Probamos Duo, la nueva aplicación de Google para hacer videollamadas

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Prueba de Google Duo

Las videollamadas son parte de nuestro día a día en lo que a comunicación se refiere. No es raro hacer, de vez en cuando, una videollamada con algún amigo que está estudiando fuera o con algún familiar lejano. Hay cientos de aplicaciones que sirven para esto, como Skype o Viber, pero hoy queremos probar una nueva que viene de la mano de Google: Duo, y ya os adelantamos que nos ha gustado mucho.

Duo, la aplicación de videollamadas de Google, ya está entre nosotros y no solo eso, sino que además funciona en España. Como os informábamos ayer, el APK se había filtrado, pero al instalarla no nos dejaba verificar el número. Ahora que ya podemos hacerlo, la hemos probado y ya sabemos qué tal se comporta la aplicación y cómo funciona. Sin más dilación, os dejamos con nuestras impresiones. Con todos ustedes, Google Duo.

Interfaz simple y fácil de usar

Lo primero que nos encontramos al abrir la aplicación es una pantalla dándonos la bienvenida, que nos lleva a la pantalla de verificar el teléfono. Efectivamente, funciona de la misma forma que WhatsApp: le metemos nuestro número, nos envía un mensaje con un código de seis dígitos y nos permite acceder a la aplicación. Nuestra cuenta se crea con nuestro teléfono, por lo que no necesitamos ni correos / contraseñas, ni usuarios ni nada extraño.

Verificación del teléfono en Duo

La aplicación es tan simple que parece hecha para gente mayor. Solo nos encontramos con un botón grande y azul con el que hacer la videollamada y los contactos recientes. Cuando pulsamos sobre él, nos lleva a nuestra lista de contactos, donde veremos en amarillo las personas que tienen Duo instalado –o al menos una cuenta en Duo–. Más abajo, en azul, tendremos todos nuestros contactos y un botón para invitarlos a usar la aplicación.

Videollamadas sin adornos

Videollamadas y contactos en Duo

Una vez seleccionamos el contacto, nos lleva a la videollamada. Nuestro contacto nos verá antes de coger la llamada gracias a la función Toc Toc, y deslizando hacia arriba cogeremos la llamada. Ambos estamos conectados al WiFi, por lo que en un primer momento, todo funciona bien. Sin embargo, al cabo de un rato, la propia aplicación me lanza un aviso de que la conexión del WiFi es lenta.

La pantalla se pone gris y solo se queda el audio. Ante eso, cambié la conexión, apagando el WiFi y usando mi 4G. No sé cuántos megas consume Duo –imagino que un buen puñado–, pero la videollamada vuelve a funcionar bien y sin ningún tipo de corte. Al principio la imagen se ve un poco pixelada, pero en unos tres segundos la imagen se ve completamente nítida, y el sonido se oye bien –aunque depende mucho de la calidad de la conexión entre ambas personas–.

Interfaz de la videollamada en Duo

En la propia interfaz de la videollamada podemos hacer más bien poco o nada. Solo podemos silenciar nuestro audio y darle la vuelta a la cámara para cambiar entre la interna o la externa, además de colgar. No hay stickers, no hay chat, no hay nada. La aplicación es tan sencilla que asusta, hasta el punto de que da la sensación de que faltan opciones. Quizá eso es lo que hace que la aplicación vaya tan bien, porque sí, para ser una primera versión, la aplicación funciona realmente bien.

Google Duo no sustituye a Hangouts

Google Duo es una aplicación one-to-one. No podemos hacer videollamadas grupales. Solo funciona entre dos personas, al igual que las videollamadas de Snapchat. Por ese motivo, Hangouts sigue siendo una alternativa viable para las videollamadas, puesto que permite que haya varias personas en la conversación –algo que muchas personas necesitan–. De momento, Duo queda renegado a un ámbito más personal y me atrevería a decir que más puntual –para videollamadas esporádicas con alguien en particular–.

8

Las llamadas están cifradas, y tendremos la capacidad de bloquear a los usuarios que nos molesten, ya que tenemos su número de teléfono. Por su parte, en los ajustes no podremos hacer gran cosa, más allá de ver nuestra información, restringir el uso de datos y activar / desactivar Toc Toc.

Para usar Google Duo en Android necesitaremos, mínimo, un teléfono con Jelly Bean –es compatible con la inmensa mayoría de teléfonos– y, obviamente, tener un teléfono con, al menos, una cámara. De momento, nuestras impresiones es que la aplicación funciona bien y que se convertirá en una alternativa viable para las videollamadas, pero aun tiene que madurar un poco y peca de falta de opciones.

Si queréis probarla, lo mejor que podéis hacer es descargar el archivo APK, puesto que en Google Play todavía no ha sido lanzada. No dudéis en echarle un ojo y contarnos vuestra experiencia, aunque vaya por delante que no sabemos si fuera de España funcionará. Si se da el caso de que en vuestro país no funciona, no dudéis en dejarnos un comentario para que el resto de usuarios lo sepa.

¿Qué pensáis de Duo? ¿Os parece una aplicación interesante?

Archivado en Análisis, Aplicaciones Android de multimedia y vídeo, Google Duo, prueba, Test
COMPARTIR 0 TWITTEAR

También te puede interesar

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs