Close Button
Compartir

Como os he dicho, estoy en una de las grandes operadoras, Vodafone. ¿Por qué? Muy simple, desde que tuve mi primer contrato no me he movido, sin consumir teóricamente mucho, como podréis ver todo seguido en mi tarifa actual, y esto parece tener ciertas ventajas a veces (la fidelidad). En mi caso, en verano, obtuve un Samsung Galaxy SII, muy muy bien de precio, a mi parecer (39 €), a cambio de mantenerme 18 meses más en la compañía, pero lo mejor fue que me dejaron escoger la tarifa que quisiera, sin restricciones.

Distitnas operadoras españolas

  • Operador: Vodafone
  • Tarifa de voz: 150 minutos para llamadas las 24 horas para hablar con cualquier operador.
  • Tarifa de datos: Navegación ilimitada con 150MB de velocidad máxima (se reduce la velocidad a 64 kbps a partir de 150MB).
  • Consumo mínimo: 23,6€ IVA inc.
  • Consumo medio: 25-30 € dependiendo de los SMS.

Más detalles sobre la tarifa aquí.

La jugada como no, fue un cambio de portabilidad a otra operadora, enseguida se preocuparon por mi estado, y me hicieron una contraoferta irrechazable. Un precio bajísimo por lo que costaba el GSII, gracias a un regalo de puntos casi increíble por mi poco consumo habitual, respecto a la mayoría de usuarios de las grandes, unos 20-30 euros. Pero lo mejor fue que mi renovación de año y medio de permanencia no estaba ligada a ninguna tarifa en concreto, era libre de escoger la que más me conviniera según mi uso.

Sin duda mi tarifa es cara en comparación con la de Carlos, Echedey, o Sefford, pero mi objetivo fue la obtención de un terminal de primera categoría a buen precio, pero cuidado, sin descuidarme del todo en las tarifas. Pues si hacemos números: (25€ x 18 meses) + (39€ el terminal) = 489€ aproximadamente, la inversión en el terminal y disfrutar de navegación (poca lo sé) y tarifa plana durante 18 meses. Aunque parece una muy buena opción, teniendo en cuenta que en verano el GSII libre rondaba ese precio.

Estoy de acuerdo en que mi plan de precios es alto, y ofrece por ejemplo pocas MB, pero dispongo de mucho WIFI a diario, así que por aquí no hay problema. En cuanto a las llamadas, nunca agoto los minutos, los smartphones han cambiado radicalmente la forma de comunicarnos, pero el hecho de llamar a quien quiera, cuando quiera dentro de la tarifa plana, da una tranquilidad importante. La subidita a mi cuota es por culpa de los SMS (15 cént.), ya que aún queda algún despistado o despistada sin teléfono inteligente.

Parece que de momento la jugada me salió medio bien, pero hay un inconveniente grande, la permanencia, y es que en el caso de que por ejemplo rompiera mi Galaxy, los problemas serían gordos, porque me quedaría con un contrato que cumplir, y sin smartphone.

Hasta aquí la explicación de porqué aún confío en Vodafone, aunque debo deciros, que cuando se termine la permanencia, si se confirma el tema de que las grandes harán pagar por el teléfono, no tendré más remedio que invertir fuertemente en uno libre, contratar una tarifa low cost, y dejar las llamadas un poco de lado. Aunque supongo que van a cambiar su comportamiento, sobretodo viendo la marcha de clientes que va a generar este “astuto” movimiento por parte de las operadoras.

Temas relacionados: Operadoras

Compartir

Este artículo sugiere de forma objetiva e independiente productos y servicios que pueden ser de interés para los lectores. Cuando el usuario realiza una compra a través de los enlaces específicos que aparecen en esta noticia, Andro4all percibe una comisión.

Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!