Close Button

La buena noticia para todos nosotros es que Samsung, según podemos leer en Androtalk, es consciente de nuestros problemas y por eso los surcoreanos ya han terminado con la producción de unas nuevas memorias flash de 64 GB de capacidad. Estas nuevas memorias, que más concretamente son de tipo NAND con una tecnología de 10 nanómetros, aumentan la capacidad hasta una cantidad que, para mi gusto, es muchísimo más que suficiente para cualquier usuario. Además, las nuevas memorias flash presentadas por Samsung no solamente aumentan en capacidad, sino que la velocidad también se ha visto incrementada. Para ser más exactos, presentan una velocidad de escritura de 260 mbps y una velocidad de lectura de 500 mbps.

Memorias flash de 64 GB fabricadas por SamsungUno de los mayores problemas que nos encontramos en nuestros terminales es aquel que se refiere al almacenamiento. El problema del almacenamiento no entiende ni de marcas, ni de sistemas operativos. Es un problema que, por mucho que no queramos, siempre nos ha ocurrido a cualquier usuario en alguno de los diferentes dispositivos que hemos tenido. Si bien en los últimos smartphone de gama alta este problema suele ser menos común (debido al aumento de la capacidad de almacenaje de los mismos), en el resto de terminales muchos son los usuarios que tienen que recurrir a eliminar alguna de sus aplicaciones o a utilizar una tarjeta de memoria externa. Es más, muchos usuarios empiezan a ver que 16 GB es un tamaño demasiado reducido para todas sus aplicaciones y archivos multimedia, y más si el terminal no presenta la posibilidad de expandir memoria, como últimamente nos empiezan a tener acostumbrados los fabricantes.

Con suerte, esperamos que el fabricante asiático comience a implementar estas mejoras en almacenamiento a lo largo del 2013 en sus próximos terminales de gama alta. Ahora la pregunta es la siguiente: ¿Podríamos estar ante el comienzo del fin de las tarjetas microSD para nuestros terminales? La pregunta es difícil, pero al ritmo que crece la tecnología no es de extrañar que al cabo de unos años hasta los terminales de gama baja incorporen memorias de como mínimo 16 ó 32 GB. Es más, si a estos avances le sumamos las posibilidades que presentan el cloud computing o almacenamiento en la nube, es posible que en unos años nuestros queridas microSD, que de tantos problemas nos han salvado, estén condenadas a pasar a mejor vida.

Temas relacionados: Samsung

Comentarios
Facebook
Twitter
Whatsapp
Pinterest
Telegram
COMPARTIR