ASUS Transformer Prime: Primeras impresiones

COMPARTIR 0 TWITTEAR


Voy a comenzar parafraseando a “La chaqueta metálica” : “Ésta es mi tablet. Hay muchas otras pero esta es la mía. Yo sin mi tablet no soy nada y mi tablet sin mi tampoco”. Con esto no quiero decir que vaya a escribir un post adulando a ASUS, pero ya podéis imaginaros la impresión que me ha causado la tablet: Impresionante.

Vayamos por partes: el físico (no os hagáis los sensibles, es lo primero en lo que uno se fija y más cuando hablamos de un buen chasis). Aquí ya sabéis lo que os voy a contar: Una tablet extremadamente delgada que lo parece aún más en directo, con fabricación en aluminio y con protección Gorilla Glass. ¿Qué más se puede pedir?  El conjunto en sí es muy sólido y transmite la sensación de un acabado superior, por el cual merece desprenderse de los 599€ que ASUS nos ha confirmado (el precio es por el modelo de 32 GB con teclado o de 64 sin él. Mi recomendación es el modelo de 32 GB y una buena SD de clase 10). En cuanto a la apariencia del dock, también es muy delgado aunque menos que la tablet, en mi opinión tanto las teclas como el trackpad tienen buen acabado aunque se echa en falta un poco más de recorrido en las teclas, que hace más dificil la escritura. El trackpad responde muy bien y permite gestos multitáctiles como el pinch-to-zoom o el scroll vertical.

Pasemos al software. Antes que nada, hemos de contaros que las tablets que nos ha dejado probar ASUS llevaban instalado Ice Cream Sandwich (4.0.3) y nos han confirmado que la actualización será inmediata tras encender el dispositivo por primera vez, de modo que apenas usaremos Honeycomb en caso de comprarla. Dicho esto, lo cierto es que nunca había probado algo igual en Android. Si algo me gusta de las tablets de Apple es su respuesta, y aquí deja de ser un argumento. La respuesta táctil es asombrosa en toda la interfaz, y la carga de aplicaciones es mucho más rápida que en cualquier otra tablet Android. El procesador Tegra 3 se hace sentir y la tablet parece que casi adivina lo que quieres hacer. Aunque el WiFi que teníamos allí no era precisamente una maravilla (de los problemas de conectividad hablaremos luego) lo cierto es que una vez cargada la página la navegación era muy fluida, como podréis observar en el vídeo.






El apartado multimedia es sin duda el punto fuerte de esta tablet: con Tegra 3 es capaz de mover vídeos 1080p (calidad Blu-Ray) y atención: es capaz de ofrecer contenido 3D mediante el cable HDMI. Eso quiere decir que mediante la conexión por el cable microHDMI podremos disfrutar de contenido 3D en un televisor o pantalla que lo permita (en caso de que el contenido sea en 3D, claro). El audio está bastante bien, pero la posición del altavoz es, sin lugar a dudas, la peor que podrían haber elegido con diferencia. Está exactamente en el sitio donde irías a poner la mano para cogerla en caso de ser diestro. En caso de no taparlo, el sonido es bastante decente, pero no os esperéis un Dolby Surround (no olvidemos que es una tablet y además muy fina por lo que se tiene que recortar en otros aspectos). Con auriculares conectados gana enteros, pero creo sinceramente que suena peor que los Tegra 2 ( el chip de audio ahora es de Realtek ).

Pasemos a los juegos. Si les dedico un párrafo entero es sin duda alguna porque comprarse una tablet con el último hardware implica que queremos aprovecharlo al máximo. Y aquí es donde el procesador Tegra 3 se sale. Los impresionantes efectos de humo, agua y luces son mejores que nunca y además todo ello se acompaña de una fluidez pasmosa. Como única pega, podríamos decir que como hace poco que ha salido aún no hay muchos juegos optimizados que aprovechen la potencia del procesador. Tiempo al tiempo. Además, podremos usar casi cualquier mando inalámbrico que se conecte por USB. Incluso el Sixaxis de PS3 o el Wiimote, estos dos, mediante Bluetooth.

Hablemos ahora sobre los supuestos problemas de conectividad: NO hay GPS. No quiere decir esto que no haya ningún chip (lo cual sí que sería un problema, puesto que Android requiere de un chip GPS para acceder al Market), sino que desde ASUS han retirado la característica. A la hora de la verdad, la tablet nos sitúa sin problemas siempre que estemos en estático y con el WiFi encendido. ¿Conclusión? La Transformer Prime NO está hecha para usarse como GPS profesional, pero a la hora de mirar algún mapa o para saber más o menos la posición (para widgets del tiempo y demás) la tablet cumple de sobras. En cuanto al WiFi, a expensas de hacer pruebas más intensivas (pronto tendréis una review) lo cierto es que las unidades que hemos probado tenían la misma señal que mi terminal (un Galaxy S). Ahí queda eso.

Resumiendo, una grandísima tablet que abre la veda para la batalla que se avecina de tablets de nueva generación, sin duda alguna y sin miedo a equivocarme, a día de hoy es la mejor tablet con Android del mercado.



