Recopilaciones y comparativas »

Por qué me compraría un Nexus 6 de 2014 antes que el nuevo iPhone 7

Christian Ruiz Muñoz

Ay, Apple, tantas promesas de innovación y tantas esperanzas rotas para todos aquellos fans de la manzana en lo que ha sido una demostración más de que la compañía no pasa por su mejor momento, sobre todo desde que el señor Jobs no está entre nosotros. Después de un mediocre iPhone 5, un decente iPhone 6 y un más que discutible iPhone SE, Apple ha vuelto a lanzar las campanas al vuelo en la presentación de su nuevo buque insignia, como si se tratara de un acontecimiento espectacular de pura innovación tecnológica.

Antes de que muchos saquen los machetes y las escopetas con lo que voy a decir, debo mencionar que en ningún momento se va a mencionar que este iPhone 7 es un pésimo terminal y que no hay por donde cogerlo, al contrario, Apple ha sacado un buen smartphone, sobretodo si miramos lo que monta el iPhone 7 Plus.

Somos de Android, pero es innegable que todo lo que haga o deje de hacer Apple le influye directa o indirectamente al mundo del Androide Verde. Como ya sabéis muchos de vosotros, cada vez que se presenta un nuevo terminal y más del calado del iPhone, solemos hacer muchas comparativas para comprobar en que gana o pierde contra sus competidores, es algo que hacemos con todos.

Quizá te interese: Los teléfonos Android se adelantan al iPhone una vez más: opinión del iPhone 7

Pero esta vez va a ser una comparativa algo diferente, ya que no lo vamos a comparar con un tope de gama de este mismo año, ni siquiera con un gama media, ni tampoco con un flagship de 2015…¡sino de 2014!

Sí amigos, si pensáis que comprar un gama alta de 2014 como lo es el Motorola Nexus 6 queda anticuado o resulta inservible en el actual 2016, quizá os salga rentable adquirir este terminal antes de decantaros por el iPhone 7, porque si apostáis por el móvil de Google, os daréis con un canto en los dientes ¿Por qué? Os lo voy a demostrar.

Una resolución que deja que desear…

No estamos pidiendo ni más potencia, ni un diseño diferente, ni tampoco que cambien el software, ¡solo pedimos una pantalla que no se vea pixelada! Parece que los de Apple siguen en su burbuja y no se enteran –o no se quieren enterar– de que a estas alturas hasta un terminal Android de 120 euros tiene más resolución que el iPhone 7.

Ya no me vale la excusa de que si pantalla de Retina ni el cristal que le implementen, los 326 píxeles por pulgada son para echarse a llorar, y ya no discutimos que no incorporen una resolución QHD como la tienen todos los topes de gama incluido el Nexus 6 de 2014, sino que se olviden de la resolución FullHD para una pantalla de casi 5 pulgadas es para hacérselo mirar.

…y una cámara a la que se puede disputar el puesto

El apartado de la cámara puede que sea lo que escape mejor parado de esta comparativa, ya que todos sabemos que las cámaras de los iPhone son realmente buenas. Pero hay algo que se nos escapa, y es la incorporación del OIS –estabilizador óptico de imagen–que resulta ser una de las grandes mejoras del iPhone 7 con respecto al iPhone 6s, cuando en el panorama Android ya se manejaban cámaras con su estabilizador óptico incorporado, como es el caso del Nexus 6.

Tanto marco inferior y no caben unos altavoces frontales

Es cierto que es el aspecto del cual más tiramos de las orejas a las principales marcas cuando lanzan su buque insignia, ya que son pocos los que implementan altavoces frontales Pero este Nexus 6 de Motorola sí los implementó en 2014, lo que quiere decir que no debe ser tan difícil incorporarlos en un móvil con tanto marco inferior y que vale 900 euros.

Póngame un jack para auriculares, por favor

Ni Juan, ni Juanillo. Apple ha permanecido dos años enteros intentando construir un smartphone que marcase un hito en la historia para luego no innovar nada de nada, pero en cambio cambia cosas que deberían quedarse donde están.

El jack de auriculares es algo que puede que no marque demasiada tendencia, ya que no todo el mundo tiene auriculares o cascos inalámbricos, ni todo el mundo tiene el dinero que cuestan los EarPods inalámbricos lanzados exclusivamente para el iPhone 7. Ya sabes, si tienes auriculares con cable y te vas a comprar el nuevo iPhone, puedes tirarlos tranquilamente.

No quiero verme obligado a hipotecar mi casa

Del precio se esperaba que Apple redujera costes y lanzara terminales algo más rebajados de precio. Pero no ha sido así, los de Cupertino siguen en sus trece de querer hacer un móvil diferencial al resto, tan “diferencial” que pronto superará la barrera de los mil euros la versión más estándar. Que no te engañen, hasta con un móvil Android que cueste 400 euros puedes lo mismo o más funciones que con este iPhone 7, que sin dejar de ser un mal terminal, no pasará a los Anales de la historia por ser el smartphone que reinventó la tecnología.

¿Qué opinión tienes al respecto?