Smartphones, ¿evolución o adicción?

COMPARTIR 0 TWITTEAR

No hay duda alguna que los teléfonos inteligentes son el mejor invento tecnológico de los últimos tiempos y que nos han brindado una cantidad de posibilidades impensables unos años atrás. Pero la controversia llega al pensar hasta que punto los necesitamos o estamos enganchados a ellos. Sí, de acuerdo, las ventajas son incontables, aunque mi reflexión es la siguiente: ¿Hasta qué punto somos dependientes de ellos?

Adicción a los teléfonos

Voy a empezar este artículo poniendo algunos ejemplos con los que nos encontramos día si y día también. Cada vez hay más gente andando por la calle sin mirar ni lo que pisan, ni lo que tienen delante, les ves ahí tecleando sin parar su teclado para mandar mensajes vía la aplicación reina donde las haya: WhatsApp. O si nos fijamos en los semáforos, la gente a nuestro alrededor, casi todo el mundo aprovecha ese momento para revisar las notificaciones de su móvil, aún sabiendo que nos puede caer una multa. Por desgracia, ese mismo uso también se lleva a cabo durante la conducción.

Creo con que este par de ejemplos, de los que podrían salir innumerables casos, ha quedado patente que corremos ciertos riesgos al usar nuestro terminal de forma inadecuada. Otro aspecto a destacar sería el de la adicción, claramente estamos atrapados por el poder de este mundo 2.0 accesible a nuestro bolsillo, o en forma de extensión de nuestra mano directamente ya, si no lo soltamos.

Para que entremos en las entrañas de que significa exactamente “la droga” de los smartphones nada mejor que escenificar otro ejemplo. Esta vez voy a poner otra secuencia más que cotidiana: Quedamos con unos amigos, para cenar, tomar algo, etc. Y hay gente que se pasa más de la mitad de la cita consultando su teléfono, y no os engañéis, esto es un acto de mala educación terrible, estamos dando mayor importancia a lo que pasa en el mundo virtual que a nuestro alrededor, esa es la pura realidad.

Adicción al volante

Inicialmente los teléfonos fueron diseñados para realizar llamadas y enviar SMS. Sí amigos, antes los mensajes se pagaban. Ahora ya no sabemos ni cuando es la última vez que hemos utilizado nuestro ordenador portátil de bolsillo para llamar. Bueno si… Cuando falla WhatsApp. Porque en serio, cuando perdemos la conexión o estamos en un lugar con mala cobertura de datos, nos sentimos completamente aislados y ajenos al mundo.

Este post podría hacerse eterno hablando de puntos negativos de los teléfonos inteligentes en nuestra sociedad, pero realmente lo único que debemos hacer un uso eficiente de los recursos que nos facilita. A nivel personal os recomiendo que cuando estéis con vuestra pareja, con vuestros amigos, apaguéis los datos e intentéis disfrutar al máximo de esas personas o ese fantástico entorno real que nos rodea y nos hace tan felices. No siempre hay que parar a compartir fotos en los millones de redes sociales existentes. ¡A vivir que son dos días amigos! Pensad que os lo dice alguien que está o ha estado realmente enganchado, aún no lo tengo claro, lo único que sé es que debemos valorar más lo que tenemos más allá de nuestras pequeñas pantallas.

Para finalizar y animaros a participar en forma de comentarios, os planteo una iniciativa. Miremos de plasmar en los comentarios todas esas situaciones que encontramos excesivas o nos molestan del uso de los terminales de nueva generación, y discutamos por qué nos lo parecen.

¡Únete a nuestro canal de Telegram con lo más destacado del día y las mejores ofertas Android!

Únete a nuestro canal de Telegram
Archivado en Mensajería instantánea, Smartphones Android, WhatsApp
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (16)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

  • Lucas dice:

    Yo creo que los teléfonos son útiles para ciertos aspectos de nuestra vida cotidiana, pero como las relaciones personales cara a cara no hay nada.

    Estoy totalmente de acuerdo con que es una falta de respeto estar todo el rato con el mv dándole a la tecla y he tenido algún que otro encuentro con amigos que lo hacen.

  • Axel dice:

    Estoy totalmente de acuerdo contigo. Los smartphones nos han hecho volvernos muy maleducados cuando estamos con los amigos o familia, mirándolo constantemente para ver si nos llega algún mensaje o notificación, como si la vida real, que es la que está fuera de los móviles, fuese menos importante.

  • Laura dice:

    Estoy de acuerdo con lo dicho en el artículo. Cada vez que quedamos con los amigos estamos jugando entre nosotros al apalabrados, hablando con otros amigos por whats, mirando las redes sociales o el correo etc. En mi opinión no me gusta esta situación, que cada vez más es más frecuente. Yo intento evitar estas situaciones dejando el móvil en el bolso, pero… te encuentras en algún momento que todos están en el móvil y entonces que hago, coger el móvil.

  • Echedey Alemán Sanginés dice:

    Bueno, tenemos un detalle a nuestro favor y es que, a día de hoy aún sucede a menudo que nos quedamos sin batería, momento ideal para aprovechar las relaciones interpersonales reales… Eso sí, no hagáis como yo y tengáis dos baterías de repuesto en el bolso xDD.

