Close Button

Aunque ya ha habido bastantes rumores desde principios de año, parece que la cosa va en serio. Google está preparando unas gafas con realidad aumentada como podemos leer en Gizmología. Para el que no lo sepa, la realidad aumentada consiste en una visión de la realidad, enriquecida con elementos virtuales que añaden información a lo que estamos viendo. Una de las aplicaciones más famosas es Layar.

Gafas de Google con realidad aumentada

Ahora Google, con su filosofía de que la tecnología debe trabajar para nosotros, nos presenta el Project Glass, aún en fase muy embrionaria, para captar las opiniones de los futuros usuarios y así encaminar más el proyecto. Para tal fin han publicado unas cuantas fotografías de un posible diseño de las gafas y un vídeo que nos muestra las intenciones de Google con este dispositivo: reconocimiento por voz, videollamadas, check-ins locales, rutas, etc.

Las posibilidades son infinitas: guía integrada en museos o rutas turísticas: información en tiempo real del tiempo, del tráfico…; Google Maps y Street View en nuestros ojos; reconocimiento facial y conexión a información en la red o en nuestra libreta de contactos; posibilidad de una segunda cámara que nos de visión trasera; podómetro o indicador de velocidad para ciclistas; rutas secundarias en caso de avería en el metro, atasco en la carretera, salidas de emergencia de edificios…; Y si a esto le añadimos la tecnología NFC tendríamos muchas más líneas de investigación.

Por supuesto, también han salido los primeros detractores: esta “visión invasiva” podría llevarnos a diversos accidentes al estar más pendiente de la “visión virtual” que de la real; ¿afectará a nuestra vista el llevar constantemente esa información “bombardeando” nuestros ojos? ¿Cuánto tardarán las empresas de publicidad en agregar “anuncios virtuales” a las gafas de Google? ¿Qué pasa con los que llevan gafas ahora? ¿Podremos elegir el tipo y cantidad de datos a ver? ¿Cuánto durarán las baterías, dado el mínimo tamaño que deben tener? ¿y el coste de datos? Será necesaria una conexión contínua.

¿Qué os parece? ¿Merecería la pena llevar semejante tecnología? ¿Son mayores los beneficios o los posibles perjuicios? ¿Nos alienaremos unos de otros o, al contrario, nos permitirá una mayor integración con los demás?

Temas relacionados: Google Maps

Comentarios
Facebook
Twitter
Whatsapp
Pinterest
Telegram
COMPARTIR