Tecnología »

GLOBALFOUNDRIES trabaja en un nuevo procesador con tecnología de 7 nanómetros

Alberto Quero Guardia

Como todos sabéis, el procesador es un elemento esencial de la telefonía móvil hoy en día. Más allá de ser el cerebro de los mismos y el encargado de mover todas las aplicaciones, también es básico a la hora de montar otros componentes como el sensor fotográfico. Por esta misma razón, desde Andro4all seguimos muy de cerca las evoluciones que se producen en este ámbito.

Las empresas que normalmente copan la actualidad en los chipsets son conocidas por todos -Qualcomm, Mediatek, Exynos o Kirin-. Hoy, sin embargo, tenemos que hablar de la compañía GLOBALFOUNDRIES, que ha anunciado de forma oficial que está trabajando en un nuevo procesador con tecnología FinFET de 7 nanómetros.

Según nos indican desde Tech Power Up con esta nueva tecnología los teléfonos móviles tendrían un rendimiento mucho más eficiente y hasta un 30% más de potencia si los comparamos con los procesadores actuales de 14 y 16 nanómetros.

También te puede interesar: El Exynos 7570 es el primer SoC de gama baja en ser fabricado en 14 nm

Desde GLOBALFOUNDRIES aseguran que el salto que han dado -desde los 14/16 nm “habituales” hasta los 7, obviando los 10 nanómetros- es un movimiento muy importante que les permitirá estar a la vanguardia de la fabricación de procesadores. Según unos estudios de mercado realizados por ellos mismos, ir desarrollándolos de forma progresiva suponía un sobrecoste excesivamente alto.

Para embarcarse en semejante proyecto, esta compañía contará con el apoyo de IBM, la archiconocida empresa de ordenadores. Con esta poderosa colaboración está claro que no deberían tener problemas de presupuesto ni tecnología. A cambio, todo parece indicar que los primeros dispositivos en llevar estos procesadores tan potentes serán las futuras computadoras de la firma estadounidense. En este mundo nada es gratis.

Más en Andro4all: Intel y LG unirán fuerzas para acabar con el dominio de Samsung y Qualcomm

Estos chipsets serían compatibles con la futura tecnología de redes 5G, la conducción de coches autónomos y la inteligencia artificial, por lo que podéis haceros una idea de su versatilidad y potencia. Por desgracia, aún nos queda un tiempo hasta poder ver estos procesadores, pues la firma espera poder tenerlos totalmente listos y desarrollados hacia la segunda mitad de 2017. Aún así, no se podría comenzar su producción en masa hasta bien entrado 2018, por lo que queda una buena temporada para poder disfrutar de todas sus bondades en un dispositivo móvil.