Close Button
×

El Samsung Galaxy S IV podría llegar en abril y con S-Pen

Última actualización el 28/12/2013 a las 23:37

Recreación de un posible Samsung Galaxy S IV

Llevamos unos meses recibiendo muchos rumores de cómo podría ser el próximo Samsung Galaxy S IV: pantalla flexible, 5 pulgadas, procesador de 5 u 8 núcleos… Si queréis conocer de forma más detallada todo os recomiendo el estupendo artículo de mi compañero Alberto.

Ahora conocemos, gracias a Phone Arena la posibilidad de que el nuevo Galaxy S IV aparezca en abril y traiga un S-Pen como el del Samsung Note II.

Primero: la fecha. Pues sí, es casi seguro que en abril Samsung nos presente su nuevo smartphone (¿o será Phablet?). Ya el año pasado no se presentó al MWC 2012 y no creemos que lo haga este, por desgracia para nosotros.

Segundo: el S-Pen. Parece que este nuevo stylus ha resultado muy útil en el Note II y Samsung pretende incorporarlo a su nuevo dispositivo… lo que nos lleva a estar más seguros del aumento de pantalla, 5 pulgadas como poco. Qué duda cabe que incorporarán todas las funciones que tiene el Note II, y seguramente alguna más ¿no?

¿Pero qué esperamos del Samsung Galaxy S IV? Especular es fácil, pero procuraremos ser realistas. Hay varios aspectos que hay que tener en cuenta antes de comenzar: estamos en crisis, cierto, pero la empresa coreana ha tenido el mejor año de su historia, con unos enormes beneficios, y tienen que luchar para mantener su primera posición, con unas excelentes previsiones para 2013. Así que tienen que presentar, de nuevo, el que está llamado a ser el mejor smartphone de todos. Así que veamos qué puede llevar este nuevo Galaxy S IV:

Procesador

Seguramente se haga realidad el rumor que afirma que en este primer trimestre de 2013 aparezca un procesador de 8 núcleos, pero lo más probable es que el nuevo Galaxy monte un Exynos 5, como ya lleva el Google Nexus 10, aunque suponemos que con 4 núcleos por lo menos.

Pantalla

Vista la evolución de las pantallas hasta ahora, y teniendo en cuenta lo arriba dicho sobre la inclusión de un S-Pen, es más que probable que la pantalla sea de 5 pulgadas como mínimo. Es un tema peliagudo, pero cuando salió el primer Note o el S III muchos lo veíamos excesivamente grande. Supongo que es cuestión de acostumbrarnos.

En cuanto a la calidad, sin duda será Full HD, con una resolución de 1920×1080 píxeles, Super AMOLED. Otro motivo más para un potente procesador: altísima resolución en una pantalla de gran tamaño. Además, estoy casi seguro que será una pantalla flexible (más o menos).

Memoria

No descubro nada si os digo que tendrá, como mínimo, 2 GB de RAM. Los juegos son cada vez más exigentes y, dado el presumible tamaño de la pantalla, habrá que escalar todas las aplicaciones… no nos sorprendería que fueran 3 GB.

En cuanto al almacenamiento interno, los 32 GB son los más probables, pero no olvidemos que Samsung presentó en noviembre memorias flash de 64 GB, por lo que no sería descabellado que ya la portara su nuevo modelo. Algunos modelos de HTC One X ya tienen esta capacidad. El “peligro” que tienen estos 64 GB es que el fabricante piense que ya son suficientes (más aún si añadimos los de Dropbox o similares que pueden que nos regalen) y decidan no incluir ranura para microSD. Veremos.

Cámara

En este aspecto esperamos una cámara de 12 o 13 MPx, con auto-focus y flash, con grabación de vídeo full HD. Teniendo en cuenta que será alta gama, será más que deseable una buena óptica, por supuesto.

Conectividad

Pocas novedades esperamos en cuanto a conexiones: Bluetooth, Wi-Fi, DLNA, microUSB, microHDMI y seguramente NFC y OTG. Veremos si el modelo para Europa trae LTE.

Batería

De nuevo, pocas novedades, me temo. Posiblemente nos traiga la nueva batería de 3000 mAh. Esperemos que el software sí esté lo suficientemente optimizado como para que nos dure un día. Eso sí, tal vez tengamos un cargador por inducción. En realidad, personalmente no le veo gran sentido a esta tecnología: ya que tengo que poner juntos el cargador y el dispositivo ¿qué más me da conectarlos o no? Lo que yo espero con ansiedad es la carga a distancia. Eso sí que será un gran avance.

Diseño y materiales

Aún no tenemos ninguna imagen o boceto del aspecto final del Galaxy S IV (la que encabeza este artículo no es si no una recreación), así que no tenemos ni idea de cómo será. Si al final se cumplen las sospechas, las 5″ impondrán un aumento de tamaño, llegando a un perfil de unos 9,2 mm.

En cuanto a los materiales, aquí podíamos discutir durante muchas horas. Con la salida del iPhone 5 y del Google Nexus 4 mucho se ha hablado de la calidad de los materiales, metal y vídrio sobre todo. ¿Ventajas? mejor aspecto y mayor sensación de calidad ¿Inconvenientes? El peso y, tal vez, la fragilidad (eso aún está por ver). Samsung siempre se ha caracterizado por buscar la mayor ligereza posible en sus productos, por lo que suele usar el plástico. Como digo, es cuestión de gustos, pero yo apuesto por una línea continuista del S III.

Y estas son, a mi entender, las características básicas que debería traer el próximo Samsung Galaxy S IV ¿qué creéis vosotros? ¿Qué añadiríais?

Temas relacionados: Samsung Galaxy, Samsung Galaxy Note

VER COMENTARIOS