Close Button
Compartir

Día tras día, noticia tras noticia, todo acaba teniendo un guion igual aunque con finales sensiblemente diferentes para que así no se parezcan los unos a los otros. Y es que los pleitos que Apple está interponiendo a Samsung por supuestos plagios de sus diseños por parte de la compañía coreana son como el agua de cada día. Así cualquiera se extraña de los magníficos resultados de la aplicación de Mapas de Apple, ¿no? Me imagino que para colocar las ciudades sobre el mapa, miraban dónde estaba el juzgado y aprovechaban para interponer una denuncia…

Foto de un iPad y una Galaxy Tab

En fin, vayamos al tema y es que parece que algunos jueces ya empiezan a estar un poco hartos de las patrañas de Apple y no le van a dejar salirse con la suya. Voy a poneros en situación: Hace un tiempo, Apple presentó en una corte británica una denuncia contra Samsung alegando que sus tabletas Galaxy Tab guardaban un símil demasiado grande con sus iPad. Después de las consecuentes deliberaciones, los jueces desestimaron el caso y obligaron a Apple a que publicara un comunicado en el que se afirmase y dejase claro que Samsung no había copiado nada.

Pues bien, como la ley le obligaba Apple tuvo que ceder y publicó dicha nota en su portal de Inglaterra. En concreto, la nota era visible en un enlace colocado en la parte inferior de la página de inicio y de difícil visibilidad. Con ello, Apple conseguía cumplir con las obligaciones de la ley y a la vez pasar una nota de prensa (que además es muy sutil) totalmente desapercibida y sin hacer más publicidad gratuita a Samsung.

Foto logo Samsung y Apple

Sin embargo, en la corte de Londres dónde se hizo el pleito, los jueces que dictaminaron la sentencia buscaban algo más cuando dijeron una nota de prensa, por lo que después de reunirse el pasado jueves en una audiencia, comunicaron a Apple que tenía exactamente 48 horas para solventar el problema y añadir en su página principal un enlace que usara como mínimo 11 puntos de fuente (en resumen, hacerla visible). La compañía de Cupertino intentó por todos los medios conseguir más tiempo, llegando a decir que para publicar un comunicado debían pasar casi 14 días, a lo que uno de los jueces respondió “no me lo puedo creer”.

Otra anécdota más que podrán contar trabajadores de una y otra empresa a sus nietos cuando sean mayores, pero que a la vez continúa sumando más y más incredulidad de los usuarios al ver todo el show que están montando unos y otros. Como decía al principio, una historia sin fin y parece que este va a ser un capítulo más. Que estemos llegando al final de la historia o no, depende de que alguien tome finalmente cartas en el asunto y haga el papel de profesor de guardería entre estos dos “niños” gigantes. ¿Qué opinión tenéis sobre todo este tema de las denuncias?

Temas relacionados: Samsung Galaxy, Samsung Galaxy Tab

Compartir
Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!