Samsung »

3 novedades del Samsung Galaxy Note 7 que marcan la diferencia

Rubén Ulloa

Aún no está a la venta, y ya han llegado los primeros análisis a la red, nosotros hemos tenido la suerte de poder tocarlo unos minutitos y ya tenemos nuestras impresiones sobre el nuevo Samsung Galaxy Note 7, un terminal que aún no está a la venta poco falta, así que todos tranquilos, y que será el gran rival del futuro Apple iPhone 7 Plus/Pro –o eso parece al menos sobre el papel–.

En esos minutos que hemos tocado el Samsung Galaxy Note 7, hemos podido comprobar algunos de los puntos diferenciales respecto al Samsung Galaxy S7/S7 Edge y sobre las versiones anteriores de Note. Son detalles que quizás no cambian mucho, pero que sí que hemos sido capaces de percibir en poco tiempo de uso, que han hecho que el dispositivo sea más cómodo de usar, y que seguramente sean los puntos diferenciales para que muchos usuarios del Samsung Galaxy Note 7 noten que están usando un dispositivo más cómodo.

Escáner de iris

Una de las novedades de la presentación del Samsung Galaxy Note 7 fue el escáner de iris como elemento de seguridad. La realidad es que muchos usuarios, hablaron de la dificultad de usarlo con gafas o lentillas, de la posibilidad de que sea hackeado con una foto, y visto lo visto, y lo comentado por Samsung, parece que todo esto está solucionado.

Primero y antes de nada, se trata de un escáner 3D desde un sensor de infrarrojos, por lo que una fotografía no sirve para desbloquearlo, nuestro iris es esférico, y la lectura del patrón del iris tiene que ser esférico. Además de esto, lo hemos podido comprobar con gafas –no así con lentillas–, y la verdad es que funciona bien, es cierto que la velocidad de desbloqueo es inferior, pero no podemos quejarnos del tiempo de espera. Y a esto viene el tema, el gran punto es la velocidad del escáner, a veces casi instantáneo, con una gran velocidad, muy fácil de configurar, y según hemos podido leer y nos hemos informado, muy complicado de hackear.

S-Pen, el mejor stylus de la saga

El punto diferencia de la gama Note de Samsung, es el S-Pen, esa posibilidad de usar un stylus, con su presión, su botón de acceso y sus funciones añadidas, y la verdad es que aquí, hemos notado otro pequeño paso al frente –ojo, no hemos probado el del Samsung Galaxy Note 5, pero respecto al 4, hay bastante diferencia–. Las diferencias las encontramos a nivel de software y hardware, disponiendo de un dispositivo y una experiencia mejorada. A nivel de hardware, tenemos más niveles de presión y menos lag, lo que nos acerca a la escritura 100% real a pasos agigantados, aún le queda para llegar esa experiencia, pero funciona muy bien.

El software es otro de los caballos de batalla del S-Pen y TouchWiz, ya habéis podido leer por aquí, que si TouchWiz tiene sentido en algún terminal Samsung, es en la gama Note. La verdad es que tenemos más funciones, mejor implementadas y más cómodas de usar. La posibilidad de realizar una nota desde la pantalla bloqueada simplemente extrayendo el S-Pen es una maravilla, ganamos velocidad, funciones y uso. Sin ninguna duda, y como usuario del Samsung Galaxy Note 4, la mejora es evidente en todos los ámbitos.

Diseño y resistencia al agua

La resistencia al agua ya era una característica del Samsung Galaxy S7, pero no así de la gama Note, en el caso del diseño, tampoco tenemos un gran cambio, pero la realidad es que la unión de los dos, en la gama Note, queda muy bien. Por un lado tenemos un rediseño en la forma, un dispositivo simétrico, mucho más equilibrado en peso, lo que nos ayuda a utilizarlo, es un terminal de 5,7 pulgadas de tamaño, y esta compacidad del mismo, ayuda mucho a poder usarlo con una mano. Los materiales están muy bien usados, el aluminio vuelve a ser el 6700, con alta resistencia, y el acabado de vidrio de la tapa trasera, es espectacular –el color azul es muy bonito, el plateado es muy interesante, y el negro es muy elegante, todos son muy bonitos–.

El tema del IP68, está muy bien, pero como siempre en estos smartphones no podemos usarlos con agua en la pantalla –hay alguna excepción–, pero en este caso, tenemos el añadido del Stylus, 100% funcional, no solo con agua, sino incluso debajo del agua.