Close Button
Compartir

El terminal estrella de la marca coreana está próximo a recibir una actualización de su firmware. Desde hace casi dos semanas ya está disponible en el mercado la versión Jelly Bean 4.1.2 en su versión polaca para el Samsung Galaxy S III, si bien el fabricante asiático ha dado en llamar a sus actualizaciones premium suite, nombre que queda mucho más rimbombante. El motivo supongo que será por las nuevas funcionalidades que implementa. En mi caso voy a contar que me ha parecido este paquete de mejoras con el que llevo conviviendo desde hace una semana.

En primer lugar, explicar que se trata de la versión polaca, aunque es plenamente compatible. La versión española PHE, británica UK o alemana DE, que son las más conocidas, deben estar próximas a salir. Una vez descargado el archivo, instale esta premium suite mediante Odín, siguiendo los pasos que otras veces hemos explicado y luego volviendo a hacer root de la misma forma, en un proceso que no me llevó más de diez minutos. He de decir que esta versión esta además instalada sin haber efectuado ningún wipe previo. Estas son las novedades que he podido probar:

Por un lado se nota más fluido el terminal. Aunque todavía existe un mínimo lag perceptible en el desplazamiento, parece que ha sido mejorado. Donde si demuestra más lentitud es en la gestión del menú de widget, donde el Google Nexus 4 se muestra mucho más efectivo. Respecto a reinicios o cuelgues, estos por ahora no se han dado y el terminal funciona sin fallos, más allá del puntual que pueda dar alguna aplicación en concreto.

A partir de aquí muchas funciones de las que se han incorporado, provienen directamente de su hermano mayor, el Samsung Galaxy Note II. Una de ellas es Tag Buddy, que viene a significar la posibilidad que tenemos de etiquetar una foto ya sea con la fecha, lugar donde ha sido efectuada, etcétera. Para poder acceder a esta opción debemos activar la detección de la ubicación. Estas etiquetas podrán ser visibles desde a galería si activamos la opción Tag Buddy.

La aparición de la multiventana es la opción más llamativa del terminal. Se activa dejando pulsada unos segundos la flecha de retroceso generando una barra lateral con una serie de aplicaciones predefinidas. No todas las aplicaciones son factibles de usar en multiventana, a no ser que seamos usuarios root y "flameemos" algunos de los mod que han sido desarrollados por la comunidad de usuarios. Función muy útil que pierde lógicamente parte de la esencia que tenía en su hermano mayor, el Samsung Galaxy Note II básicamente por el menor tamaño de pantalla.

Aplicación de cámara renovada. Y es que a pesar de una cámara que podemos situar en el top ten de las existentes en el mercado, junto con el iPhone 5 y el Samsung Galaxy Note II, la empresa coreana ha decidido darle un valor añadido con nuevas funciones. En este caso la función de la fotografía con poca luz, algo muy anunciado y que se puede apreciar en el vídeo promocional, ha supuesto una gran decepción. En mi caso no se aprecia casi nada la diferencia entre tenerla y no tenerla activada.

Si me ha gustado mucho la función de detección de mejor cara, con la que podemos evitar esa cara de algún amigo que nos estropea las fotos grupales. No porque pueda ser más o menos agraciado, porque eso no tiene arreglo, pero si corregir esos ojos cerrados o mirada furtiva. El terminal dispara una ráfaga de fotos, identificando los distintos rostros de cada uno que luego nosotros deberemos seleccionas. Otra utilidad heredada directamente de su hermano mayor es la llamada Paper Artist. Consiste en un paquete de software que nos permite editar directamente nuestras fotos, sin necesidad de recurrir a aplicaciones de terceros.

La inclusión de la función Auto Share, nos va permitir cundo la tengamos activada el poder compartir fotos y vídeos con sólo acercar nuestro dispositivo a otro que cuente con NFC.

Otra función incluida es la Detección de periféricos. Ahora al conectar unos auriculares, o usar el teléfono en una base dock, se activa una ventana que nos permite elegir que aplicaciones queremos usar por defecto al usar nuestro smartphone con ese dispositivo en concreto.

Para terminar el repaso de las novedades que he podido probar, un nuevo menú al que podemos acceder dejando pulsado el botón central Home y haciendo click en el circulo izquierdo. Entonces nos ofrece distintas opciones como son gestión de la memoria RAM disponible, desinstalar aplicaciones, etcétera.

En general este nuevo paquete de opciones y funcionalidades le da un valor añadido al dispositivo. Es cierto que alguna de ellas han sido sobrevaloradas o no funcionan tan bien como las venden, pero en general, suponen una mejora que hacen que el paso del tiempo por nuestro dispositivo no haga que quede rezagado respecto a la competencia. Ahora empieza la cuenta atrás para que nos llegue en un futuro no muy lejano Jelly Bean 4.2.

Temas relacionados: Análisis de móviles, Samsung Galaxy

Compartir
Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!