Close Button

Como bien muestra la imagen de cabecera, la posibilidad de tener de forma oficial la última versión de Android en el terminal más lúdico de Sony se desvanece por completo tras las recientes declaraciones manifestadas por parte del fabricante japonés, cuya traducción leemos en XatakaMóvil en el día de ayer:

Sony Xperia Play sin Ice Cream Sandwich

“Hemos concluido que una experiencia de juego consistente y estable no puede garantizarse en un smartphone como el Sony Xperia Play equipado con Android 4.0 Ice Cream Sandwich, por lo que no llevaremos a cabo la actualización del sistema operativo”

Decisión tomada al parecer tras una valoración realizada sobre una beta de Ice Cream Sandwich que la firma ha estado probando durante un tiempo, en la que han podido apreciar que el terminal no responde con la fluidez que debiera en determinadas situaciones, lo cual ha motivado que descarten la actualización y decidan dejar al Xperia Play anclado en Gingerbread.

Además, se ha dado a conocer nueva información sobre las próximas actualizaciones en otros de sus terminales, que te mostramos a continuación:

Terminales de 2011

  • Xperia Arc, Xperia Neo, Xperia Mini, Xperia Mini Pro, Xperia Pro, Xperia Active y Sony Ericsson Live Walkman comenzarán a recibir Ice Cream Sandwich 4.0.4 la próxima semana
  • Xperia Arc S, Xperia Neo V y Xperia Ray verán incrementada su versión hasta la 4.0.4 de igual forma

Terminales de 2012

  • El terminal tope de gama, el Sony Xperia S, tendrá que esperar hasta finales de Junio para recibir la actualización al cual le seguirá el Xperia P y finalmente el Xperia U, que tendrá que esperar al tercer cuarto del año para obtener la última versión de Android

Así que esto es todo por el momento, habrá que esperar un poco más para recibir las actualizaciones para la última remesa de terminales Sony, aunque llegará. No pinta igual el panorama para los poseedores de un Xperia Play, que sin duda no estarán nada contentos con la noticia de que la estabilidad con Ice Cream Sandwich no es la deseada y por ese motivo no se producirá la actualización.

Personalmente creo que al margen de ser una decisión algo polémica por parte de Sony, sí que pienso que si actualizar significa perder rendimiento en un terminal cuya baza principal es la jugabilidad, verdaderamente prefiero quedarme con Gingerbread y poder seguir disfrutando de los juegos de la mejor forma posible, que es para lo que me compraría el terminal básicamente. Claro está que decepciona un poco quedarse atrás en cuanto a la versión de software, pero si esto garantiza que el Xperia Play mantendrá el tipo quizás es lo correcto máxime viendo los pequeños problemas de rendimiento sufridos por otros smartphones de la firma al recibir 4.0. ¿Qué pensáis vosotros?

Os toca opinar sobre la decisión de Sony, si sois poseedores de un Xperia Play ¿cómo os tomáis la noticia? ¿Qué te parecen las fechas de actualización para la nueva gama Xperia? Esperamos tus comentarios.

Temas relacionados: Sony Xperia

Comentarios
Facebook
Twitter
Whatsapp
Pinterest
Telegram
COMPARTIR