Primeras impresiones tras un mes de uso del Google Nexus 4

Última actualización el 21/11/2013 a las 18:24

Ha pasado poco más de un mes, desde aquel día 13 de noviembre, fatídico para algunos, en que Google puso a la venta el Google Nexus 4. En mi caso fui uno de los afortunados que consiguió hacerse con un modelo de 16 GB y ahora, tras un mes de uso, puedo empezar a tener unas primeras impresiones que plasmar y que a su vez puedan ayudar a más de un posible comprador a valorar la compra de este terminal.

Diseño en Google Nexus 4

Diseño

Impecable, es la palabra con la que se puede definir el terminal. Poco más que decir, con un acabado en cristal y unos bordes con un acabado en goma, tiene un agarre muy bueno y el peso mucho mejor distribuido que el Samsung Galaxy Nexus. Pero he aquí el primer problema y es que pese a tener una cobertura de Gorilla Glass 2 que le da una teórica resistencia a arañazos, en mi terminal, perfectamente cuidado y sin caídas y golpes, he apreciado un pequeño arañazo profundo en la parte central de la pantalla. Algo que no debería estar ahí y que echa por tierra esa supuesta resistencia.

Rendimiento

En este apartado podemos decir que el terminal es sobresaliente. Con 170 aplicaciones instaladas, diferentes widgets en los escritorios y aplicaciones en segundo plano, el terminal ejecuta cada acción sin ningún tipo de lag, como si me ocurre a veces en el Samsung Galaxy S III. Sin duda los 2 GB de memoria RAM de los que hace gala el dispositivo junto con el potente procesador S4 Pro de Qualcomm, lo acercan más al rendimiento que encontramos en el Samsung Galaxy Note II que en el dispositivo estrella de Samsung.

Por otro lado, Android Jelly Bean 4.2.1, ha corregido bugs de la versión anterior y ahora se muestra como un sistema más estable y pulido, añadiendo funciones que muchos terminales deberían poseer si o si. Por ahora es la versión de Android más completa que ha pasado por mis manos, si de versiones oficiales hablamos, dejando las ROM a un lado.

Pantalla

Pantalla en Nexus 4

Otro de los valores a remarcar y es que pese a contar con colores más apagados y menos saturados que los usados por ejemplo en las pantallas Amoled de la gama Galaxy, la calidad es incluso superior, al no usar la tecnología Pentite. No obstante, la mayor parte de las pantallas existentes en el mercado, ya sea Amoled, Super LCD, Bravia Engine, etcétera, gozan de una calidad tremenda. Además en el caso del Google Nexus 4, se ha reducido el espacio entre el cristal y el panel, por lo que la sensación al tocar la pantalla, gracias también a un mejor sistema de vibración, hacen que sea más cómoda de usar.

Audio

Cumple sin más. Con un altavoz situado en la parte trasera del dispositivo, algo que suele ser normal, pero que no acierto a comprender, el hecho de tener una trasera totalmente plana, hace que al colocar el teléfono sobre una mesa con la parte trasera sobre la misma, el volumen del sonido disminuye considerablemente. Por lo demás y como decía, el altavoz cumple sin más, mejorando el que incorpora el Samsung Galaxy Nexus pero sin llegar a igualar los usados por el Samsung Galaxy S III, HTC One X o Samsung Galaxy Note II. En lo concerniente a la calidad de las llamadas, no he apreciado el tono metálico del que hablan algunos usuarios, percibiendo un sonido alto y nítido.

Batería

Es otro de los apartados conflictivos. Y quizás lo es más tras la más reciente actualización a Jelly Bean 4.2.1, pues con un uso moderado la batería llega a duras penas al final de la jornada. Con uso moderado me refiero a activar el 3G a intervalos de tiempo, usar la cámara, navegar por internet y ver algún vídeo. El modo reposo sigue consumiendo demasiada batería, al igual que le ocurre a la pantalla. Solo me queda calibrarla y sino esperar a otra actualización que solucione ese molesto problema.

Cámara

Ausencia de macro en la cámara del Goole Nexus 4

Por ahora llevamos una de cal y otra de arena. La cámara, aunque vuelve a mejorar la que usa el Samsung Galaxy Nexus me ha decepcionado. No ya por no estar entre las tres mejores del mercado, sino por la ausencia de opciones en el software de gestión de la cámara que hoy día considero fundamentales. Así en determinadas ocasiones he echado en falta distintas opciones a la hora de usar un determinado enfoque, estando limitados a un modo automático sin opciones por ejemplo para usar el modo macro. Un fallo tremendo que nos obliga a recurrir a aplicaciones de terceros que mejoran y mucho las posibilidades. Así en mi caso para la cámara uso Cámara FV5, dejando a un lado la aplicación fotográfica.

Porque otro fallo, consecuencia o causa del anterior párrafo, es el menú renovado del que hace uso la cámara. Simple, esquemático y falto de opciones que lo hacen muy poco funcional.

En el lado opuesto la impresionante función Photo Sphere para crear imágenes de 360 grados que me ha dejado con la boca abierta. Sin palabras esta función, que ridiculiza sin paliativos la “novedosa” función panorámica que vende como novedad Apple y su iPhone 5.

Prueba de la función Photo Sphere

En resumen, y para tener de forma esquemática en una lista lo que me ha gustado y me ha decepcionado:

Aprueba

  • Rendimiento.
  • Pantalla.
  • Función Photo Sphere.
  • Acabado y diseño.

Suspende

  • Sonido
  • Cámara y software que la gestiona.
  • Resistencia.
  • Duración de la batería.

Por la dificultad para poder hacerse con un terminal no hemos tenido la ocasión de recibir comentarios de primera mano de usuarios que nos muestren sus impresiones, así que si eres uno de los poseedores de un flamante Google Nexus 4 puedes hacernos llegar tus impresiones e inquietudes y así compartirlas con el resto de la comunidad.

VER COMENTARIOS

Recomendado