Se derrite el helado, ¿Qué ocurre con Ice Cream Sandwich?

Última actualización el 16/01/2014 a las 16:42

Estoy convencido que muchos de vosotros, recordáis perfectamente la presentación del último Nexus, que por supuesto, desde Andro4all os lo hemos podido analizar en profundidad.

Además de la gran puesta de largo del Google phone, el Samsung Galaxy Nexus, se presentó algo mucho más importante que el nuevo terminal coreano, la última versión de nuestro querido sistema operativo.

Imagen de Ice Cream Sandwich, versión 4.0 de Android

Ice Cream Sandwich se ha posicionado como una gran actualización para Android, no por las mejoras que ha introducido a nivel estético principalmente, sino por su significado para el ecosistema Android.

Con esta versión 4.0, se ha pretendido conseguir que podamos tener la misma experiencia de usuario y apariencia, ya sea en el uso de nuestro smartphone o tablet.

Mucho más accesible e intuitiva a las anteriores versiones que habíamos tenido hasta la fecha. Algunas de las principales mejoras que hemos podido apreciar, son entre otras, el uso de botonera integrada en la pantalla del terminal, un nuevo modo de descartar las notificaciones, rediseño de la forma de acceder a la multitarea y el curioso, pero que no ha terminado de cuajar, desbloqueo facial.

Para ponernos en situación, y por si alguien ha estado en un bunquer atrapado durante los últimos meses, y no sabe de lo que estamos hablando, os dejamos con el vídeo para que veáis en detalle las mejoras que ha aportado ICS.

Cuando siete meses son demasiados

Así es, la fecha de la presentación de la que os hemos hablado anteriormente, fue a mediados de octubre. Sí señores, llevamos más de siete meses con Ice Cream Sandwich en nuestras vidas, y lamentablemente a día de hoy, muy pocos usuarios han podido saborear el rico helado. Sé que muchos de vosotros en estos precisos instantes, están dándole vueltas a lo rápido que pasa la vida mientras sostenéis vuestro smartphone para leer estas líneas… Pero volvamos al tema que nos ocupa. No voy, ni pretendo, realizar un gráfico con los datos porcentuales de la evolución e implantación de esta versión en nuestros teléfonos. Pero solo quiero mostraros la imagen del último gráfico que hace referencia al pasado mes de abril. En él, apreciamos como 4.0 estaba presente en el 4.9% de total, un dato excesivamente próximo a una versión vetusta, como lo es Eclair 2.1.Versiones Android mayo'12

Y sí, digo todo esto a falta de escasos días de conocer los nuevos datos del mes de mayo, con dos cojones, teniendo muy en cuenta que han habido super-éxitos de venta que se han actualizado a dicha versión y que harán que esta suba de forma importante, como por ejemplo Samsung Galaxy S II o HTC Sensation entre otros.

No obstante, me atrevo a jugarme una cena a que no llegará al 12% de total. Ojalá tenga que tragarme mis palabras.

¿Te gusta 4.0? Pues te compras uno

Esta frase, que pretende hacer alusión al genial Santiago Segura, viene que ni pintada para explicar y entender la posición que están adoptando algunos fabricantes.

No hay que ser una eminencia en economía, para comprender que el éxito y supervivencia de una empresa, sobretodo en los tiempos que corren, está condicionada desgraciadamente por los resultados y beneficios obtenidos durante el año, y para eso se tiene que vender y mucho.

No les culpo y no voy a hacer demagogia, posiblemente yo hiciera lo mismo, quién sabe. Pero hay ciertos casos que me parecen especialmente curiosos.

Todos sabemos que en los últimos meses, se han presentado una serie de terminales de una de las marcas más conocidas en Android, que tienen unas características muy pero que muy similares a modelos presentados durante el año pasado.

Que si bien, incorporan bastantes mejoras, su principal baza y caballo de batalla es la versión de sistema operativo que incorporan.

Entiendo que esto suceda, pero no acepto que terminales que no tienen ni un año de vida se vean abocados a la ya conocida por todos, obsolescencia programada.

Sí, se que en la mayoría de casos, ya se ha presentado la hoja de ruta que seguirán los fabricantes para actualizar sus terminales, y la verdad que son muchos, pero vuelvo a recordaros que ya han pasado siete meses.

Demasiado tarde, ¿Cuantos usuarios habrán cambiado de terminal antes de actualizar su teléfono actual?

Antes muerta que sin ICS, hay que sin ICS, hay que sin ICS…

Me estoy luciendo con los títulos, lo sé. Pero la letra de la maravillosa María Isabel, Antes muerta que sencilla.

Greatest hits que no puede faltar en ningún tipo de evento o festividad que se precie, también me viene francamente bien.

Todos sabemos que el problema que estamos tratando en el día de hoy tiene un nombre, y no es otro que la denominada fragmentación.

Sin duda, el mayor de los handicaps que tiene nuestro adorable androide verde. Pero para mí hay otro aún mayor, que es la actitud de todos nosotros ante esta situación.

Antes de nada, debo decir que es muy lógico y justificable que todos y cada uno de nosotros nos quejemos con todas nuestras fuerzas, y nos hagamos oír ante las marcas que no tienen un buen servicio post-venta.

Pero por otra parte, creo que debemos afrontar estas situaciones de otro modo, hay muchos usuarios que es escuchar las siglas OTA y sienten un escalofrío por la espalda, y desde ese momento no tienen otra cosa en mente que actualizar su terminal sea como sea.

Ya he dicho que me parece lógico, pero en esos momentos son en los que debemos ser algo más fríos y pensar lo siguiente ¿Si no supiera de la existencia de la nueva versión, estaría satisfecho con mi terminal? Me temo que muchos responderiais.

Sí, y mucho. Digo todo esto por dos hechos que son dignos de mención.

Sony Xperia Play no recibira ICSEl primero de ellos, es el comunicado oficial por parte de Motorola y Sony, en el que informa a los usuarios de que si una actualización de S.O. no mejora la experiencia de uso, no lo actualizarán y punto. Con el Xperia Play como principal perjudicado por estas pablabras. Poco se puede decir.

Y el segundo y mucho más importante a mi parecer, es la cantidad de usuarios de terminales que están teniendo una experiencia de uso bastante negativa una vez han actualizado al protagonista de este post, Ice Cream Sandwich.

Casos como el de los Xperia de la generación del 2011 y muchos Samsung Galaxy S II, están reportando errores y una fluidez que lejos queda de la obtenida con 2.3 Gingerbread, que si bien era menos visual, parece ser que es más estable, por lo menos hasta la fecha.

Hay casos en los que sí que sirve la frase, Jesusito que me quede como estoy…

Más adelante y en un futuro post expondremos qué papel debería jugar Google en todo esto, y hasta qué punto es el principal culpable de esta situación.

Pero ahora queremos saber tu opinión. ¿Crees que tengo razón? ¿Piensas de manera distinta? No te cortes, y expón tu opinión en los comentarios.