Tecnología »

¿Desbloquear nuestro smartphone con huellas dactilares impresas en 3D? Ya es posible

Jose García Nieto

Uno de los sistemas más seguros para bloquear nuestro smartphone es usando nuestra huella dactilar. Esta huella, única en el mundo, es detectada por el sensor de nuestro smartphone y nos concede el acceso necesario para poder usar nuestras aplicaciones o jugar a nuestros juegos. Sin embargo, un investigador de la Universidad de Michigan ha conseguido hacer un bypass a esta seguridad usando huellas dactilares impresas en 3D.

Anil Jain, que así se llama el investigador en cuestión, ha demostrado que esta técnica podría ser usada por la policía para desbloquear terminales –siempre y cuando haya una orden judicial de por medio, por supuesto–. El método es infalible, puesto que consigue emular incluso los impulsos eléctricos que el cuerpo humano produce y que muchos sensores utilizan como segunda verificación de la huella.

¿Cómo se hace?

El escaneo de la huella dactilar bidimensional se convierte en tridimensional –algo necesario para poder imprimir en 3D– y luego se envía a una impresora 3D de alta resolución. Esta se encarga de hacer una copia física en plástico que contiene los surcos de nuestra huella, a la vez que es capaz de emular la presión que ejercemos con nuestro dedo sobre el sensor.

Una vez impresa, un pequeño microchip –de oro, plata o cobre– es puesto sobre la superficie. Esto sirve para recrear la conductividad electrica que el cuerpo humano tiene, y que es requisito fundamental para hacer funcionar los sensores más modernos. El chip es necesario porque el plástico, por sí mismo, no es que sea un buen conductor de la electricidad.

Este método, como os comentábamos, es infalible. Se ha demostrado su buen funcionamiento tanto en los sensores de huellas dactilares que encontramos en los iPhone como en los terminales Android que disponen de esta tecnología. El único fallo es que necesitan tener acceso a nuestra huella dactilar, algo que no sería demasiado difícil de conseguir. De momento, el experimento ha tenido éxito y la policía de Michigan está pensando en emplear esta tecnología para futuras investigaciones.

¿Qué os parece este descubrimiento? ¿Os parece bien?