Close Button

Aún no hace cuatro años que se presentó el sistema operativo por primera vez, pero parece que ese 21 de octubre de 2008 ha quedado muy lejos en nuestras memorias. En verdad, una de las principales razones que hacen que nos hayamos olvidado tan rápidamente de ese momento es la gran evolución que ha sufrido el panorama de las telecomunicaciones en todos los aspectos: terminales, redes, sistemas operativos…

Foto de Super Android

Un poco de historia…

Si miramos un año más atrás aún, a finales de 2006, Nokia era el rey indiscutible en ventas de móviles, Apple se dedicaba a ordenadores y Samsung era más conocida por sus televisores que por sus teléfonos. Pero todo cambió el 9 de enero de 2007, cuando Steve Jobs y su compañía de la manzana abrieron “la caja de Pandora” y presentaron su flamante iPhone. El teléfono era en si mismo una idea revolucionaria, juntando en un mismo dispositivo lo que hasta ese momento hacíamos con dos o tres aparatos.

En ese momento Apple se hizo con un gran segmento de la telefonía, puesto que no había ningún teléfono que le pudiera igualar, pero el 21 de octubre de 2008, poco más de un año después de la presentación del iPhone, Google salió también a escena y presentó la ALTERNATIVA (ya perdonaréis, tenía que ponerlo en mayúsculas), o como se conoce más comúnmente, ANDROID.

Android volvió a revolucionarlo todo, ya que a diferencia de iOS, éste estaba basado en Linux y por ello, se trataba de un sistema completamente abierto. Y no hablo únicamente del código del sistema operativo, sino que también estaba abierto a todos los fabricantes que estuvieran interesados en desarrollar teléfonos inteligentes.

Es cierto que al principio costó que Android entrara con fuerza en nuestro país y no lo critico, puesto que los primeros terminales y las primera versiones del sistema dejaban un poco que desear, pero poco a poco más y más fabricantes de teléfonos han ido acogiendo al sistema de Google como compañero inseparable de sus smartphone haciendo que el abanico de posibilidades existentes actualmente sea muy grande y sobretodo, muy interesante.

Foto de Android versus iPhone

¿Pero qué es lo que realmente hace tan interesante a Android respecto otros sistemas?

Tenemos a iOS de Apple, a las Blackberry de RIM, a Symbian de Nokia, a Windows Phone y WinMobile de MIcrosoft, a Bada de Samsung y seguramente alguno más, pero aún con ello, Android se sitúa como clarísimo dominador en la batalla y yo me pregunto las razones de este éxito.

Una de las causas más destacables de su gran implantación la encontramos sin lugar a dudas en la gran lista de terminales presentados bajo este ecosistema. Gracias a ello, disponemos de una variedad de precios, características, formas… imposible de igualar por nadie. Android tiene esto… un día pueden presentarte el Samsung Galaxy SIII, el terminal más puntero de la compañía coreana y al día siguiente el Samsung Galaxy Mini, uno mucho más sencillo para los que no se quieren complicar la vida. De la misma forma, pasa con HTC, tanto tenemos el One X o S en la cima de la calidad y potencia, como tenemos al Desire o al Desire C, que son terminales para un público no tan avanzado.

Y en estas últimas palabras mías escondo otra clave del éxito, la competencia entre compañías. Si os fijáis, todos los terminales que he nombrado tienen como característica común el hecho de llevar Android en sus entrañas y no otros sistemas operativos, por lo que la lucha por conseguir una cuota de mercado hace que se presenten interesantes terminales casi a diario y no como en el resto de casos, que solo podremos elegir entre tres o cuatro teléfonos diferentes.

Otra clave que ya he mencionado, el precio. Está claro que no será lo mismo un terminal de gama baja que uno de gama alta, pero la ventaja de Android es que sin salir del sistema operativo tenemos la opción de elegir entre precios que se inician en poco más de 100 euros y que pueden llegar a los 700, como es el caso del Samsung Galaxy S III. Esta diferencia tan notable permite que todo tipo de personas puedan acceder a un teléfono con el sistema de Google como no ocurre con otros.

Y finalmente, otro factor muy importante a parte del poder adquisitivo de los españoles (mucho menor que en otros países) es la apuesta que realizan las compañías por un determinado tipo de teléfono. En nuestro país, tanto las grandes compañías como las virtuales han apostado muy fuerte por Android, dejando de lado Movistar, que al principio casi les dio por cambiarse el nombre a iMovistar por la manera en que apostaron por el iPhone. Lo que está claro es que en el mercado mandan los consumidores y muy pocos estaban dispuestos a pagar 200, 300 o hasta 400 euros por un terminal, por más bonito y de Apple que fuera y por su parte las Blackberry ya habían cumplido su ciclo de vida.

foto android mundo

En concreto, en España solo ha crecido Android ya que el resto de sistemas operativos han perdido y algunos de forma más que considerable. RIM y sus Blackberry han reducido a la mitat, de 10,4% a 5,5%. Por su parte iOS ha bajado de 7,1% a 2,8%. Windows Phone se tiene que conformar con el 1,2% de las ventas después de que el año pasado hubiera alcanzado el 2,6%. Pero el caso más impresionante es el de Symbian, puesto que hace 12 meses tenía el 30,1% de la cuota de mercado y ahora ha caído hasta únicamente el 2,7% del total.

Para que nos hagamos una idea respecto de otros países cercanos, en Gran Bretaña Android tiene “solo” el 59% de la cuota de mercado, en Alemania el 71,5% o 54,8% en Italia. Cada uno de estos mercados le ha dado su enfoque y podemos encontrar casos tan curiosos como el de Italia, donde Symbian se hace con un nada despreciable 10,8% de la cuota total. O también el previsible 38,2% que alcanza el iPhone en EE.UU.

Cifras… cifras y más cifras, pero lo que tenemos claro es que Android es un acierto y un avance. Tendrá sus puntos positivos, como tendrá también sus negativos, pero lo que está claro es que no se sitúa a la cabeza de ventas por casualidad, sino que viene respaldado por unos hechos y por todo un conjunto de cosas que lo convierten en el sistema operativo más querido por los consumidores. Para algunos el precio, para otros la facilidad de uso, para otros los terminales… sea lo que sea, al final lo que importa es que es un terminal Android y con ello, por qué no decirlo, garantía de calidad.

Temas relacionados: Otros Sistemas Operativos

Comentarios
Facebook
Twitter
Whatsapp
Pinterest
Telegram
COMPARTIR