Google planea aumentar el control sobre Android

Última actualización el 16/01/2014 a las 16:40

Imagen trasera Samsung Galaxy NexusNo nos engañemos: El ecosistema de Android no es precisamente lo que se dice un camino de rosas. Especialmente si has comprado tu terminal a través de (ahora cada vez más escasas) subvenciones de las operadoras.

Esto significa que cada vez que para que tu teléfono se actualice puede discurrir por uno de estos tres caminos:

1. Nexus Libre: Google libera una versión de Android, la prepara para tu terminal y la despliega. Uno o dos meses después tu teléfono se actualiza.

2. Android Libre: Google libera una versión de Android. Tu fabricante la coge y la adapta para tu terminal.

Le coloca una versión de su skin propietaria y le añade algunas aplicaciones que le dan “valor añadido”. Despliega la actualización.

De tres a ocho meses después tu teléfono se actualiza.

3. Android de Operadora: Google libera una versión de Android. Tu fabricante la coge y la adapta para tu terminal.

Le coloca una versión de su skin propietaria y le añade algunas aplicaciones que le dan “valor añadido”. Se la manda a la operadora que la pasa por un proceso de validación en su red de telefonía y de paso le mete algunas aplicaciones propias adicionales para añadirle más “valor” a tu terminal.

De seis meses a un año (si eso) tu teléfono se actualiza.

En el pasado Google ha probado diferentes estrategias para evitar que una versión de hace más de un año sea la versión dominante y para mantener el dominio sobre el ecosistema.

Hasta ahora todas han fallado estrepitosamente.

¿Cuál es esta nueva estrategia con la que espera comenzar a darle una vuelta a las tornas del mercado de Android? Según el Wall Street Journal, Google estaría planeando tener un catálogo de diferentes dispositivos Nexus, incluyendo terminales de diferentes gamas, en telefonía y tablets para su venta directa.

Para conseguirlo Google comenzaría a trabajar más de cerca con los propios fabricantes, según los rumores, hasta cinco, proporcionándoles acceso a la nueva versión de Android 5.0 “Jelly Bean” antes de tiempo, con la esperanza de que la tengan lista, en este caso, para octubre.

Para ello, permitirían que doce trabajadores de los fabricantes se desplazaran a su sede en California para trabajar codo con codo con el equipo de desarrolladores de Android.

Página de compra del Galaxy Nexus en Google Play Market

Por su parte, la empresa de Mountain View estaría dispuesta a comenzar a vender esos teléfonos y tablets libres sin contrato en su Google Play Store, un proyecto piloto que ya realizó hace mucho con el Nexus One y actualmente ha repetido con su Galaxy Nexus.

Aunque el pasado demostró que los consumidores prefieren probar y comprar en tiendas físicas, están dispuestos a dar el todo por el todo, y ampliar este servicio a nivel global.

Esto le proporcionaría a Google un beneficio del 10 al 15% de cada smartphone vendido.

Con este movimiento se conseguiría, en principio, aumentar el beneficio, acelerar la adopción de nuevas versiones y controlar más el ecosistema, algo que tanto los consumidores como los desarrolladores seguramente aceptarán con los brazos abiertos.

Es un movimiento que quizá Google debió de haber dado mucho antes, pero bienvenido sea. Queda por ver como se lo toman las operadoras.

En principio, ningún representante de Google, los fabricantes ni las operadoras han hecho comentarios al respecto de esta noticia; pero ya se sabe que cuando el río suena…