Samsung »

¿Está acabada la familia Galaxy Note por los problemas de las explosiones?

Blai Ras Jimenez

A día de hoy todo el mundo lo sabe: los nuevos Samsung Galaxy Note7 explotan. A pesar de que Samsung ya ha movido ficha al respecto y de que ya ha habido antecedentes parecidos mucho antes, parece que a la firma coreana le va a salir más caro de lo esperado su nuevo buque insignia.

El tema ha traspasado hasta las fronteras de aquellos que nos gusta Android y su desarrollo, y es por eso que hoy nos preguntamos ¿está muerta la gama Note en consecuencia?

La reputación de la gama Note por culpa del Galaxy Note7

Todo empezó una semana más tarde de su salida al mercado. Uno de sus usuarios reportó que su nuevecito Samsung Galaxy Note7 había “explotado” sin razón alguna. Al final no fue un hecho puntual: pronto más de sus compradores tuvieron el mismo percance.

Días más tarde, Samsung se pronunció al respecto, afirmó que se trataba de un problema interno y que haría lo que fuese falta para arreglarlo, por supuesto, gratuitamente. Más adelante, supimos que la causa de estas quemaduras y explosiones eran las baterías fabricadas por SDI.

Puede interesarte: Si no devuelves ya tu Samsung Galaxy Note7, será desactivado y no podrás usarlo

Samsung no es el primer fabricante al que le ocurre semejante problema. Dejando de lado de que no es la primera vez que un smartphone empieza a arder de repente, el iPhone 4 tuvo y sigue teniendo problemas al lanzar bastantes unidades con antenas “rotas”, y en ese entonces también se habló del “fin de los iPhones” y hasta de Apple.

Creo que va a suceder lo mismo con este Note7. Samsung seguro que no obtendrá el resultado esperado en ventas por culpa de ello, pero cuando haya pasado toda la tormenta y su precio haya bajado escandalosamente, seguro que será más que una buena opción de compra.

Puede interesarte: El éxito del Galaxy Note7 obliga a Samsung a aumentar su producción

En cuanto se rumoreé su antecesor, un posible Note8, los chistes y el regodeo volverán, pero Samsung sabe arreglar las cosas y lo hará, sabrá vender más y más dispositivos como lo ha hecho hasta ahora y puede que alguno de ellos sea un Galaxy Note. Es, por lo tanto, prácticamente imposible que una familia tan popular de un fabricante tan importante muera por culpa de tales explosiones.

En conclusión, puede que el Samsung Galaxy Note7 se merezca tal reputación, pero dejando de lado sus explosiones espontáneas, no deja de ser un auténtico tope de gama, con especificaciones a la última como su lector de iris o su único S-Pen. Puedes echar un vistazo a su review a salvo desde tu casa aquí mismo:

¿Qué piensas tú sobre sus explosiones y la reputación de la gama Note?