Close Button
×

¿Son lo suficientemente resistentes los smartphones hoy en día?

Última actualización el 08/04/2014 a las 13:02

pantalla rota con robot Android

En mi caso, con mi actual terminal, un Samsung Galaxy S II, he tenido mis sustitos, hasta tener un sustazo. Empecé pensando hay que disfrutar del terminal desnudo, paso de ponerle fundas, protectores, etc. Y así lo hice, hasta que de repente un día lo deje suelto en una bolsa, con la mala suerte que ahí también había una regla de metal, por lo que apareció con unos cuantos rasguños en la carcasa trasera. A partir de ese día empecé a tirar de fundas o carcasas, me gustó el nuevo tacto, el mejor agarre, porque seamos sinceros, un S II a pelo, no es una de las mejores sensaciones en mano, me da sensación de fragilidad y de miedo a que no se me caiga.

Luego seguí en mis trece, y un día utilizando la app de Google Reader (qué tiempos aquellos… ahora con feedly mucho mejor), me fijé en que gracias a los fondos blancos podía distinguir varias rayaduras en la pantalla, en ese momento hice la prueba de usar protectores de pantalla, buenos y no baratos además. Pero pronto los dejé, por darme cuenta de tener un tacto totalmente distinto, y dejar muchas más huellas de las habituales con el cristal.

Pero el colmo de los colmos fue cuando un día al azar olvide mi carcasa externa en casa, y me dispuse a hacer una fotografía, con la mala suerte que una persona me golpeó el brazo mientras sostenía el teléfono. Entonces, como por arte de magia sobrevoló unos pocos metros, pero suficientes para estar fuera de mi alcance, y para acabar de rematar la fiesta cayó enterito con la pantalla al suelo. Os podéis imaginar el resultado…

S II con la pantalla inutilizada

Debo decir que me ha caído en otras ocasiones, y mis fundas han salvado el mal trago. Pero la vez que se me cargó por completo la pantalla tuve un buen disgusto, por no mencionar el dineral que me tocó invertir en repararlo, ya que nunca escojo la opción del seguro.

Creía que había explicado mi experiencia de forma resumida, pero ya veo que me he sobrepasado un poco, como casi siempre… Casos como el mío están al orden del día, los servicios SAT se forran día sí y día también. Es cierto que tenemos opciones muy buenas en cuanto a terminales resistentes, como el Motorola Razr, o algunos modelos de menor rendimiento, que pueden no interesar a muchos usuarios que demandan rendimiento por encima de todo.

Y para comprobar que tengo razón, al menos en la gran mayoría de smartphones (increíble la resistencia del Oppo Find 5) no hay más que hacer una pequeña búsqueda en YouTube con la combinación drop test, y nos quedaremos maravillados con lo rápido que se desintegran. Por no decir también la aparentemente poca resistencia a rayadura. Sí, me diréis que existe algo de nombre Gorilla Glass, pero sigue sin convencerme, las rayaduras aparecen tarde o temprano amigos.

Por lo que la conclusión es clara, en general, actualmente los grandes dispositivos no tienen la suficiente resistencia para aguantar situaciones digamos más bien trágicas. Ya sea por mantener un peso reducido, por no sobrepasar los super mínimos de grosor, o por un proceso de fabricación más barato, este campo sigue sin obtener unos resultadas aceptables, acorde con la inversión que realizamos los usuarios.

Y para finalizar se me ocurre una pequeña una pregunta para podamos compartir nuestras experiencias. ¿Habéis tenido muchos problemas con la resistencia de vuestros teléfonos? ¿Cuáles?

Temas relacionados: Tecnología

VER COMENTARIOS