Tecnología »

¿Por qué los Android pierden el valor más rápidamente que los iPhone?

Ricardo Aguilar

En el mercado de la gama alta de los smartphones, principalmente tenemos los buques insignia Android y los iPhones. A la hora de su lanzamiento, el precio de estos dos rivales es muy similar, sin embargo, con el paso de los meses nos damos cuenta de que los dispositivos Android pierden valor de una forma brutal.

Sin ir más lejos, los tope de gama de este año como el Samsung Galaxy S7, el LG G5 o el Huawei P9 ya se pueden encontrar por internet 200 euros más baratos respecto a su PVP. ¿Por qué sucede esto? ¿Es algo que te perjudica o que te puede beneficiar? Si te interesa el tema quédate con nosotros, ya que vamos a intentar aclararlo.

El iPhone compite con el iPhone

Una de las ventajas que tienen los iPhone es que no tienen rival en el mercado, ya que compiten consigo mismo. Un iPhone es un modelo único que se lanza una vez al año, al comprarlo sabes que vas a tener lo último de lo último -en el ecosistema Apple-, hasta que salga el iPhone de siguiente generación.

Esto hace que los usuarios no tengan dónde elegir, si quieres un iPhone 6 te tienes que comprar un iPhone 6, no tienes alternativa, salvo que abras los ojos y compres un Android, que es la opción más acertada.

Android, el catálogo infinito

La principal ventaja de Android es la capacidad que tenemos para elegir dispositivo, si no nos gusta un modelo podemos escoger cualquier otro que se adapte a nosotros, no estamos obligados a aceptar lo que ofrece el fabricante como en Apple, si no que podemos escoger el móvil que se adapte a nosotros de forma libre.

Esto hace que todos los meses salgan nuevos modelos al mercado, con tecnologías más y más avanzadas -las cuales Apple termina implementando años después-. Esto implica que es bastante difícil tener lo último de lo último en Android, por lo cual los móviles pierden valor semanas después de su lanzamiento.

La oferta y la demanda

Como decíamos, en Android podemos elegir modelos hasta aburrirnos, lo que hace que la oferta y la demanda sea más interesante. La demanda de iPhone es la que hay, quiero un iPhone pues me compro un iPhone, sin embargo en Android no funciona así.

Si tu demanda es de teléfonos de 5 pulgadas y buena cámara vas a tener un abanico prácticamente infinito, por lo que el mercado se va moviendo adaptándose a tus necesidades, devaluando los dispositivos más solicitados para aumentar las ventas. Ejemplo de esto son los móviles como el Mi5 o el Zuk Z2, que ya se pueden comprar por poco más de 200 euros.

Un mes en Android, un año en Apple

Esto puede ser una ventaja para el comprador y una desventaja enorme para el vendedor. Ya que los teléfonos Android pierden en unos meses lo que Apple en uno o dos años. Por ejemplo, un gama alta Android con dos años se puede obtener por unos 200 euros fácilmente, mientras que un triste iPhone 6 ronda los 400 euros en los foros de compra venta.

Si lo que quieres es un móvil para disfrutar años y años, lo que recomendamos es comprar gama alta pasada la mitad del año. Por menos de 500 euros -casi la mitad de lo que vale el iPhone 7 Plus-, puedes disfrutar de un S7, un P9, un OnePlus 3… Sí, perderán más valor con el tiempo, pero esos 200 euros que le vas a perder cuando lo vendas los habrás ahorrado con la compra, así que estamos en las mismas.

Y tú, ¿qué opinas de la devaluación de Android?