Xiaomi »

Xiaomi Redmi Note 4 vs Xiaomi Redmi Note 3, ¿qué ha cambiado?

Jacinto Araque

Cada año que pasa Xiaomi se posiciona aún más como una empresa referente en telefonía, ya que es capaz de lanzar terminales al mercado que compitan de tú a tú con los topes de gama, pero a un precio bastante más reducido, bien sea por no gastar una millonada en marketing como Apple y Samsung o bien por el hecho de no pagar patentes en China.

Buen ejemplo de ello es la gama Redmi, que ha sido todo un ejemplo este año en la “gama media” que cada vez tiene menos de gama media y más de gama alta. Ahora Xiaomi, tras menos de un año desde la salida del Redmi Note 3 ha presentado el Xiaomi Redmi Note 4 y mi pregunta como poseedor del Redmi Note 3 es, ¿merece la pena cambiar de uno a otro?

¿Qué ha cambiado del Redmi Note 3 al Redmi Note 4?

Bien, empezando por la pantalla, no encontramos ningún cambio determinante, el Redmi Note 4 conserva el mismo tamaño de 5,5 pulgadas y la misma resolución Full HD, con el añadido de que la pantalla en este caso es 2,5D ¿una buena mejora? Sí, ¿es algo determinante para cambiar de smartphone? Para nada.

Respecto al almacenamiento, nos encontramos con que Xiaomi ha eliminado la versión de 32GB para sustituirla por la de 64GB, algo bastante criticable, ya que podría haber eliminado la de 16GB, lo cual no es una locura a día de hoy. Si nos basamos en antecedentes, este terminal no contaría con slot para introducir tarjetas Micro SD, por lo que si se te queda corta la memoria, pasar al modelo con 3GB de memoria RAM y 64GB de memoria interna, sí que merecería la pena.

Acerca de la cámara, solo sabemos que esta conserva la misma resolución, pero su apertura focal es de 2.0, por lo que sobre el papel promete ofrecer mejores resultados que la del Redmi Note 3, –lo cual tampoco es muy dificil– pero en cualquier caso, habrá que esperar a probarla, ya que es imposible vislumbrar su rendimiento basándonos solo en los números.

En el procesador, encontramos que Xiaomi ha cambiado el Helio X10 con el que cuenta el Redmi Note 3 por el Helio X20 que incorpora el Redmi Note 4. Una mejora que promete bastante, ya que el Helio X20 es de los mejores procesadores de la actualidad, y que se notará a la hora de cargar juegos pesados.

Posiblemente, la diferencia más pequeña radica en la batería, ya que pasamos de 4.050mAh a 4.100mAh, una diferencia que no parece que vaya a notarse mucho por si sola, pero con la ayuda de la gestión del Helio X20, puede mejorar los excelentes resultados del Redmi Note 4.

A mi juicio, el cambio de la versión superior del Redmi Note 3 a la versión superior del Redmi Note 4 sólo merece la pena si los 32GB de memoria interna se te quedan cortos. Si por otra parte, cuentas con la versión de 16GB de memoria interna y 2GB de RAM, el cambio a la versión superior del Redmi Note 4 será un acierto seguro.

Si ese no es el caso, o si lo es, pero eres una persona paciente, merece la pena conservarlo, al menos hasta que Xiaomi decida lanzar una versión internacional de este smartphone con procesador Snapdragon ya que, a pesar de que en potencia MediaTek no tiene mucho que envidiar a la gama media-alta de Qualcomm, la mayoría de los usuarios al comprar un móvil buscamos que este reciba actualizaciones. Y no es que Xiaomi no de soporte a sus terminales, ya que podemos ver que una cantidad ingente de terminales se actualizarán a MIUI 8, sino que MediaTek es la principal culpable de que los terminales que montan sus procesadores no puedan actualizarse a una nueva versión de Android.