías, aunque teniendo una gran lista de aplicaciones extra en el Play Store, esto no debería ser un problema.

Rendimiento y software con Android 6.0 Marshmallow

En su apartado interno nos encontramos con una configuración convencional a día de hoy, lo cual son siempre buenas noticias. Procesador Mediatek de 8 núcleos con 3 GB de memoria RAM, 16 GB de almacenamiento interno ampliable mediante micro SD.

El sistema operativo de este Elephone S3 es Android 6.0 Marshamallow, sin apenas tocar Android más allá de añadirle un launcher muy minimalista y que se basa totalmente en Android en su estado más limpio. Es una empresa que no añade aplicaciones extra a diestro y siniestro y eso nos permite contar con casi todo el espacio para nuestro propio uso, lo cual siempre es de agradecer.

ELEPHONE S3

Si hablamos del rendimiento, de la fluidez y suavidad de este móvil debo decir que es bastante correcta. Las animaciones se mueven bien, las aplicaciones cargan rápidamente, es cierto que no es el móvil más fluido que he visto, pero en este rango es algo “evidente”. Las aplicaciones pesadas como Google Earth se mueven con fluidez, sin apenas tirones ni nada parecida y, sorprendentemente, los juegos más potentes que he probado no han tenido ningún problema de lag, cosa que otros dispositivos incluso de precios superiores no han sabido manejar.

Los 3 GB de RAM se notan para bien, y es que casi nunca he tenido que ver que las aplicaciones se recarguen cuando dejo un tiempo sin usarlas o abro más aplicaciones, y en este sentido creo que está bien optimizado. Una experiencia general correcta, suficiente como para manejar nuestro móvil en el día a día con fluidez necesaria para cualquier tarea.

Batería y conectividad

Y si bien el diseño y la pantalla nos han dejado con la boca abierta, algo parecido nos ha pasado con la batería, pero no precisamente en el buen sentido. Es verdad que los números no siempre importan, pero de donde no hay no se puede sacar. Este móvil cuenta con una batería de 2.100 mAh, lo cual para las prestaciones que tiene se queda corta, sin más.

En el uso del día a día podríamos llegar a estirar su uso 12-13 horas, pero pasar por el cargador cada noche será algo totalmente obligado si hacéis uso continuado de redes sociales, por ejemplo, más aún si jugáis o veis videos de Youtube. Es el apartado más problemático de este terminal, haber añadido al menos 500-600 mAh nos hubiera dejado con un terminal mucho más redondo.

En cuanto a conectividad, contamos con una configuración clásica si hablamos de terminales chinos, GPS, A-GPS, Bluetooth, Nano SIM y micro SIM y redes 4G, sin chip de NFC o bandas de 5 GHz en Wi-Fi.

Precio y valoración final

70

Acabamos con otro de sus puntos fuertes como es el precio. En algunas tiendas vais a poder encontrarlo incluso por debajo de 170 euros, lo cual en mi opinión es un precio realmente interesante. Es un móvil para aquellas personas que el atractivo visual y una gran pantalla sean lo más importante de un móvil, y en estos apartados este Elephone S3 se lleva el gato al agua, de verdad, es uno de los móviles más bonitos que he visto y que hay ahora mismo en el mercado.

Acompañan el rendimiento de su cámara en buenas condiciones para fotografías y el rendimiento general del sistema, con Android sin añadidos ni florituras.

La principal pega es su batería, que no llega a ser correcta para lo que podemos esperar de un dispositivo a día de hoy, aunque por este precio y con este atractivo visual, seguro que muchos estaréis pensando que podría merecer la pena dejar este apartado de lado.

ELEPHONE S3