Close Button
Compartir

Tras más de dos meses desde que se anunciara la actualización para el HTC One S, empiezan a llegar noticias de que finalmente el dispositivo de la compañía taiwanesa ya estaría recibiendo la nueva versión de Android. De hecho, no se trata de la última que se ha lanzado, si no de la 4.1.1, la primera bajo el nombre de Jelly Bean y sin las mejoras que trae la 4.2.

En cualquier caso una noticia que me alegra leer, aunque con un poco de retraso, puesto que demuestra que HTC continúa dando soporte a los terminales tope de gama de su catálogo. Esperemos que poco a poco el resto de dispositivos puedan llegar a recibir esta actualización, puesto que nunca ha salido una lista concreta sobre cuáles lo harán.

Junto con la nueva versión de Android también recibiremos el nuevo Sense 4+, la interfaz de personalización que los teléfonos de los taiwaneses traen consigo y que tan buenas críticas recibe. La actualización ocupa unos nada despreciables 612 MB y es la versión 3.16.401.8 del software. Tendremos que esperar un poco para que llegue a todos los HTC One S, sobre todo a los que provienen de una compañía telefónica, que siempre tienden a tardar unas semanas más. Una vez instalada disfrutaremos de mejoras en la interfaz, en la cámara, en la galería de imágenes y en el consumo de la batería.

Un regalo de navidad que más de uno va a agradecer. ¡Que lo disfrutéis!

Temas relacionados: Otros Android

Compartir
Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!