Xiaomi »

El Xiaomi Redmi Pro con el Helio X25 es más potente que los tope de gama de 2015

Jacinto Araque

Ayer mismo tuvo lugar la presentación donde Xiaomi lanzó sus dos nuevos productos: el Xiaomi Redmi Pro y el Xiaomi Mi Notebook Air, un portátil con una clara inspiración en Apple con el que la compañía china mete la cabeza en el terreno de los ordenadores.

El Xiaomi Redmi Pro, por su parte, se perfila como uno de los mejores terminales de la “gama media”, aunque de gama media lo único que tiene es el precio. Incorpora cámara dual, un Mediatek Helio X25 y su RAM será de 3GB o de 4GB según el modelo.

Se está hablando mucho acerca de este terminal, ya que, para ser claros, y dejando atrás el hype que genera, es posiblemente lo mejor del mercado en la franja de 200 a 300 euros, incluso es mejor opción que algunos terminales tope de gama del año pasado, o al menos eso demuestran los benchmarks.

Xiaomi Redmi Pro, superando a los topes de gama del año pasado

Y es que aún no conocemos demasiado acerca del rendimiento de este nuevo terminal de Xiaomi, aparte de la filtración que ha habido de un test realizado con Antutu Benchmark, que arroja un resultado de 91.719, una barbaridad de resultado, que no nos cabe duda que será mayor en su versión final.

Estas pruebas han sido hechas en la versión más alta del Xiaomi Redmi Pro, que incorpora 4GB de memoria RAM y 128GB de memoria interna, que nada tienen que envidiar a terminales tope de gama del año pasado –ni de este–.

Si bien, esto son sólo datos en frío, comparando estos resultados con terminales tope de gama de 2015, en este caso el Xperia Z5 Compact y el OnePlus 2, vemos cómo este nuevo terminal de Xiaomi les pasa por encima sin apenas despeinarse.

Estos datos, evidentemente, están por detrás de terminales como el S7 o como el OnePlus 3, pero lo realmente relevante del Redmi Pro es el reducido precio que tiene, en comparación de sus especificaciones, ya que es realmente difícil sacar al mercado terminales semejantes con un precio inferior a 300 euros, aunque está claro que si hay alguien que sabe hacerlo, es Xiaomi.