Close Button

Nuestros teléfonos, esa pieza que para muchos es indispensable en su día a día… Hoy por hoy no conozco ningún teléfono que sea perfecto, algunos se acercan, pero ninguno tiene todas esas cosas que todos quisiéramos, siempre hay algún pero. Hace mucho que estamos día tras día valorando todo lo que se cuece por el mercado, cada nuevo terminal, cada actualización, pero pocas veces hablamos sobre el nuestro y el porqué de que lo tengamos. Eso es precisamente lo que me planteó una lectora hace cosa de un mes y aquí tenéis el resultado, una valoración de nuestros teléfonos, hecha por varios editores de andro4all.com para que tengáis una idea de lo que nos gusta.

Foto de varios androides

Fernando Cantillo – Samsung Galaxy S II

Empecé en Android con un HTC Desire que todavía conservo y al que tengo muchísimo cariño… ¡mi primer amor! Después de flashearlo muchas veces, probar muchas y variadas ROM’s de todo tipo, y terminar mi permanencia, tenía que buscar otro y, en ese momento dos eran los objetivos claros: Galaxy S II o Galaxy Nexus.

Al final, por varias razones, me decanté por el S II y estoy muy satisfecho: una gran potencia, una magnífica cámara (el mayor defecto de mi Desire) y, uno de los mayores atractivos para mí, una gran comunidad trabajando para crear ROM’s.

Y nosotros, ¿qué terminal usamos en nuestro día a día?Cuando tuve el S II en mis manos y lo pude probar durante varios días quedé encantado: si bien no noté una diferencia bestial con mi anterior smartphone (no soy “jugón” y pocas apps necesitan un dual core), sí es cierto que, poco a poco, noté las “pequeñas” mejoras, sobre todo la pantalla HD y un potente procesador. Tan contento estaba con el rendimiento de mi nuevo teléfono que no veía razón para flashearlo e instalarle una ROM personalizada… hasta que llegó la actualización a ICS.

Con mi Desire siempre he sido defensor a ultranza de la capa SENSE, pero la de Samsung, TOUCHWIZ, no me gustó desde el principio. Y cuando el S II se actualizó a ICS esta capa impedía, literalmente, ver absolutamente nada del S.O. de Google. Y eso fue lo que me “empujó” a instalar la primera ROM. Sí, ya sé que podría haber instalado un launcher, pero nunca me han gustado las cosas fáciles.

Sinceramente, para el que no sea tan importante disfrutar de la interfaz pura de Android, el teléfono le ofrecerá todo lo que puede necesitar. De hecho, he probado algunas aplicaciones propias del S III y funcionan de maravilla. Es un teléfono que, en cuanto a hardware, tiene una larga vida por delante. Ahora estamos esperando la actualización a Jelly Bean que, espero, le dará algo más de fluidez (¡todavía!), aunque no creo que se note demasiado la diferencia..

Es un gran teléfono que, a más de un año de su presentación, todavía es uno de los mejores del mercado.

Saul Díaz – Samsung Galaxy Nexus

Existen móviles más potentes, con mejor pantalla, con mejor cámara… pero nada puede superar la tranquilidad que me proporciona mi Galaxy Nexus. Para alguien a quien le gusta ir siempre a la última y exprimir al máximo el potencial de su móvil a través de ROMs, junto con CyanogenMod y un kernel personalizado alcanza un nuevo nivel. Mientras mis amigos con Android se pegan golpes en el pecho esperando actualizaciones oficiales, yo me garantizo siempre soporte para las últimas versiones desde el día 0, y cuando las ROMs personalizadas empiezan a aparecer, algunos todavía se atormentan con problemas de drivers, bootloaders bloqueados e impedimentos de sus fabricantes para salirse del camino establecido. Y por el precio que tiene actualmente, ¿quién podría resistirse? Potencia más que solvente, una pantalla deliciosa y actualizaciones al día por 350€ o menos, el Galaxy Nexus sigue siendo todavía una oferta que uno no puede rechazar…

Pablo Rosillo – Samsung Galaxy Nexus

Yo he adquirido un Galaxy Nexus hace bien poco. Lo poco que llevo con él y con Jelly Bean la verdad es que es una delicia en fluidez, batería y pantalla. Viniendo de un HTC Sensation he notado muchísimo el cambio. Me gusta mucho saber que solo dependo de Google para actualizar y no tengo que pasar por el aro de los diferentes fabricantes ni operadoras. Otro punto que me ha gustado mucho aunque para algunos pueda ser una bobada, es el led de notificaciones que incorpora.