Voy a comenzar parafraseando a “La chaqueta metálica” : “Ésta es mi tablet. Hay muchas otras pero esta es la mía. Yo sin mi tablet no soy nada y mi tablet sin mi tampoco”. Con esto no quiero decir que vaya a escribir un post adulando a ASUS, pero ya podéis imaginaros la impresión que me ha causado la tablet: Impresionante.

Vayamos por partes: el físico (no os hagáis los sensibles, es lo primero en lo que uno se fija y más cuando hablamos de un buen chasis). Aquí ya sabéis lo que os voy a contar: Una tablet extremadamente delgada que lo parece aún más en directo, con fabricación en aluminio y con protección Gorilla Glass. ¿Qué más se puede pedir?  El conjunto en sí es muy sólido y transmite la sensación de un acabado superior, por el cual merece desprenderse de los 599€ que ASUS nos ha confirmado (el precio es por el modelo de 32 GB con teclado o de 64 sin él. Mi recomendación es el modelo de 32 GB y una buena SD de clase 10). En cuanto a la apariencia del dock, también es muy delgado aunque menos que la tablet, en mi opinión tanto las teclas como el trackpad tienen buen acabado aunque se echa en falta un poco más de recorrido en las teclas, que hace más dificil la escritura. El trackpad responde muy bien y permite gestos multitáctiles como el pinch-to-zoom o el scroll vertical.

Pasemos al software. Antes que nada, hemos de contaros que las tablets que nos ha dejado probar ASUS llevaban instalado Ice Cream Sandwich (4.0.3) y nos han confirmado que la actualización será inmediata tras encender el dispositivo por primera vez, de modo que apenas usaremos Honeycomb en caso de comprarla. Dicho esto, lo cierto es que nunca había probado algo igual en Android. Si algo me gusta de las tablets de Apple es su respuesta, y aquí deja de ser un argumento. La respuesta táctil es asombrosa en toda la interfaz, y la carga de aplicaciones es mucho más rápida que en cualquier otra tablet Android. El procesador Tegra 3 se hace sentir y la tablet parece que casi adivina lo que quieres hacer. Aunque el WiFi que teníamos allí no era precisamente una maravilla (de los problemas de conectividad hablaremos luego) lo cierto es que una vez cargada la página la navegación era muy fluida, como podréis observar en el vídeo.






El apartado multimedia es sin duda el punto fuerte de esta tablet: con Tegra 3 es capaz de mover vídeos 1080p (calidad Blu-Ray) y atención: es capaz de ofrecer contenido 3D mediante el cable HDMI. Eso quiere decir que mediante la conexión por el cable microHDMI podremos disfrutar de contenido 3D en un televisor o pantalla que lo permita (en caso de que el contenido sea en 3D, claro). El audio está bastante bien, pero la posición del altavoz es, sin lugar a dudas, la peor que podrían haber elegido con diferencia. Está exactamente en el sitio donde irías a poner la mano para cogerla en caso de ser diestro. En caso de no taparlo, el sonido es bastante decente, pero no os esperéis un Dolby Surround (no olvidemos que es una tablet y además muy fina por lo que se tiene que recortar en otros aspectos). Con auriculares conectados gana enteros, pero creo sinceramente que suena peor que los Tegra 2 ( el chip de audio ahora es de Realtek ).

Pasemos a los juegos. Si les dedico un párrafo entero es sin duda alguna porque comprarse una tablet con el último hardware implica que queremos aprovecharlo al máximo. Y aquí es donde el procesador Tegra 3 se sale. Los impresionantes efectos de humo, agua y luces son mejores que nunca y además todo ello se acompaña de una fluidez pasmosa. Como única pega, podríamos decir que como hace poco que ha salido aún no hay muchos juegos optimizados que aprovechen la potencia del procesador. Tiempo al tiempo. Además, podremos usar casi cualquier mando inalámbrico que se conecte por USB. Incluso el Sixaxis de PS3 o el Wiimote, estos dos, mediante Bluetooth.

Hablemos ahora sobre los supuestos problemas de conectividad: NO hay GPS. No quiere decir esto que no haya ningún chip (lo cual sí que sería un problema, puesto que Android requiere de un chip GPS para acceder al Market), sino que desde ASUS han retirado la característica. A la hora de la verdad, la tablet nos sitúa sin problemas siempre que estemos en estático y con el WiFi encendido. ¿Conclusión? La Transformer Prime NO está hecha para usarse como GPS profesional, pero a la hora de mirar algún mapa o para saber más o menos la posición (para widgets del tiempo y demás) la tablet cumple de sobras. En cuanto al WiFi, a expensas de hacer pruebas más intensivas (pronto tendréis una review) lo cierto es que las unidades que hemos probado tenían la misma señal que mi terminal (un Galaxy S). Ahí queda eso.

Resumiendo, una grandísima tablet que abre la veda para la batalla que se avecina de tablets de nueva generación, sin duda alguna y sin miedo a equivocarme, a día de hoy es la mejor tablet con Android del mercado.

¡Únete a nuestro canal de Telegram con lo más destacado del día y las mejores ofertas Android!

Únete a nuestro canal de Telegram
Archivado en Android 4.0 Ice Cream Sandwich, prime, Tablets Android
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (4)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs