Close Button

Hemos conocido a través de Phandroid que Sony podría estar rechazando reparar defectos de hardware en multitud de terminales por el hecho de tener el bootloader desbloqueado. ¿Que qué es esto? no te preocupes, te lo explicamos.

Sony y el bloqueo del bootloader

Como bien sabéis uno de los puntos más negros de Android es sin duda la fragmentación. Hacemos referencia a esto constantemente poniendo de manifiesto el “abandono” por parte de los fabricantes que sufrimos en multitud de ocasiones los usuarios que, al adquirir un terminal, vemos cómo este se queda “desfasado” antes de tiempo debido a que no recibimos las actualizaciones de sistema operativo o las recibimos demasiado tarde. Y es que lo habitual es que una actualización de software suponga una mejora en multitud de aspectos de nuestro terminal: rendimiento, duración de la batería, compatibilidad con mayor número de aplicaciones, mejor experiencia de navegación y un largo etcétera.

Sabedores de esto, la gran comunidad Android con sus numerosos desarrolladores privados, nos hacen la vida un poco más fácil poniendo a disposición de los usuarios versiones no oficiales (ROMs) de Android, para que podamos actualizar extra oficialmente nuestro terminal y disfrutar de muchas de las mejoras que aportan. Digo muchas y no todas porque es cierto que en algunos casos, estas actualizaciones no oficiales pueden no funcionar del todo bien, aunque normalmente si se trata de un terminal con cierto número de ventas están bastante optimizadas.

Aquí es donde entra el bootloader, que no es otra cosa que lo que da acceso al menú de arranque del sistema, el cual nos permitirá acceder a ciertas opciones especiales, entre ellas la de instalar una ROM (bien sea actualización, o cualquier otra quenos apetezca) de forma no muy complicada en la mayoría de los casos. La pega es que hasta ahora este menú de arranque estaba “cerrado al público”, es decir, estaba bloqueado de fábrica. Aunque de un tiempo a esta parte fabricantes como HTC o la propia Sony han decidido lanzar sus terminales con esta opción abierta al usuario y, para los terminales que ya estaban en el mercado han implementado herramientas vía web para permitir dicho desbloqueo de forma sencilla.

Bootloader

Pues bien, el problema viene cuando algunos usuarios con este bootloader desbloqueado han recurrido a Sony, presentando evidentes problemas de hardware en sus terminales (como defectos en la coloración de la pantalla), para hacer uso de la garantía y el fabricante para sorpresa de los usuarios les ha denegado el soporte bajo garantía. ¿El motivo? la “apertura ilegal” del terminal. Esto resulta algo curioso ya que son ellos mismos los que facilitan dicha tarea como he comentado y, además ante un problema evidente de hardware resulta algo “sospechoso” que utilicen el arma del bootloader como excusa para evitar dar garantía a un terminal. Algo bastante polémico cuanto menos.

Los afectados de momento parecen sucederse solo en Reino Unido y Holanda, aunque esta mala costumbre podría ser una política de empresa que se extendiera al resto de países. De momento Sony avisa de lo siguiente antes de realizar el desbloqueo mencionado:

Por favor, tenga en cuenta que puede anular la garantía de su teléfono y / o cualquier otra garantía de su operador si desbloquear el gestor de arranque

Cierto es que avisan de ello, pero sigue resultándome curioso que le den la espalda al usuario en evidentes problemas de hardware, no sé qué pensaréis vosotros… Teniendo en cuenta además cómo está el tema de actualizaciones, poner este tipo de trabas me parece bastante lamentable.

Esto es todo por el momento, a la espera de que Sony de una respuesta algo más clara sobre el asunto.

¿Qué os parece la postura de Sony? ¿El que avisa no es traidor? ¿Está justificado el rechazo o creéis que la falta de actualizaciones avoca al usuario a “buscarse la vida”?

Temas relacionados: Sony

Comentarios
Facebook
Twitter
Whatsapp
Pinterest
Telegram
COMPARTIR