En resumen, un magnifico terminal al que habría que mejorarle su aspecto multimedia para ser el móvil perfecto.

Echedey Alemán – Samsung Galaxy Nexus

  • Me gusta: principalmente la fluidez general es buenísima, la multitarea es exquisita, dimensiones y peso no están nada mal, el diseño mola bastante para ser Samsung aunque si fuera más HTC con algunos detalles sería más atractivo. Y también se agradece la buena memoria interna, que no es nada del otro mundo pero va bien. Batería extraíble gran detalle.
  • No me gusta: el altavoz es una broma de mal gusto, yo lo pondría en la parte delantera como fuera y de más calidad, la pantalla es genial pero azulea que da miedo, Android nativo viene más pelado que un garbanzo, NO TIENE GORILLA GLASS (imprescindible 500%), sí ya, tiene oleophobic, su madre, pero eso y nada es lo mismo. No tiene slot microSD (muy mal) y no tiene USB OTG (muy mal).

Conclusión: un terminal que va como la seda y que irá mejor gracias a las actualizaciones. Descafeinado aspecto multimedia muy justito y diseño sobrio con ganas, pero que luce bien. Para mí después del SIII es el mejor (de acuerdo y del One X y alguno más, pero no para mí)

Carlos Santa Engracia – Samsung Galaxy Nexus

Foto del galaxy nexus Siete han sido los terminales que he comprado desde que se inició mi andadura en Android y recientemente tomé la decisión de hacerme con un Samsung Galaxy Nexus. Puedo decir sin temor a equivocarme, que es uno de los mejores terminales que he podido probar hasta la fecha. Personalmente lo catalogo como el smartphone más equilibrado que existe hoy en día, ya que tiene una serie de detalles que lo convierten según mi punto de vista, en la compra más racional que se puede hacer en estos momentos.

Es cierto que en el apartado multimedia flaquea en exceso, es más, me aventuro a decir que su cámara y especialmente el audio, quedan muy lejos de la actual gama alta de Android. No obstante, su diseño y su gran pantalla hacen que rápidamente acabes encandilado de este dispositivo. No voy a descubrir nada si hablo de lo que significa la palabra Nexus, pero el tiempo nos está demostrando que el software tiene cada día más peso en nuestro día a día y poder disfrutar de Android nativo y de las actualizaciones de forma inmediata no tiene precio. Por ahora, no hay procesador, memoria o cámara de fotos que supere a esta experiencia de un auténtico pure Google.

Alberto Guillén – Samsung Galaxy Nexus

Desde hace ya un tiempo tengo un Samsung Galaxy Nexus, el cual creo personalmente que junto al Samsung Galaxy SIII es el mejor terminal que Android que se puede adquirir. Por varias razones:

  • Nexus, todos sabemos lo que significa la marca Nexus en Android, y no es otra cosa que actualizaciones aseguradas e interfaz nativa del SO, esto es una de las cosas que más valoro al escoger un terminal.
  • Fluidez, aunque con ICS ya funcionaba de manera extraordinaria desde la actualización a JB es espectacular la fluidez con la que se mueve todo.
  • Diseño, en este apartado ya son gustos, pero a mí me parece muy bonito el diseño de este dispositivo, sin un botón físico que interfiera en la parte frontal.

Los mayores inconvenientes como se ha dicho en muchas ocasiones, tanto el altavoz que es una vergüenza. Y el tema multimedia que no destaca principalmente, pero no es un apartado que realmente utilice en el teléfono.

Adrián Fariñas – HTC One S

Me hice con un HTC One S en un principio por probar la nueva gama de procesadores de Qualcomm, los S4 Krait, ya que se hablaban maravillas de ellos. Venía de un Galaxy Nexus, y sabía que podría echar en falta su enorme pantalla HD. Sin embargo, me arriesgué con el cambio, y la verdad es que no echo en falta la pantalla como pensé que la echaría, porque se compensa con todo lo demás, aparte de que la pantalla también es estupenda. La fluidez del terminal es increíble, lo más rápido y estable que he tenido nunca en Android, potencia de sobra para mover cualquier juego, experiencia web excelente, en fin, un largo etcétera, sin olvidar el bonito diseño, con ese aluminio anodizado que lo caracteriza, y que en muchas de las primeras remesas ha tenido el famoso problema del descascarillado, pero el mío por suerte salió bien.