    No, en serio, jode mucho hablar con alguien y que no se entere de nada, por usar el móvil o lo que sea… Aunque reconozco que a veces lo hago yo y estoy aprendiendo a usarlo y escuchar a la vez, todo un hito.

  • Judith dice:

    Estoy de acuerdo con el artículo. Estas situaciones nos pasan a todos a lo largo del dia. Lamentablemente somos un poco irresponsables en la utilización de esta nueva tecnologia que nos trae locos.

  • JuanMi Guirado dice:

    Yo soy un hombre atado a su smartphone y cada dia lo uso mas, pero es mas por cuestiones laborales que por vicio. Es un problema que los jovenes tengan movil desde los 10 años o menos.

  • jordi dice:

    Com totes les coses,s’han de saber usar i fins a quin punt poden ser addictives! la nova tecnologia ajuda molt al dia a dia personal! però tots els excessos són dolents!

  • Lorenzo Gama dice:

    Al final tocar decidir cuando queremos smartphone y cuando no. Desde hace un tiempo cuando voy al cine o al teatro, directamente pongo modo avión, porque si solo lo pongo en silencio mi mano se siente atraída al bolsillo XD

  • PedroJ dice:

    Me encontré con un amigo, hacía tiempo que no hablaba con él, le empezé a contar lo último mío y me interrumpe “espera un momento” saca su móvil , lo mira, se ríe , escribe algo y lo vuelve a guardar. “pues te decía que ahora estoy en otro sitio…” y otra vez suena la campanita del wuasap ese… “perdona, tío de verdad…” vuelve a sacar el móvil, y yo con la palabra en la boca. termino mintiéndole “colega, tengo prisa, me voy, ya si eso te envío algo por watsapp”. qué pena, siempre que me lo encontraba me soltaba algún chiste… pero ahora no me hace ninguna gracia.

  • victor dice:

    Bueno evolución muy rápida con los smartphones, cada vez nos crea más necesidad y en realidad seríamos felices con los primero teléfonos pequeños es lo que se llama “sociedad de consumo” respecto a la adicción la culpa es de la gente no del teléfono, tienen un gran problema, yo por mi parte nunca falto el respeto estando todo el tiempo con el móvil cuando estoy con gente y si me esta todo el tiempo sonando en menos de 1 minutos contesto un “no puedo ahora mismo” y listo, eso sí notó muchas veces que me vibra en el bolsillo y en realidad no es así x) . Un saludo!

  • Alberto Guillén Ojeda dice:

    Tiene toda la razón, cada día hay más y más gente que no se puede separar de su vida 2.0 y que lo pasa mal cuando no tiene cobertura o batería… ¿Qué me decís de cuando estamos en alguna reunión de amigos y nos estamos pasando fotos por whatsapp en el grupo de estos mismos? Increíble de verdad. De hecho ahora mismo estoy en una comida familiar y aquí estoy pegado al teléfono…

  • Angel Lameda dice:

    ¿Hasta qué punto somos dependientes de ellos? Todas las novedades causan admiración y por supuesto adicción; revisemos la historia los avances tecnológicos de todo tipo, siempre surtieron el mismo efecto en el ser humano. Desde la imprenta de Gutenberg, los vehiculos motorizados, la luz eléctrica, la radio, la telefonía fija…y pare de contar…Arriba la inventiva y la tecnología!

  • Hernán dice:

    Es verdad, tienes toda la razón, yo por ejemplo en casa comiendo con mi familia sigo pegado al maldito teléfono y no paro de teclear. Y es verdad me doy cuenta de que no esta bien que el resto este comiendo y charlando tranquilamente mientras yo estoy aparte con mi teléfono.

  • Oscar dice:

    Pues sí, gran articulo.. totalmente de acuerdo… ¿y que hacemos ahora? pues aquí estamos tecleando y publicando comentarios, compartiendo fotos, noticias ,etc… Yo personalmente he estado muy enganchado al Pc , me quité el Internet de casa y ahora estoy enganchado al Smartphone… poco a poco es cierto que cuanto mas me rodeo de gente menos me acuerdo de él, mí problema al vivir solo es que hay muchas horas y huecos vacíos… ¿y que pasa? pues nada, que cojo el movil una y otra vez… y a charlar y compatir cosas con vosotros… Saludos a todos, sois geniales!!!

  • Oscar dice:

    Hoy mismo, en una terracita al sol con dos amig@s, en un instante todos hemos cogido el movil para mirar las notificaciones… falta que uno lo haga para picar al resto…. por suerte solo ha sido un instante, luego hemos retomado nuestra charla. Bien bien… eso ha estado bien.

  • Smartie dice:

    A mí me fastidia horrores cuando nos juntamos los amigos (hablo de cuarentones) y empiezan las fotitos y a colgar al feisbuc… ¡Pero qué exhibicionismo, gente! ¿Verdaderamente le interesa a alguien que estemos tomando “la primera cervecita”? Hay mucho síndrome de gran hermano por ahì, aunque muchos lo critiquen!

