Aplicaciones »

Vuelve el malware a Google Play: hay 40 aplicaciones infectadas

Alberto Quero Guardia

De forma general, si descargáis vuestras aplicaciones desde Google Play no deberíais tener ningún problema, pues desde Google se encargan de comprobar que todo esté en orden y las apps alojadas en la tienda estén libres de malware. O al menos esa es la teoría, ya que de forma más o menos regular surge alguna noticia sobre aplicaciones dañinas para nuestros móviles.

Las últimas, según leemos en Phone Arena, surgen de un estudio realizado por la empresa de seguridad Check Point que advierte de la presencia de un virus conocido como DressCode, que está presente en nada menos que 40 aplicaciones de Google Play Store. Esa cifra llega a las 400 si tenemos en cuenta también a otras tiendas no oficiales.

Dicho informe también asegura que este virus normalmente se utiliza para ganar clics en anuncios y generar un tráfico de datos que interese a aquel que maneja el dispositivo desde fuera, algo que en principio no debería suponer un gran problema para el dueño del teléfono. Sin embargo, no es bueno confiarse pues puede utilizarse para otros ataques mucho más serios.

Si queréis saber algo más sobre cómo se comporta exactamente este virus, podéis echarle un vistazo al vídeo que tenéis a continuación, creado expresamente por la compañía que ha realizado el informe:

También te puede interesar: Cómo saber si mi Android está en peligro por QuadRooter

Google ya ha avisado que procederá a retirar dichas aplicaciones infectadas cuanto antes para evitar mayores problemas y que no afecte a un gran número de usuarios, como ha ocurrido en otros casos. Gran parte de estas apps son juegos y aplicaciones para niños, por lo que si vuestro hijo/a o algún familiar pequeño utiliza una tablet o un móvil para jugar no estaría de más hacer uso de algún antivirus como Avast Mobile Security & Antivirus, del que ya os hemos hablado en alguna ocasión.

Desde Andro4all, os recomendamos instalar las aplicaciones directamente desde Google Play Store siempre que sea posible. Si no es el caso, al menos intentad que la página desde donde descarguéis el archivo APK sea fiable. Investigar sobre esa página o leer opiniones de otros usuarios antes de hacer nada puede ahorraros algún susto.