Aplicaciones »

Si tuvieras que pagar un extra por usar WhatsApp, Telegram, Messenger,…¿lo harías?

Adrián Fariñas

Ayer veíamos la noticia de que en Italia se están planteando obligar a aplicaciones como WhatsApp, Facebook Messenger y otros servicios de mensajería, a pagar un impuesto a las operadoras, dueñas de las infraestructuras y el mantenimiento necesario para que puedan funcionar. La idea es que las operadoras sean recompensadas por el esfuerzo que les supone ampliar y mejorar sus redes para que estos servicios, que utilizan cientos de millones de personas cada día, gestionen el tráfico de forma correcta y el usuario pueda disfrutar de una buena experiencia, sin ningún tipo de percance.

El problema es que, como siempre ante una situación así, nosotros como usuarios finales, tendríamos todas las papeletas de tener que soportar ese impuesto y sí, con soportar me refiero a pagarlo. Poniéndonos en el peor de los casos, aparte de pagar nuestra tarifa a la operadora como lo hacemos ahora, tendríamos que pagar un extra por usar esas aplicaciones, ya sea pagándoselo directamente a la empresa del servicio, o pagándolo en la propia factura de nuestra operadora.

Es decir, sería el caso opuesto a algunos países, en donde las operadoras han lanzado tarifas en las que incluyen el uso de WhatsApp de forma gratuita. El consumo de datos de WhatsApp no computa en el consumo total de datos de la tarifa.

Entonces, si llegásemos al punto de tener que pagar un extra por utilizar estas aplicaciones que quien más y quien menos, utiliza todos los días, ¿tú lo pagarías?

WhatsApp ya fue de pago…y muchos no quisieron pagar

Cabe recordar que WhatsApp hasta hace no mucho era de pago, aunque también es cierto que para nosotros era prácticamente un pago simbólico, pues era de menos de un euro al año. Un pago que había que realizar una vez al año, y te olvidabas. Algunos ni siquiera eso, pues se daban casos en el que el servicio se renovaba automáticamente sin coste, y sin saber muy bien por qué.

Te recomendamos: Cómo eliminar o desactivar una cuenta de WhatsApp en caso de robo

Sin embargo, aunque el coste era muy reducido, había muchísimos usuarios que no estaban dispuestos a pagar, pues no les parecía justo. Claro que tampoco estaban dispuestos a dejar de usarlo, así que se buscaban otra “vía” para poder hacerlo.

Por lo tanto, el dilema está claro. Muchos usuarios se negarían a pagar el coste extra, pero por supuesto no querrían dejar de usar estos servicios para seguir comunicándose cómodamente con sus familiares, amigos, etc. Y tú, ¿qué harías? ¿Lo aceptarías? ¿Te pasarías a una tarifa con llamadas ilimitadas o SMS gratuitos?