  • Pere dice:

    Os habla un ser extraño sin smartphone! Únicamente tengo whatsapp y desde hace no mucho, y la verdad es que, hablando desde fuera, un smartphone seria útil, comodo para ciertas situaciones, usos, demás… Pero se puede vivir sin él. El problema es que como dices, muchos no pueden, si no te adaptas a ellos… Te quedas fuera a veces.

  • Alex dice:

    Más que adicción dependencia. Yo recuerdo cuando cogía el coche y me iba de viaje sin movil, sin GPS y sin historias. Hoy somos incapaces de bajar a comprar el pan sin qie nos indiquen el camino. XD

  • Adrián Fariñas dice:

    En mi caso particular, por temas de trabajo y demás, si que tengo cierta dependencia. Al menos de lunes a viernes, suelo estar conectado a redes sociales, correo, whatsapp todo el día, pero los fines de semana procuro desconectar un poco para evitar caer en la locura !! jaja.

    PD: Lo de las llamadas es totalmente cierto.

  • Javier dice:

    Smartphone no es adicción, es determinado tipo software el que es adicción. Si toda esa gente redsocialadicta no tuviera un smartphone estaría todo el día en el ordenador de su casa posteando cada vez que respira en facebook. Al menos con los smartphones se consigue que esa gente salga a la calle y le de el aire y el sol, así que dentro de lo malo del determinado software los smartphones hacen más bien que mal.

  • vikingo dice:

    yo me acuerdo que cuando no existían los smartphones estaba bastante engacado al inetrnet de casa, por aquel entonces hace unos tre o cuatro años tenia un porttil que compartia con mi hermana, se acabo jodiendo y recuerdo que los dos o tres primeros días era una sensación realmente preocupante, de 5 en 5 minutos acordandome que no tenia ordenador. era como cuando ejas de fumar. La misma sensación , a la semana ya ni me acordaba del ordenador, de vez en cuando iba a la biblioteca y alli me conecta una hora para mirar ras redes sociales y poco más. Lo peor que pude hacer, comprarme otro, no tenia ordenador pero me sentia realmente libre, es complicado de escribir. Creo que algo similar sucede con los smartphone, el día que se nos estrope y tengamos que prescindir de ellos unos días no me quiero ni imaginar. Por cierto Andreu, escribes un post para concienciarnos de que e malo estar enganchados a estas nuevas tecnologias, y por tu culpa aqui estoy contando mi anegdota personal, dandole a las teclas y dejandome la vista en la pantalla invirtiendo un tiempo precioso aqui, en vez de estar con los mios. En serio buen post crack!

  • […] habrá para ganar dinero. Si has comenzado en Facebook recuerda que puedes trasladar tus datos a tu smarphone y seguir la partida desde cualquier parte. No se habla tanto de él como de Flappy Bird pero viene […]

  • […] Los smartphones pueden ser una evolución, pero también una adicción. Los creadores de FaceUp no están en contra de su uso, incluso reconocen que es bastante útil en casos de emergencia permitiendo acceso internet desde cualquier lugar, pero hay que tener en cuenta que esta misma tecnología ha empezado a crear aspectos negativos por la adicción y el mal uso de ella. Ya se están empezando a crear hasta nuevos vocablos para determinadas acciones, así por ejemplo encontramos el “phubbing“, que sería el acto de prestar mucha más atención al teléfono móvil que a la persona que nos acompaña. También la nomofobia, entendiéndose por ella el pánico a no llevar el smartphone encima. O la nueva expresión “together alone“, que sería la situación de estar con la pareja, pero donde cada uno se encuentra totalmente aducido por su teléfono. Según los expertos el 71% de los usuarios de teléfono móvil entre 18 y 45 años sufre algún tipo de dependencia al móvil, en adolescentes alcanza el 85%. […]

  • […] Los smartphones pueden ser una evolución, pero también una adicción. Los creadores de FaceUp no están en contra de su uso, incluso reconocen que es bastante útil en casos de emergencia permitiendo acceso internet desde cualquier lugar, pero hay que tener en cuenta que esta misma tecnología ha empezado a crear aspectos negativos por la adicción y el mal uso de ella. Ya se están empezando a crear hasta nuevos vocablos para determinadas acciones, así por ejemplo encontramos el “phubbing“, que sería el acto de prestar mucha más atención al teléfono móvil que a la persona que nos acompaña. También la nomofobia, entendiéndose por ella el pánico a no llevar el smartphone encima. O la nueva expresión “together alone“, que sería la situación de estar con la pareja, pero donde cada uno se encuentra totalmente aducido por su teléfono. Según los expertos el 71% de los usuarios de teléfono móvil entre 18 y 45 años sufre algún tipo de dependencia al móvil, en adolescentes alcanza el 85%. […]

  • […] ya que nos permitirá incluso tener la oficina en él. Ya en 2012 nuestros compañeros de Andro4all avisaban de la posible adicción que estos terminales inteligentes podían causar, y no se […]

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs