Close Button

Nadie podrá negar la ilusión que supone recibir un regalo y si se trata de un teléfono esto ya son palabras mayores. El problema posiblemente sea para la persona que lo regala, ya que la típica inseguridad de saber si le gustará puede hacernos pasar un mal rato. Así pues, después de leer un artículo en CNET he pensado que a más de uno le serán útiles estas indicaciones y consideraciones.

Teléfono envuelto de regalo

Evitando sorpresas

En general, si sabemos que la persona a la que le vamos a regalar el teléfono no ha expresado nunca el deseo de tener uno, no me aventuraría a regalárselo, puesto que nos estaremos exponiendo a que quede abandonado en un cajón, lugar dónde va a ser poco útil. Otro factor importante a vigilar será a través de dónde compramos el teléfono, puesto que si lo hacemos mediante una compañía probablemente nos veamos obligados a contratar una tarifa con permanencia y a no ser que queramos pagar todos los costes asociados a la línea, nos hará falta una tercera persona que los asuma (probablemente la misma a la que le estemos regalando el dispositivo).

Conocer la compañía

Cuando una persona está acostumbrada a alguna cosa es difícil hacerla cambiar de opinión, por lo que si ya está actualmente con una compañía y no ha mostrado la disposición a cambiar a otra, lo mejor será intentar no obligarla a un cambio. Por ejemplo, si le estamos regalando un teléfono a nuestro/a hijo/a y está contento/a con la cobertura y los servicios que tiene en ese momento priorizaremos mantener este escenario y no plantearemos nada diferente. Además, también deberíamos saber si le queda permanencia, puesto que si al final hiciéramos el cambio podrían aplicarse penalizaciones por rescisión temprana de contrato.

Conocer la situación del contrato

Como os comentaba, debemos tener muy en cuenta las singularidades del contrato de la otra persona, puesto que quizás tiene una tarifa especial para su teléfono o no quiere firmar un contrato de 24 meses. Además, actualmente las ayudas a compras de teléfonos por parte de las compañías son muy diferentes a lo que conocíamos hace un año, por lo que deberemos informarnos y sobre todo, comparar, puesto que quizás nos sea más beneficioso comprar el terminal libre y luego disfrutar de los descuentos en las tarifas que esto conlleva (junto con la no existencia de ningún tipo de permanencia).

Conocer lo que le gusta

Como hemos dicho, el dispositivo que estamos mirando no es para nosotros sino que lo vamos a regalar a otra persona, por lo que sus gustos pasan por encima de cualquier punto de vista nuestro. Está claro, que si a alguien le gustan los teléfonos pequeños no le compraremos un Samsung Galaxy Note II, y que si a un chico no le gusta el rosa, no recibirá un Sony Xperia U de ese color. Cosas de sentido común pero que debemos tener totalmente presentes para acertar seguro.

Diferentes tipos de teléfonos Android

Todo esto son detalles, que al final acaban siendo clave para acertar, pero… ¿No buscábamos hacer una sorpresa? Si firmamos un contrato, probablemente necesitaremos tener a la persona que recibe el regalo con nosotros, por lo que debemos buscar una alternativa.

Si queremos mantener el regalo en secreto, la mejor opción es un teléfono prepago o bien uno libre. Si de todas maneras no nos convence esta opción o es más económico el contrato, siempre podemos recurrir a una promesa de regalo, como uno de juguete o un papel con un dibujo, ahorrándonos también el problema de la elección del terminal.

Cuidado con los accesorios

Si una cosa tiene el márquetin es que es capaz de crearnos necesidades que no habíamos imaginado en la vida que tendríamos y el mundo de los dispositivos móviles no se salva de ellos. En concreto, más allá del propio terminal, dónde se centran sobre todo las estrategias comerciales es en los accesorios, haciendo que un manos libres bluetooth o una funda de piel se conviertan casi en indispensables, cuando realmente son simples complementos que harán que la factura final crezca rápidamente.

Planes familiares

En el caso de que el teléfono lo vayan a recibir nuestros hijos o alguien cercano y seamos nosotros quienes pagaremos la factura final, siempre podemos tener en cuenta los planes de ahorro que la mayoría de grandes compañías tendrán disponibles y que pueden permitirnos llamarnos entre nosotros por un precio muy inferior a lo establecido en la tarifa normal.

Características mínimas

Está claro que hay diversas gamas de terminales y que quizás este sea el apartado más complicado a la hora de decidir, puesto que es el que más relacionado con el precio va. Mi consejo es que uno reflexione sobre qué uso recibirá el dispositivo y buscar así el que más se adapte a la persona, pero aún con ello, si no dominamos demasiado el tema podemos tener verdaderos problemas para saber sacar el grano de la paja.

1. Terminales de gama baja

Son los más económicos y están pensados para un público que no quieras cosas complicadas, simplemente poder llamar, enviar mensajes y como mucho, visitar alguna web. No tendremos grandes despliegues de potencia y las características mínimas que deberíamos exigir son un procesador de 1 GHz, una RAM de 512 Mb y un coste menor a 230 euros.

Para ver algún ejemplo de esta categoría, mi compañero Sergio hizo una comparativa de los más conocidos hace unos días. Si me preguntáis mi parecer, siempre que os guste el diseño y el bolsillo lo permita, el Sony Xperia U debería ser nuestro objetivo.

2. Terminales de gama media

Son los más equilibrados y los que la mayoría de gente prefiere. No tienen un precio exagerado y nos estarán brindando la posibilidad de disfrutar de un dispositivo excelente. La ventaja de este segmento es la amplia variedad que encontraremos, por lo que tendremos la posibilidad de elegir el diseño que más nos guste entre todos ellos. Los mínimos, como el precio, tienen que subir, por lo que no nos conformaremos si no dispone de un procesador de 2 núcleos de 1 GHz cada uno, 1 Gb de RAM, una pantalla de 4,3 pulgadas y un precio que nunca supere los 400-450 euros.

Como en el caso anterior Sergio también ha hecho una comparativa con la que podréis ver más características y explicaciones mucho más completas sobre lo que os comentaba. El nuevo Google Nexus 4 sería el teléfono más completo y con mejor relación calidad/precio de este segmento, aunque tengo algunas dudas sobre él, por lo que tendría en mente alguna otra opción por si las moscas.

3. Terminales de gama alta

Todo aquél terminal que se encuentre por encima y que estará dirigido a usuarios avanzados. No podemos exigir demasiado en este segmento, simplemente que nos ofrezcan un rendimiento mayor a los anteriores y que por lo tanto, cuenten con la última tecnología disponible. No hay tope de precio, pero los precios rondan los 600 euros actualmente para terminales como el Samsung Galaxy S III o el Asus Padfone 2.

imagen de un regalo

Sin duda, hay pocas cosas a las que no digáis… ¡Pero si esto ya lo sabía! Aunque el objetivo de este artículo era sobre todo que las tuvierais en cuenta todas y cada una de ellas puesto que son las principales claves para acertar. Espero que con ello pueda ayudar a más de uno en sus compras de las fechas venideras.

Temas relacionados: Google Nexus, Samsung Galaxy, Samsung Galaxy Note, Sony Xperia

Comentarios
Facebook
Twitter
Whatsapp
Pinterest
Telegram
COMPARTIR