En definitiva, muy contento con el teléfono, anodizado…o mejor dicho, ¡anonadado me hayo!

Alberto Martínez – HTC One S

Yo me enamoré de mi HTC One S nada más verlo (y ver sus benchmarks) y no tardé en tenerlo porque mi querida operadora ;-D me lo dejó a la módica cantidad de 0€ por la renovación de mi mujer, en resumen bueno, bonito y barato. Y qué decir, estoy totalmente satisfecho con él. Tanto con el terminal como con la scene que le rodea, no tan activa como otras pero de bastante calidad, con lo que mi vena cacharrera también queda satisfecha.

Gran dispositivo que sobresale en el apartado multimedia y en un tamaño muy ajustado.

Òscar Celeiro – HTC One S

Foto del HTC One s Bonito como él solo, delgado, potente, del tamaño perfecto… desde que lo presentaron en el Mobile World Congress de Barcelona que me quedé encandilado de este terminal. Venía de usar durante 18 meses un HTC Desire HD y trastearlo hasta el carnet de identidad, y la verdad es que estaba encantado con los productos de la compañía taiwanesa, por lo que aún me daban más razones para comprarlo.

Pero justo cuando faltaban pocos días para que se me terminara la permanencia, cuando ya más convencido estaba, empiezan a publicarse problemas: descascarillado de la carcasa, problemas de pantalla… En fin, un dolor de cabeza, la verdad. Pero en pocos días HTC rectificó y modificó los terminales. Total, que me lo compré. ¿Y sabéis qué? Tenía en la mano el Samsung Galaxy S III, lo habían presentado hacía 3 días y lo acababan de exponer en la tienda de teléfonos roja… lo tenía en la mano y me quedé con el One S y sí, pequé y lo volvería a hacer (el precio también ayudó, claro está). Por más que me esperé, al final me toco uno de los terminales que se descascarillaban y de hecho tengo los cantos hechos trizas, pero bueno, sé que si lo envío al SAT me lo cambiarán sin problema.

  • Lo mejor: Para mí la optimización del teléfono es magnífica. Su procesador es una auténtica bala y la batería tampoco es que se la coma, dura todo un día sin muchos problemas. De hecho, con ROM, kernel y configuraciones modificadas he conseguido aguantar 32 horas con el teléfono encendido –6 de las cuáles con la pantalla encendida– y una hora de llamadas. En apartado multimedia, es insuperable también, gracias a su gran cámara de 8 MP y un sonido que sorprende (ayuda que me regalaran con el teléfono los auriculares Beats). Apartado a parte se merece el diseño, que para mí, dejando de lado los problemas del principio, es magnífico.
  • Lo peor: A mí que me gusta trastear e intentar mejorar el teléfono, hecho un poco en falta la comunidad que tenía el HTC Desire HD. Está claro que hay diferentes desarrolladores pero no tienes mucho en dónde elegir. Pero bueno, un problema mínimo y creo que casi no hay ninguno más, puesto que lo único que he encontrado mejorable es el altavoz de las llamadas, que se oye regular.

Mi valoración de este terminal es que es uno de los grandes. Al ser presentado junto con el HTC One X se quedó injustamente en un segundo plano, pero si estáis buscando un teléfono muy ligero, con pantalla que quepa en la mano, potente, bonito… esta puede ser una muy buena elección.

Hasta aquí nuestras propias impresiones sobre los terminales que usamos en nuestro día a día. Espero que os pueda ayudar a elegir, puesto que la mayoría de cosas que decimos os pueden servir para saber si un terminal se os adaptará o no a lo que queréis. Por supuesto podéis preguntarnos lo que queráis e intentaremos responderos lo más brevemente posible. ¿Y vosotros, que terminal tenéis y por qué?

Temas relacionados: Samsung Galaxy

Comentarios
Facebook
Twitter
Whatsapp
Pinterest
Telegram
COMPARTIR