Google, Sistema Operativo, Tecnología »

Mi Actividad, la nueva página de Google que recopila todo lo que haces

Jacinto Araque

Hace no demasiado nos quejábamos de que la desmesurada capacidad de recopilar nuestra información que tienen las redes sociales influía negativamente en nuestra privacidad, con el claro ejemplo de Facebook, que usa los datos de sus usuarios para su propio beneficio.

Ahora, Google ha lanzado Mi Actividad, una página donde se recopila todo lo que hemos hecho o visto en sus servicios, desde lo que hemos visto en YouTube hasta las búsquedas que realizamos en Chrome, algo escalofriante si lo piensas fríamente.

Google quiere que gestiones tu historial con Mi Actividad, o eso dice

Mi Actividad resume toda tu actividad online de forma cronológica, agrupando todo lo que has hecho en Chrome con su cuenta iniciada, los vídeos que has visto en YouTube o incluso la música que has escuchado a través de Google Play Music.

Lo escalofriante del asunto es que poco a poco, empresas como Google van recogiendo información, la cual parecía que sólo se guardaba en el historial de tu ordenador, con la excusa de que puedas gestionar tu historial para hacer con el lo que creas más oportuno.

Sin duda a algunos usuarios les parecerá muy útil esta nueva opción que ofrece Google, ya que brinda al usuario un historial de navegación y de actividad muy vitaminado, que además incluye varios servicios.

Y quizá, en ocasiones puede que veamos cierta utilidad en poder acceder de manera bien ordenada y bonita –ya que está diseñado en tarjetas como las de Google Now, con la estética de Material Design– a nuestro historial.

Pero esta recogida de información, sumada a la recopilación de nuestras ubicaciones, a las contraseñas que guardamos en Google, al guardado de nuestras búsquedas por voz y a la información que le proporcionamos por propia voluntad, hace que nos planteemos hasta qué punto estamos controlados.

No hay más que ver que hasta el propio creador de Facebook es algo escéptico en este tema. Respecto a esto, tenemos dos opciones, o bien vivir desconectados, o proteger nuestra información lo máximo que podamos.