Close Button
Compartir

Uno de los temas a los que nos hemos acostumbrado peligrosamente a hablar en los últimos tiempos es el que hace referencia a las patentes. Y casi siempre con un sujeto común que no es otro que Apple. La compañía de la manzana mordida en su afán por patentar llega a rozar el ridículo en casos como el que trataron los compañeros de Applesencia, en el que habían registrado como propio el sonido de arranque de Mac OS X. Por todo estos motivos, Apple está provocando la antipatía en muchos sectores de la sociedad y parece que esto tiene sus consecuencias.

Prueba de ello es que la patente que solicitó Apple sobre la función conocida por todos como pellizcar para hacer zoom, Pinch-to-zoom y que se hizo porpular con la salida del iPhone, ha sido declarada como inválida por la USPTO. Se trata de una función que hoy día casi todos los smartphone con pantalla táctil emplean para incrementar el zoom sobre lo que se muestra en la pantalla

La determinación de si el objeto de evento, se invoca una operación de desplazamiento o gesto por distinguir entre un punto de entrada único aplicado a la pantalla sensible al tacto que se interpreta como la operación de desplazamiento y dos o más puntos de entrada aplicadas a la pantalla sensible al tacto que se interpretan como el operación gesto. La emisión de al menos un gesto de desplazamiento o llamar basándose en la invocación de la operación de desplazamiento o gesto; responder a al menos una llamada de desplazamiento, si se emite, por desplazamiento de una ventana que tiene una vista asociada con el objeto de la acción. Y responder a la llamada de al menos un gesto, si se emite, por la ampliación de la vista asociada con el objeto de evento basado en la recepción de los dos o más puntos de entrada en la forma de la entrada del usuario.

Si bien la traducción del texto legal es algo farragosa, no es el primer caso que se da en lo relativo a las patentes y Apple, pues hace escasas horas ha sido desestimada la petición de la empresa californiana de prohibir la venta de terminales Galaxy bajo la excusa de infringir distintas patentes.

Como vemos, dos golpes para Apple, pero seguro que no va a acabar aquí el asunto, puesto que Apple puede modificar su petición o simplemente recurrir la resolución de la misma.

Temas relacionados: iPhone

Compartir
Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!