BricoAndroid | La batería y la eterna lucha para llegar al final del día (II)

Última actualización el 20/08/2012 a las 12:59

Ayer hablábamos sobre algunos de los consejos que os ayudarán a que la batería sufra el mínimo posible y conserve el máximo de su capacidad el mayor tiempo posible. Ahora nos centraremos en otro foco, la gestión que los componentes del teléfono hacen de ella.

Como evitar que un componente o un programa termine con nuestra batería

Foto de super batería gastándose

  1. El principal causante del consumo de la energía es inevitablemente la pantalla. Está claro que no podemos renunciar a ella, pero podemos hacer algunas cosas para que el efecto que tiene sobre la batería sean lo más reducido posible.
  • En primer lugar, evitar estar encendiendo y apagando la pantalla todo el rato.
  • Desactivar el brillo automático y gestionarlo nosotros intentado reducirlo el máximo posible. Más adelante os hablaré de dos aplicaciones que también son interesante para lograr esto.
  1. Si salimos de casa y vamos a estar largo rato sin conexión Wi-Fi, lo mejor que podemos hacer es desactivarla, puesto que gasta mucho.
  2. Siguiendo con el tema de conexiones, si no necesitamos internet en el teléfono, podemos desactivar los datos y/o la conexión 3G o HSDPA, puesto que para realizar llamadas es más que suficiente la red GSM.
  3. En contra de lo que cabría pensar, el GPS no gasta lo más mínimo cuando está activado pero no lo usamos, por lo que podemos dejarlo encendido siempre. Aun así, deberemos prestar especial atención a aplicaciones como Facebook, las cuáles usaran el servicio de posicionamiento y activarán el GPS.
  4. Como no, otro gran consumidor de energía es el Bluetooth, por lo que si no vamos a usarlo lo mejor será desactivarlo ya que nos evitará un gasto inútil de electricidad.
  5. En muchos lugares podréis leer que es recomendable ajustar el tiempo de apagado de la pantalla a un valor corto para que así se apague cuando no la usemos. A mí me gusta llevar la contraria y os digo que mi consejo es que lo pongáis en un valor muy alto (3 horas) o bien en nunca. Quizás penséis que estoy loco, pero… si tenemos un botón que la apaga al momento… ¿Para qué vamos a esperar 15 segundos a que lo haga el terminal automáticamente? Además, ¿A quién le gusta tener que estar todo el rato apretando en la pantalla para que no se apague? ¡A nadie!
  6. La vibración es otro componente que va a consumir mucha energía si lo usamos, por lo que si podemos pasar sin él podremos alargar la duración de la batería unos minutos que pueden ser muy valiosos.
  7. La cobertura también es un factor muy importante ya que a cuanta menos tengamos mayor es el esfuerzo que el teléfono debe realizar para poder efectuar sus acciones, por lo que si no necesitamos el teléfono o bien estamos en una área que sabemos que no tendremos, lo mejor que podemos hacer es activar el modo avión y así evitar que esté continuamente buscando esa gota de cobertura.
  8. Algunos tenéis dudas de si el 3G gasta más o menos que el Wi-Fi. Pues la respuesta es que más y en según qué condiciones la diferencia es bastante importante.

Foto de batería grande roja

Hasta aquí tenemos todo lo relacionado con los componentes internos del terminal, pero dónde también podemos ganar mucha energía extra es en el software:

  1. La sincronización automática de correos y otras aplicaciones es un agujero en el que se desperdicia mucho. Cada usuario debe valorar sus necesidades, pero si no te hace falta recibir el correo al segundo te recomiendo que en lugar de “push” lo configures para que busque en el servidor cada cierto tiempo (30 minutos, 1 hora… cuanto más mejor).
  2. Parecido a lo anterior, muchos de los teléfonos Android también incorporan la opción de buscar actualizaciones de software automáticamente. Esto está muy bien porque nos avisa de cuando hay novedades pero también supone un gasto que la mayoría de las veces es innecesario.
  3. A veces los desarrolladores no están todo lo finos que tendrían que estar y crean unas aplicaciones que por una razón u otra consumen energía exageradamente. Esto lo tendremos que controlar y si detectamos una de estas, lo mejor que podremos hacer es desinstalarla.
  4. Muchos pensamos que las aplicaciones en 2º plano consumen mucha energía. La verdad es que a no ser que estén haciendo uso de algún componente del teléfono el consumo será muy bajo (siempre que no tengan ningún problema), pero bien es cierto que si las cerramos el rendimiento del teléfono se verá incrementando. De esto hablaremos más adelante en el análisis de una aplicación.
  5. La verdad es que los widgets son pequeñas aplicaciones muy útiles ya que nos permiten actuar con el teléfono de forma muy rápida pero si queremos guardar energía es recomendable que tengáis los justos y necesarios y que en lugar de tener 8 escritorios tengáis únicamente 3 o 4.
  6. Al igual que el correo, la mensajería instantánea también está haciendo constantes peticiones al servidor con el consecuente consumo. Está claro que la gente no renunciará al WhatsApp, pero lo tenía que advertir ;).
  7. Finalmente, intentar tener un volumen medio o bajo la mayoría del tiempo va a darnos otros buenos minutos de batería extra. Además, nuestros oídos también van a estar muy agradecidos por tal acto.

Estos son consejos que cada uno podrá valorar si le satisfacen o no. Seguramente, por el tipo de actividades personales que hace cada uno muchos no podréis renunciar a recibir el correo al momento pero sí que podréis reducir el brillo de la pantalla, por lo que ya tendréis algo ganado. ¡¡Mañana, las mejores aplicaciones analizadas!!

VER COMENTARIOS

Recomendado