Samsung »

Samsung Galaxy Tab A 2016, tres puntos importantes para comprar esta tableta

Rubén Ulloa

Para muchos usuarios si hablamos de tabletas de 10 pulgadas en Android, tenemos que hablar de Samsung, desde las primeras Samsung Galaxy Tab, hasta los últimos modelos de Samsung, ha pasado mucho tiempo. El año pasado la firma coreana decidió hacer un cambio en su línea de diseño y ofreció una tableta de 9,7 pulgadas en formato 4:3, frente a las 16:9 que tenía en su catálogo para hacer frente al mercado e igualarse a otros fabricantes.

En estos momentos, la firma asiática ya tiene otro modelo en el mercado, la Samsung Galaxy Tab A 2016, otra vuelta a las 10,1 pulgadas, con un formato algo diferente, un 16:10, con un diseño similar al resto de la gama y con unas prestaciones que siguen lo que se podría esperar de una tableta “económica” de 10 pulgadas en Android.

Autonomía

Ha sido una sorpresa enorme, es cierto que muchas tabletas de 10 pulgadas están en datos muy buenos, con 10 horas de autonomía, pero en esta Samsung Galaxy Tab A 2016 la realidad es que las 10 horas de autonomía están aseguradas, si no le exigimos mucho a la tableta, y en condiciones de pantalla de poco brillo, la realidad es que tenemos más de 12 horas en algunos casos, una maravilla, que ni en los datos de Samsung salen como tan “abultados”.

Es una tableta que para un uso familiar, un par de consultas en la web, algo de redes sociales y algún vídeo de YouTube, puede durar una semana sin tener que cargarla. Una auténtica maravilla para casi cualquier. Los usuarios más exigentes, podrán usarla todo el día, y ella no se cansará.

Pantalla

Ha sido una buena sorpresa ver que se pueden hacer paneles TFT con esta calidad, tenemos 10,1 pulgadas con una resolución 1920×1200 píxeles, en algunos momentos puede parecer que le falta algo de nitidez, pero al final da la impresión que es algo más de renderizado, que de la propia resolución nativa del panel.

El nivel de brillo es muy alto, la calidad de los colores es muy buena, con una buena saturación, bastante colores, y parecen bastante reales. Los ángulos de visión también son excelentes –y ese es el punto más interesante de un panel TFT– podemos utilizar la Samsung Galaxy Tab A 2016 desde cualquier punto sin problemas de visión, perdemos un poco de contraste con ángulos muy extremos, pero no es realmente nada grave.

Facilidad de uso

La realidad es que me ha resultado muy cómoda, y eso es un punto especial para mí, ya que normalmente las tabletas de 10 pulgadas se me solían hacer bastante incómodas. Aquí no tenemos eso, sino todo lo contrario, una gran facilidad para usar la tableta, con un buen peso, con un grosor bastante conseguido y con unos materiales bastante agradables a la mano.

Es la primera tableta de 10 pulgadas que puedo tener bastante tiempo en el sofá o en la cama, usándola con una mano, pesa poco, bastante menos que las versiones de 10,1 pulgadas anteriores de Samsung, y en general es cómoda, el grosor tan bajo, ayuda a esto también. Así que en general me ha resultado muy cómoda de usar, muy interesante para alguien que necesite estar todo el día con la tableta o para niños, que puedan usarla sin que les resulte especialmente pesada.