Selección Xombit Games | Jugando a Nun Attack

COMPARTIR 0 TWITTEAR

En la actualidad del videojuego podemos ver títulos de tiros, de plataformas, aventuras gráficas, educativos, pero como Nun Attack, seguro que no. Esta semana os traemos un juego para todos los públicos en el que un grupo de monjas se aburre de sus quehaceres religiosos y sale del convento por la noche para convertirse en heroínas y salvar nuestro mundo de las tinieblas. Un juego de acción que no dejará indiferente a nadie.

Imagen destacada

En un mundo en el que algunas monjas son retiradas del lado del Señor, y en el que una de ellas se revela contra todo pronóstico y decide dominar el mundo, se basa esta nueva aventura loca de los chicos de Frima Studio Inc. El juego comenzó en sus inicios costando algo menos de un euro, pero ahora ha sido rebajado hasta 0 € con el consiguiente sistema de micropagos en su interior. Las monjas ahora dan caña y de la buena, algo que ya sabíamos algunos. No era normal que estuvieran enclaustradas tanto tiempo sin hacer algo por las noches.

Historia y jugabilidad

Dícese de una monja a la cual habían expulsado de su convento y del mundo divino en su totalidad, y decidió vengarse de todo esto, pasándose al lado oscuro. La mala de la película es la Monja Caída -un buen nombre-, la cual se apoderó del inframundo y querrá conquistar el mundo mortal por medio de la violencia. Pero no estará sola, ya que al ser la dueña de la ultratumba vendrá acompañada por todo bicho y persona zombie que se precie. ¿Y nosotros qué haremos para remediarlo? Bien, pues le daremos con la misma moneda, violencia. ¡Y qué mejor que llamando a un grupo de monjitas que, bajo sus sotanas esconden rifles, pistolas, recortadas y metralletas!

Gameplay 1

Las plegarias ya no son escuchadas en este mundo tenebroso, y debemos recurrir a la ayuda divina de esta monjas. El grupo está formado por cuatro monjas, equipadas hasta los dientes con más armas -un total de 80 con variaciones- que Los Mercenarios en su última película. Pero no sólo tendrán la ayuda ‘divina’ de las armas, sino que se valdrán de hechizos y milagros como buenas monja-brujas que son para derrotar a las tinieblas que intentan dominar la Tierra, ya de por sí, desolada y consumida en la más tétrica oscuridad.

El control es algo tedioso al principio y nos matarán mucho si no lo dominamos bien. Llevaremos al inicio a una de las monjas y más tarde podremos incorporar al resto poco a poco, cada una con sus virtudes. Para movernos desplazaremos el dedo desde la monja hasta la zona y para atacar igualmente hacia el enemigo. Tendremos esqueletos con armas, y bichejos malolientes que salen de debajo de las piedras para lanzarnos viscosos elementos que nos dañarán sin pudor.

El juego está compuesto, por el momento, por 4 mundos con un total de 40 pantallas. Se espera que a medida que pasen las semanas se lancen actualizaciones gratuitas para ampliar la experiencia del título. Cada mundo tendrá un ‘jefe final’ que nos pondrá las cosas muy negras. Deberemos conseguir muchas monedas si queremos potenciar nuestras armas, subir el nivel de cada ‘hermana’ y comprar el resto y más potente arsenal disponible en la tienda del convento. Pero dentro de cada pantalla tendremos varias misiones -un total de 150-, así que no se nos hará corto.

Gráficos y sonido

El apartado visual no sobresale, pero sí le da muchísimo colorido al título. Centrándose bastante en colores fríos del mundo tenebroso, y algo más cálidos en los menús, se entremezclan buenos motivos visuales para no dejar de lado un título así en el market. Todo está representado en dos dimensiones y el dibujado es similar al de series de Cartoon Network como Dexter o el mítico Johnny Bravo. Para ser un juego que no debería destacar por su apartado visual, sino por la extraña historia que nos cuenta, está bastante bien terminado.

Está muy bien conseguido cuando estamos en plena lucha contra los amigos de las tinieblas, y aparecerán las barras de vida sobre cada personaje en pantalla. Y, aunque tengamos que ir cogiendo las monedas que dejan los enemigos al morir, no aparece en la interfaz al montante que llevamos acumulado, sólo al final de la pantalla se nos sumará.

Gameplay 3

El apartado sonoro es de lo mejorcito en el panorama de juegos en Android. Utiliza canciones funky, al más puro estilo de las películas de Ocean’s. La música en los menús estará siempre acompañada con el sonido de la carga de escopetas recortadas, esto será para ponerte en el papel y que no nos relajemos en ningún momento, ni en el menú. Está muy bien implementado todo este apartado en el juego que, además de mantenernos activos, nos anima en todo momento si nos han matado para volver a la carga.

Conclusiones

Este se convertirá en un juego muy atractivo para todos los que buscan algo nuevo dentro del género de la acción. Criaturas de ultratumba, monjas mercenarias, muchas armas, hechizos y milagros se juntan en este título gratuito en Google Play que se nos presenta como una alternativa apta para suplir a los famosos pajarracos en su nueva aventura contra el Imperio. La dificultad del título es lo que más podríamos destacar, ya que nos resulta algo alta pero, los retos están para cumplirlos y superarlos, ¿no?

Lo mejor del juego, es gratis, su historia, longevidad, dificultad, gráficos y música. Y lo peor de todo es que está en inglés o francés únicamente. Esperemos que pronto hagan caso de los usuarios hispanos en todo el mundo y lo traduzcan, porque las monjas no paran de soltar perlas y lindezas antes, durante y después de cada batalla. Corre, y bájate ya los 175 Mb que ocupa si tienes un terminal con una versión superior a Android 2.2.

Googel Play | Nun Attack

¡Únete a nuestro canal de Telegram con lo más destacado del día y las mejores ofertas Android!

Únete a nuestro canal de Telegram
Archivado en Frima Studio Inc, Juegos Android, Nun Attack, Xombit Games
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (17)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion